Doctor Payaso y el arte de reír sanando

Algunos de los 300 voluntarios de la asociación civil Doctor Payaso. Foto: Tomás Torres Guzmán Algunos de los 300 voluntarios de la asociación civil Doctor Payaso. Foto: Tomás Torres Guzmán

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Niños y adultos deprimidos reaccionan con risas y alegría durante su confinamiento hogareño al recibir aliento y simpatía, vía virtual, por parte de personas que, con su redonda nariz roja, quieren sanarlos con cariño, brindarles apoyo psicológico y empatía lúdica.

Se trata de la asociación civil Doctor Payaso, formada por alrededor de 300 voluntarios con vestimenta colorida, quienes desde hace una década comenzaron su solidaridad contra la deshumanización, visitando a enfermos y alentando a sus familiares en los grises hospitales de Veracruz, Estado de México y la capital mexicana.

Tras Proceso recibir en la aplicación telefónica Whats App un video donde el Doctor Chiflón explica su labor humanitaria con otros colegas en estos días de “quédate en casa”, el reportero marca al número telefónico proporcionado por el sitio doctorpayaso.com (+52 55 3899-9466) para concertar una entrevista. Tras la característica nariz roja brillante y redonda, se escucha una amable voz femenina:

“Soy Mariazel Calderón, mejor conocida como La Doctora Locurita, y en Doctor Payaso A.C., nuestra misión desde hace nueve años es sanar con humor y alegría. Esto lo empezamos con visitas a pacientes niños o adultos en hospitales, buscando acompañarlos a través del juego en las clínicas.”

–¿Cómo se prepara alguien para convertirse en una Doctora Payaso?

–Tomamos una certificación de cinco meses con herramientas de coaching ontológico, cuyo objetivo es que el paciente se conozca a sí mismo, yo les hago preguntas a las personas para que cada una obtenga sus respuestas particulares de acuerdo a sus propias experiencias de vida. También llevamos en esa certificación cursos de sicología positiva, arte clown, inteligencia emocional y tanatología, que es el conocimiento científico de la muerte, sus ritos y significado concebidos como disciplina profesional, que integra a la persona como un ser biológico, social y espiritual, para vivir en plenitud.

Han realizado unas 2 mil brigadas por una veintena de hospitales en Veracruz, Estado de México y la CDMX, donde se beneficiaron más de 55 mil personas en 36 mil horas de visita. Explica que “Doctor Payaso fue fundada por cuatro amigos”, destacando Alex García, el Doctor Chiflón. Asimismo, Carlos Loza, Dr. Cleto; Mirana de Lucía, Doctora Wabi-Sabi; Pay Campos, Dra. Corazones; Silvia Pérez, Dra. Rebelde; Montserrat Peña, Dra. Grinchi, y Linda Álvarez, Dra. Red Freckless (“los perfiles de nuestros candidatos son de lo más variado sin importar la profesión, podemos ser médicos o maestros, pero debemos ser mayores de 18 años, somos ya unos 300 en México”).

–¿Qué significa curar a través de la nariz roja?

–Si bien no podemos transformar la historia de sufrimiento en una persona que ha está hospitalizada de gravedad ni la de familiares y amigos que han perdido a alguien o tienen a algún enfermo terminal, o sea, no podemos quitar el dolor, sí creemos que podemos transformar ese espacio, y esa es la magia de la nariz roja.

“Por medio de la nariz roja lo que justo anhelamos en transformar el desánimo a través de los juegos, escuchar a las personas, dar la empatía, proporcionar nuestra compañía, abrazar ese espacio de bienestar en el paciente, su familia e, incluso, sensibilizar al personal médico.”

–¿Por qué es importante reír en esta pandemia y no sentirnos solos?

–Creo que hemos descubierto mucho alivio al reír estos meses, porque llegan emociones muy extremas a nuestro cuerpo. Sin embargo, el objetivo no es minimizar las emociones que estamos sintiendo, porque éstas se dan para decirnos algo importante. Podemos sentirnos tristes, con incertidumbre, entonces lo importante es deber aprender de estas emociones, darles el espacio que necesitan, atenderlas, pero también saber que no estamos solos.

“Tenemos que buscar apoyo, algunos en nuestros familiares, es un tratar de estar cerca para comunicar lo que estamos sintiendo. A raíz de esta pandemia nos damos cuenta de la imperiosa necesidad que sienten las personas de ser acompañadas y cómo podemos cada uno buscar acompañar a otros. Es algo que habíamos comprobado físicamente en Doctor Payaso desde antes y hoy nos damos cuenta de cómo igualmente podemos estar cerca de pacientes que nos solicitan nuestra visita virtual. Esto ya nos pone contentas”.

De hecho, añade, Doctor Payaso abrió sus visitas virtuales para dar seguimiento a los pacientes que habían estado frecuentando previamente en hospitales. Ver: bit.ly/doctorpayasovisitavirtual.

“Algunos de nuestros enfermos ya se habían ido a recuperar en casa y nos siguieron buscando, así que ampliamos este espacio de acompañarlos pues aún hacemos visitas en hospitales y hoy en casa, lo mismo a niñas que adultos –enfatiza Doctora Locurita–. ¿Y qué pasó? Que justamente por lo que estamos viviendo hay personas que deseaban salir del hospital y una en el confinamiento casero, decaen sus ánimos por sentimientos de tristeza y también estamos para acompañarlos. A ellos y a cualquiera que se sienta solo o pase por momentos difíciles, pues nos hallamos muchos aislados en el hogar, nosotras los podemos atender con gran gusto si solicitan una visita virtual. Siempre habrá un Doctor Payaso del otro lado de la videollamada pantalla para escuchar, compartir y proporcionar alegría a quienes sufren.”

La atención es gratuita y aceptan donativos (dona@doctorpayaso.com). Apoyan a Doctor Payaso, A. C, y su filial Felicidad que Sirve SC, las instituciones y empresas IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, Hotel Veracruz, Diligencias, Alden, Bamboo, ABC, Zebra, Vima, GNP, Presidente Intercontinental, Lusa, Johnson & Johnson, Abbott y Novartis, entre otras.

Fragmento del reportaje publicado el 24 de mayo en la edición 2273 de la revista Proceso.
Load More