Animal Político y Contralínea acusan ataques cibernéticos contra sus portales

En los últimos días, los mediosAnimal Político y Contralínea denunciaron ataques cibernéticos en contra de sus sitios de internet En los últimos días, los mediosAnimal Político y Contralínea denunciaron ataques cibernéticos en contra de sus sitios de internet

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – En los últimos días, medios como Animal Político y Contralínea han denunciado ataques cibernéticos en contra de sus sitios de internet, en tanto que la periodista Carmen Aristegui ha acusado señalamientos difamatorios contra su vida personal.

En lo que se refiere a Animal Político, su director, Daniel Moreno Chávez, aseguró que entre las 23:00 horas del 25 de mayo y la 1:00 de la madrugada del día siguiente se registró un ataque que estaba dirigido específicamente a reventar su sistema de suscriptores.

Moreno Chávez informó también que este es el quinto ataque contra el sitio periodístico en mayo de 2020 y el décimo en menos de un año. Sin embargo, destacó, el de la noche del 25 es el más complejo y sofisticado del cual, además, desconocen su origen.

De acuerdo con la organización Artículo 19, el ciberataque en contra de Animal Político tuvo como objetivo reventar el sistema de suscripciones del portal al recibir más de 2 mil solicitudes por minuto, las cuales, además, eran hechas con tarjetas con reporte de perdidas o robadas bajo los nombres de “Carlos Weba” o “Carlos Muerte”.

Con esas directrices, la organización sugiere que el fin último era señalar a Animal Político de cometer fraude, lo que podría derivar en la suspensión y hasta cancelación de la campaña que implica una fuente de ingresos para el medio y, por tanto, para sus operaciones.

“Los ataques informáticos contra Animal Político son una agresión a la labor periodística y al derecho a la información tanto de los lectores suscritos, como de todo aquel que busca información a través del medio”, señala Artículo 19.

En tanto, Contralínea, dirigido por Miguel Badillo, denunció ante el Mecanismo de Protección a Periodistas de la Secretaría de Gobernación un ciberataque a su sitio de internet, aunque esté no fue especificado.

Además, señaló que un “editor anónimo” alteró su descripción en el sitio web Wikipedia y los señaló de basar su política editorial en el “encubrimiento”.

De acuerdo con Contralínea su entrada en Wikipedia decía originalmente:

“Contralínea documenta la corrupción, el abuso de poder, las violaciones a los derechos humanos, y los movimientos de emancipación de los pueblos; con lo cual responde a las necesidades informativas de la sociedad, de la que es parte”.

Y fue cambiado por esta:

Contralínea es una revista mexicana de publicación semanal, que basa su política editorial en tres pilares: compromiso con la verdad, responsabilidad con la sociedad e independencia. Y sobre todo el encubrimiento. Mediante los métodos y técnicas del periodismo de encubrimiento”.

La dirección señala que la revista “ha sido objeto de intentos de hackeo”, los cuales se suman a las agresiones que su equipo editorial ha enfrentado a lo largo de su historia.

Además, destaca, este último ataque ocurre a dos días de la publicación de un reportaje sobre las investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera en torno a la presunta corrupción en Notimex durante el sexenio pasado; y a un día de liberar un reportaje sobre los gastos excesivos en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la administración de Luis Raúl González Pérez.

Las agresiones en contra de Animal Político y Contralínea, ocurren días después del acoso en contra de la periodista Carmen Aristegui, cuyo sitio periodístico, Aristegui Noticias, había dado seguimiento a la presunta red de bots operados desde Notimex, a cargo de Sanjuana Martínez, para atacar a periodistas, así como para defender y promocionar la propia agencia.

Dicha situación llegó hasta el punto de que cientos de usuarios de Twitter acosaron a Aristegui utilizando un asunto personal para, aparentemente, desprestigiarla, por lo que la periodista salió a desmentirlo y a fijar una posición.

“Esperamos la respuesta de una investigación formal, desde luego que es lo que cabe dentro de una democracia, pero hemos recibido también una respuesta virulenta muy fuerte del lunes pasado por acá (…) han regresado a un tema recurrente que es falso, pero que lo usan para dañarme en mi vida personal y en la vida personal de mi hijo Emilio”, expresó.

Apenas este martes, Ana Cristina Ruelas, directora regional para México y Centroamérica de Artículo 19, expresó que pese a las expectativas en materia de libertad de expresión que generó el ascenso de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, las agresiones contra periodistas y medios de comunicación no cesaron durante su primer año de gobierno, alcanzando a 609 periodistas y cobrando la vida de 10.

Comentarios

Load More