En Veracruz, ratifican por nueve años a la fiscal Verónica Hernández

Verónica Hernández Giadans juró al cargo de procuradora en el Congreso de Veracruz. Foto: Especial Verónica Hernández Giadans juró al cargo de procuradora en el Congreso de Veracruz. Foto: Especial

XALAPA, Ver. (apro).- Verónica Hernández Giadans fue ratificada esta tarde como fiscal general por los próximos nueve años.

Con 38 votos a favor y 12 en contra, el pleno del Congreso local votó para nombrar a Hernández como titular de la Fiscalía General del estado (FGE), con lo que dejó ser “encargada de despacho”.

El pleno legislativo desestimó el parentesco sanguíneo de la exdirectora jurídica de la Secretaría de Gobierno con Guadalupe Hernández Herviz, ‘La Jefa’, operadora del grupo criminal Los Zetas en el sur de Veracruz quien, salió de prisión el pasado 18 de septiembre tras obtener un amparo federal.

‘La Jefa’, cercana al líder zeta Hernán Martínez Zavaleta, ‘Comandante H’ –detenido en Cárdenas, Tabasco, en el 2017–, obtuvo la libertad 15 días después de que su prima-hermana, Verónica Hernández Giadáns, fuera ungida como encargada de despacho de la FGE.

Con el rechazo de la oposición – Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI)–, este jueves, muy sonriente y llevándose las manos al corazón, Hernández tomó protesta y dio las “gracias” a los diputados de Morena que votaron por ella.

Las legisladoras panistas Monserrat Ortega y María Josefina Gamboa criticaron la forma desaseada en que fue ungida Verónica Hernández, pues sin separarse un solo día del cargo, como sí lo hicieron los demás aspirantes, concursó para el puesto al que llegó desde septiembre del 2019.

Los lazos de Hernández Giadáns con ‘La Jefa’, quien también trabajo como “informante” de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el bienio del panista Miguel Ángel Yunes Linares, nunca fueron clarificados del todo, pese a que Hernández Herviz aún tiene dos carpetas de investigación abiertas (23/2017 y 22/2017) en la FGE, donde su prima es titular.

Ambas por el delito de secuestros cometidos en febrero de 2017 en la capital del estado. Las víctimas fueron el dueño del bar Marshall y un empresario florista.

El panista Jorge Winckler Ortiz, antecesor de Verónica Hernández, se encuentra prófugo de la justicia, acusado de tortura y desaparición forzada de un empleado de la dependencia que dirigió.

De acuerdo con el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, Winckler fue un fiscal “que protegió” a diversos delincuentes adscritos al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La toma de protesta de Hernández Giadáns se dio en medio de un fuerte operativo de seguridad. Minutos antes de la votación en el Congreso local, un centenar de granaderos y elementos de Fuerza Civil rodearon el recinto legislativo para “blindarlo”.

Las diputadas Monserrat Ortega y María Josefina Gamboa calificaron el acto como un “secuestro” de la casa del pueblo, en aras de que Morena escogiera a un fiscal a modo.

“Quieren ocultar sus ilegalidades y tropelías. Protegen sus raterías, por eso quieren imponerla”, acusó Gamboa.

Y en el Congreso local, aprovechando la cuarentena por la pandemia de covid-19, la Junta de Coordinación Política, con mayoría de Morena, eligió no sólo a la fiscal general, también al fiscal Anticorrupción y a los dos nuevos comisionados del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI).

En este último caso, los dos únicos votados a favor fueron el exregidor del PAN y exfiscal Anticorrupción, José Alfredo Corona, y Magda Zayas, asesora política de la exdiputada duartista Mónica Robles.

Comentarios

Load More