Hallan restos humanos en crematorio clandestino de Guanajuato

Guardia Nacional, Ejército y Policía Estatal resguardan el sitio en Uriangato donde la CNB verifica el hallazgo de restos humanos calcinados. Foto: Cortesía de Poplab Guardia Nacional, Ejército y Policía Estatal resguardan el sitio en Uriangato donde la CNB verifica el hallazgo de restos humanos calcinados. Foto: Cortesía de Poplab

GUANAJUATO, Gto.- (apro).- La titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Karla Quintana, confirmó que su personal se encuentra verificando el hallazgo de restos humanos en un cerro del municipio de Uriangato, en el sur del estado, donde criminales habrían operado una especie de crematorio clandestino.

La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) tuvo conocimiento del sitio por un reporte directo y algunas notas periodísticas de principios de mayo en las que se informó que elementos de la Guardia Nacional habían dado con ese lugar.

Aunque en ese momento se notificó a la Fiscalía del Estado y ésta envió personal al punto en el que se encontró una especie de hoguera, así como restos óseos y de ropa, la instancia no informó sobre las diligencias periciales o indagatorias que pudo efectuar, ni los hallazgos.

Este martes, personal de la CNB arribó al sitio, ubicado en las inmediaciones de una comunidad rural de Uriangato, en los límites con el vecino municipio de Yuriria, con el resguardo de agentes de la Guardia Nacional, Ejército y Policía Estatal.

En entrevista telefónica con Apro, la comisionada Karla Quintana explicó que para esta visita se solicitó la intervención de la Fiscalía y se coordinó la presencia con los peritos de esta instancia.

Quintana aclaró que la Comisión no ha reiniciado sus búsquedas en los puntos del país que tiene en agenda o registrados junto con colectivos y familiares de personas desaparecidas, pues se lo ha impedido la contingencia sanitaria.

Pero en este caso se tomó la decisión de enviar a personal “a conocer, verificar, descartar o confirmar” el reporte, a pesar de que, en realidad, la Fiscalía General del Estado ya tenía conocimiento del sitio desde principios del mes.

 

El hallazgo

Fue el 5 de mayo cuando elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Municipal de Uriangato se toparon en la colonia Emiliano Zapata con varios hombres en un automóvil y una camioneta que huyeron en cuanto los vieron, por lo que se inició una persecución que terminó justo en el cerro de Cupuato, donde los sospechosos se ocultaron.

En la colonia, los federales encontraron 21 vehículos que contaban con reporte de robo.

Al volver al despoblado e inspeccionar el sitio, las fuerzas federales y municipales encontraron tres camionetas con rastros de sangre y a un lado, un montón de cenizas rodeadas por piedras, restos de ropa y algunos huesos, por lo que notificaron a la Fiscalía.

Veinte días después, este martes 26, en ese sitio al que se llega por un intrincado camino de terracería en un área conocida como “El Llanito”, inició una revisión encabezada por la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, para verificar y explorar a profundidad lo que en la región ya es ampliamente sabido: la existencia de un sitio habilitado como “crematorio” para personas asesinadas por grupos de la delincuencia.

La Comisión pidió la colaboración al gobierno del estado y a la Fiscalía local, a fin de que también se enviara a personal para el resguardo y el trabajo pericial, así como el apoyo de la Guardia Nacional, el Ejército y las Fuerzas de Seguridad del Estado, dadas las condiciones de violencia que asolan a Guanajuato y a esa región del sur del estado.

“Nosotros nos pusimos en contacto con las autoridades estatales y ahorita, en esto -las diligencias en la zona- hay una buena coordinación”, dijo Quintana.

 

Familiares de desaparecidos se quejan por desinformación.

Al conocerse por algunos medios locales la presencia del personal de la Comisión Nacional de Búsqueda y de fuerzas de seguridad, integrantes del colectivo “A tu encuentro”, conformada por familias de personas desaparecidas y de la organización “Sembrando comunidad”, llegaron hasta el lugar con la intención de formar parte de inspección del lugar, pero se toparon con los límites marcados por las corporaciones y no pudieron ingresar.

La noche del martes difundieron un comunicado en el que se dijeron sorprendidos al saber de la existencia de las fosas y de que autoridades federales y estatales se encontraran en la zona sin que se les informara e invitara.

Los familiares de personas desaparecidas agrupadas en estas organizaciones civiles pidieron que se incluya una representación suya en el lugar para conocer las diligencias que allí se realizan “y garantizar que la información respecto a los hallazgos sea transparentada con las familias”.

“Reconocemos que se realicen acciones de búsqueda bajo esquemas de coordinación institucional para atender el llamado que las familias hemos realizado: la búsqueda inmediata de nuestros familiares. Precisamente por eso, nos sorprendió no estar informadas sobre dicha acción de búsqueda, resaltando que el llamado de las familias ha sido en todo momento a estar informadas de las diligencias que se realizan y de los resultados que arrojen en la búsqueda a identificación”, dice el comunicado.

Al respecto, la comisionada Karla Quintana Osuna aclaró que el organismo no ha reiniciado de manera abierta las búsquedas junto con familiares por la contingencia sanitaria, “así que lo primero que quisimos hacer fue verificar”.

Dijo que el organismo debe esperar las indicaciones que emita la Secretaría de Salud para poder retomar las búsquedas con las familias. “Estamos atentos a cómo le podemos hacer para retomar cuando (la Secretaría de Salud) lo considere prudente en términos sanitarios, para poder salir con familias”.

Pero confirmó que en el sitio “ya hubo hallazgos positivos de restos humanos, no podemos decir cuántos en este momento; le toca corroborarlo a las autoridades periciales y todavía seguiremos trabajando. No solamente se hace la labor en la zona en este momento, se hacen labores de prospección antes”.

Quintana también adujo motivos de seguridad para limitar la presencia en el lugar y el resguardo de las fuerzas federales y estatales, pues Guanajuato atraviesa por una ola de violencia que los obliga a tomar varias medidas de protección.

“Sí estaremos en comunicación con ellas (las familias)”, aseguró Karla Quintana; “el hecho de que por cuestiones sanitarias no se puedan realizar con ellas, no significa que no haya la comunicación. Pero en este momento lo importante era confirmar que existía ese punto; confirmar, verificar o descartar antes de dar cualquier información”.

“Se trata -insistió- de la seguridad sanitaria y de la seguridad de las personas en la zona, dadas las condiciones (de violencia) en la región”.

Por su parte, la Fiscalía de Guanajuato emitió un comunicado este jueves en el que también confirmó las diligencias efectuadas en Uriangato, “donde comisionó a un equipo multidisciplinario de profesionales en la búsqueda de indicios que advertían la comisión de un delito”, en la comunidad Ejido Cupuato.

Allí, los peritos localizaron “varios fragmentos óseos en estado de calcinación, siendo embalados y llevados a los laboratorios para su estudio. Asimismo, se encontraron otros indicios”.

Según la Fiscalía, estará “informando puntualmente del resultado de esta diligencia una vez concluidos los primeros estudios forenses y de laboratorio” a los familiares de personas desaparecidas en Guanajuato. (Con información de Edith Domínguez).

Comentarios

Load More