INAH trabaja protocolos para futura reapertura; le recortan 750 millones de pesos

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández. Octavio Gómez El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández. Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras dar a conocer que se dio por concluida la conmemoración por los 80 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), su director, Diego Prieto, emitió un mensaje en video en donde tocó tres puntos preponderantes:

Un recorte por 750 millones de pesos a los tres mil 918 millones de pesos asignados en el año derivados de la reorientación de recursos por el covid-19; los protocolos, a través de un semáforo por entidades, para coordinar una futura reapertura de museos y zonas arqueológicas; y acatar la disposición federal de no despedir a nadie, incluyendo a trabajadores por capítulo 3000.

Sobre este último tema, en Twitter se promovió el hashtag @YAPpagameINAH, con el que se cuestionó el mensaje videograbado “que seguramente fue para evitar cuestionamientos”, y otros más relativos al retraso en pagos en donde se lee:

“Entonces la culpa de que no nos paguen puntualmente este año es del covid-19 (a ver con que salen el 2021), por que no, a las autoridades no les interesa la problemática laboral en el I#NAH”.

Vía la página web del instituto, en comunicado y en la cuenta oficial de YouTube (INAH TV), donde desde el año pasado el instituto ha dado a conocer mensajes video-grabados de relevancia, Prieto dijo que el recorte es derivado de las obligadas medidas de austeridad y el esfuerzo por reorientar el presupuesto público ocasionados por el covid-19.

Se le escucha decir en el video publicado la noche de este martes 26, después de emitir información relativa al hallazgo de un velero y posterior a hacer referencia a una exposición virtual de objetos prehispánicos que se colocará en la página web https://azcapotzalcoherencia.com:

“Con un presupuesto asignado al INAH en el Presupuesto de Egresos de la Federación, de tres mil 918 millones de pesos y un horizonte de recuperación de recursos autogenerados por arriba de 800 mdp, el año 2020 pintaba mejor que 2019; que cerramos en buenos términos, gracias al apoyo de las secretarías de Cultura y de Hacienda, que autorizaron ampliaciones líquidas a nuestro presupuesto original por 410 mdp, además del reintegro de 510 mdp de recursos autogenerados”.

También afirmó que a pesar de que la Jornada Nacional de Sana Distancia concluye de manera oficial este 31 de mayo, ello no significa la reanudación general de las actividades en el INAH, reapertura de museos y zonas arqueológicas o el regreso de labores a centros de trabajo, pero adelantaron que se coordinan con la Secretaría de Cultura y de Salud para un próximo retorno en dichos recintos a través de “semáforos” por entidades:

“Esta semana, en coordinación con la Secretaría de Cultura, y en apego a los lineamientos establecidos por la Secretaría de Salud, daremos a conocer los protocolos específicos para la atención de las medidas de higiene, sanitización, control de acceso, aforos, sana distancia y, en general, el cuidado de la salud de trabajadores, visitantes, estudiantes y usuarios, en espacios culturales y centros de trabajo del INAH, de acuerdo con el escenario definido por el semáforo en cada entidad y con el tipo de lugar del que se trate:

“Espacio público abierto (zonas arqueológicas); espacio público cerrado (museos, monumentos históricos, auditorios o bibliotecas); oficinas, laboratorios y áreas de atención de trámites, y escuelas”.

Y relativo a contrataciones, en apego a las medidas emitidas en abril por la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico, así como de la Función Publica, se cancelan contratos o cualquier compromiso de gasto que se hubiera pretendido después del 16 de abril, además de asegurar que no se despedirá a nadie —derivado del Decreto Presidencial— señalando ese acto como el límite de la contracción presupuestal, el ahorro y de manera solidaria:

“Uno: no despedir a nadie, incluyendo a los compañeros contratados por capítulo 3000. Dos: no afectar la tarea sustantiva del Instituto, en particular la que corresponde a nuestras obligaciones establecidas en la Ley, y a los compromisos con programas prioritarios del gobierno, incluyendo la restauración de los bienes culturales afectados por los sismos de 2017. Y tres: no afectar las remuneraciones y prestaciones de los trabajadores.”

Tras lo anterior llamó a los trabajadores, la comunidad cultural y público en general a prepararse rumbo hacia una “nueva normalidad”, y en especial repensar el encuentro entre Europa y América, pues el próximo año se conmemorarán los 500 años del encuentro entre España y México-Tenochtitlán.

Comentarios

Load More