Hallan cuerpos descuartizados dentro de camioneta en Manzanillo

Camioneta localizada en la localidad de Cedros, Manzanillo. Foto: Especial Camioneta localizada en la localidad de Cedros, Manzanillo. Foto: Especial

COLIMA, Col. (apro).- Este día se registró el hallazgo de varios cuerpos descuartizados en el interior de una camioneta abandonada en la comunidad de Cedros, municipio de Manzanillo.

En medios digitales y redes hubo la versión de que se trata de siete policías estatales colimenses secuestrados, que permanecían desaparecidos desde el jueves pasado en La Huerta, Jalisco.

Sin embargo, luego de entrevistarse con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Enrique Sanmiguel Sánchez, las esposas de los agentes declararon que no hay nada confirmado, pues el funcionario les dijo que todavía no se realizan los exámenes a los restos encontrados.

Hasta el cierre de esta información, la Fiscalía General del Estado (FGE) no había emitido información oficial relacionada con los cadáveres localizados en Manzanillo.

Bajo la condición de mantener reservada su identidad, las cónyuges y otros familiares de los policías desaparecidos señalaron ante representantes de algunos medios de comunicación que acudieron a entrevistarse con el secretario de Seguridad Pública en medio de la angustia por la información de las redes sociales.

“Nos reportó —dijo una de las mujeres— que hasta el momento no hay respuesta porque todo debe llevar un seguimiento para checar los cuerpos de las personas encontradas, no nos aseguraron nada, nos dieron todavía una esperanza, no se ha confirmado que sean ellos y nosotros tenemos la corazonada de que no son ellos porque también sabemos que todo eso lleva un protocolo para la identificación de los cuerpos”.

Otra mujer señaló que no desean dejarse llevar por las redes sociales porque “se dicen muchas cosas amarillistas y no sabemos si es verdad; lo que me importa como esposa es que queremos a nuestros esposos de regreso, que se haga justicia… estamos confiando en Dios que ellos van a regresar sanos y salvos”.

Alrededor de las cuatro de la tarde, la página de Facebook denominada Policías Estatales Colima publicó: “Esto no puede suceder, ya fueron encontrados sin vida los siete compañeros que faltaban”, acompañado de una fotografía de perfil con un moño luctuoso y la frase “Fue un honor trabajar con ustedes”.

A su vez, la agrupación de policías Seguridad, Dignificación Social y Amparo Laboral al Trabajador (Segsalt) A.C. exigió a través de su espacio en esa misma red social la “renuncia impostergable” del gabinete de seguridad del gobierno estatal.

Refirió que en los “acontecimientos tan lamentables” que han ocurrido en Colima no sólo la sociedad colimense ha sido víctima, sino también los cuerpos de policías”.

Según información oficial, desde el jueves 28, diez elementos de la Policía Estatal —siete hombres y tres mujeres— fueron enviados a escoltar a un grupo de inversionistas hacia La Huerta, Jalisco, y cuando retornaban a Colima se perdió la comunicación con ellos, por lo que fueron reportados como desaparecidos junto con dos civiles.

El domingo 31 la FGE informó que la noche del día anterior habían regresado a Colima con vida las tres policías y los dos civiles, quienes fueron liberados en Cuautitlán, Jalisco, y regresaron por sus propios medios, pero siguió siendo desconocido el paradero de los siete agentes restantes.

Aunque la SSP aseguró en un comunicado que los policías llevaban consigo un oficio de comisión, funcionarios del área de seguridad de Jalisco señalaron este lunes en rueda de prensa que las autoridades de Colima no les informaron previamente sobre el ingreso de los policías a su estado, sino que esto les fue notificado hasta el jueves por la noche, cuando ya se encontraban desaparecidos.

Las esposas de los policías comentaron que no era la primera vez que ellos salían del estado para acompañar al estado de Jalisco a los empresarios, cuya identidad no ha sido dada a conocer por el gobierno estatal.

“Los mandaron a hacer una comisión, me dijo a mí que iba con unos empresarios y no era la primera vez que iba, ya eran como dos veces con ésta, él me dijo que se iba a estar comunicando y ya no tuve contacto con él después de las 11 de la mañana y se me hizo raro porque ya eran las ocho de la noche, las nueve, diez, y dónde iba yo a buscarlo. Entonces llegamos los familiares, las esposas, las mamás a reunirnos y vinimos con el secretario alrededor de las dos de la tarde del viernes y él nos confirmó lo que pasó”, dijo una de ellas.

Entre sollozos, otra de las mujeres suplicó: “Yo lo único que pido a las autoridades es que por favor los busquen, que no bajen la guardia, porque son unos ejemplos ellos, lo daban todo, amaban su trabajo como cualquier policía que quiere cuidar a los ciudadanos, se entregaban mucho, eran los más destacados, muy buenos policías y muy buenas personas, siempre buscando lo mejor para el estado”.

Comentarios

Load More