España da luz verde a extradición de Alonso Ancira a México

Alonso Ancira compareció hoy en la vista de extradición a México que celebró la Sala de lo Penal Sección Primera de la Audiencia Nacional de España. Foto: Twitter Alonso Ancira en su comparecencia ante la Audiencia Nacional de España. Foto: Twitter

MADRID (apro).- La Audiencia Nacional española declaró procedente la extradición a México del empresario Alonso Ancira, accionista mayoritario de Altos Hornos de México (AHMSA) para enfrentar delitos derivados de la presunta trama corrupta en la compraventa de la planta chatarra de Agro-Nitrogenados a Pemex, de acuerdo al auto del tribunal.

La defensa del empresario, quien vive en Mallorca en libertad condicional tras el pago de una fianza de un millón de euros, tiene tres días una vez notificado para presentar un recurso de súplica ante el Pleno de la Sala de lo Penal de la propia Audiencia Nacional.

Apro buscó al abogado de Ancira, Manuel Ollé, para ver si va a recurrir el auto de la sección primera de la Sala de lo Penal, sin obtener respuesta hasta la publicación de esta información.

Ancira y su defensa han alegado en el tribunal –y el primero en declaraciones a los corresponsales mexicanos tras su detención—, ser objeto de una “persecución política” en México.

Desestiman intencionalidad política

Sin embargo, el auto de la sección primera de la Sala de lo Penal, que firman la magistrada presidenta y ponente María Riera Ocariz y los magistrados Jesús Gutiérrez Gómez y Fermín Echarri Casi, no comparte el argumento y consideran que los hechos documentados en la demanda de extradición presentada por la Fiscalía General de la República (FGR) mexicana tienen una “clara apariencia delictiva”, lo que basa su decisión de declarar procedente la extradición del empresario a México.

“El interés de los medios de comunicación de México por los hechos objeto de extradición, incluso el interés de los políticos por esta cuestión, comenzando por el presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador), no diluye la apariencia delictiva de los hechos analizados”.

Y prosiguen: “Desgraciadamente en España sabemos bien que hechos de gran relevancia mediática y política pueden ser simultáneamente constitutivos de delito y el interés de los medios y de la política por tales hechos no elimina su naturaleza delictiva”.

Esta conclusión la ofrecen a pesar del voluminoso dossier de prensa escrita y audiovisual, con noticias de medios de comunicación de México, España y Estados Unidos que presentó la defensa, que tratan el proceso de venta de la planta de fertilizantes de Agro Nitrogenados a Pemex, incluidos los archivos audiovisuales del presidente Andrés Manuel López Obrador en los que aborda el asunto.

Asimismo, el auto del tribunal considera que el alegato de la defensa sobre la supuesta pretensión de México para que la detención de Ancira se produjera en España y no en Estados Unidos –por la doble nacionalidad del empresario, mexicana y estadunidense— advirtiendo una posible dificultad añadida para lograr la extradición, no rebaten los hechos documentados.

Los magistrados advierten que no alcanzan a comprender qué especial interés podrían tener las autoridades mexicanas en que Ancira se hallara en España para pedir su detención y extradición.

“Siempre habría resultado menos costosa su detención en el propio Estado demandante (México) y no esperar a que el reclamado se trasladara a un determinado Estado más favorable a la demanda, como sugiere la defensa.

Doble incriminación

La sala acuerda su entrega al constatar que se cumple con el principio de “doble incriminación”, es decir, que los hechos relatados en la demanda de extradición tendrían encaje en el Código Penal español y se corresponde con delitos de blanqueo de capitales, cuyo antecedente sería un delito de cohecho, un delito de tráfico de influencias o delito de fraude a la administración.

El auto de extradición 8/2020, de 28 páginas, ofrece paso a paso el detallado mecanismo de “ocultación de fondos que habría tenido lugar en el momento en que Ancira a través de su sociedad AHMSA transfiere a la sociedad Tochos Holding LTD la cantidad de 3.4 millones de dólares en una cuenta del banco suizo UBS AG cuyo beneficiario es Emilio Ricardo Lozoya Austin, exdirector de Pemex, y luego su hermana Gilda Susana”.

Esos recursos salen de nuevo a la superficie ya “lavados” cuando “Lozoya adquiere una casa en Ciudad de México”, en la colonia Lomas de Bezares, en noviembre de 2012, “y Tochos Holding realiza dos depósitos por una cantidad total de 2.580.000 dólares a favor de la vendedora de la vivienda”.

La compraventa de la planta

Según la demanda de extradición, la transferencia de 3.4 millones de dólares fue en concepto de pago recibido por Ancira por la firma del contrato de compraventa de la planta de fertilizantes que pertenecía a la filial de AHMSA y que fue vendida a una sociedad filial de Pemex, por un precio muy superior al de su auténtico valor, pues Pemex pagó por ella 275 millones de dólares, cuando la planta llevaba inactiva 14 años y había sido tasada en 58 millones”.

Las transacciones de Ancira a Lozoya se produjeron durante 2012, cuando éste colaboró primero en la campaña de Enrique Peña Nieto, como candidato a la presidencia y, tras el triunfo de éste, como responsable de las relaciones internacionales del equipo de transición del candidato ganador.

Una vez nombrado director de Pemex, Lozoya favoreció a Ancira con la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados.

El 17 de diciembre de 2013, ante el Consejo de Administración de Pemex, Lozoya propuso la aplicación de recursos de la paraestatal para la rehabilitación de la planta adquirida, con incrementos desmedidos en perjuicio de las finanzas de Pemex.

Nota relacionada: Ancira rechaza su extradición a México y se dice víctima de persecución política 

 

Load More