Hay órdenes de aprehensión por caso Ayotzinapa; el GIEI no tendrá límites: AMLO

La FGR consiguió nuevas órdenes de aprehensión por la probable implicación de exservidores públicos en la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa Foto: Octavio Gómez La FGR consiguió nuevas órdenes de aprehensión por la probable implicación de exservidores públicos en la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La Fiscalía General de la República (FGR) consiguió ya nuevas órdenes de aprehensión por la probable implicación de exservidores públicos en la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

“Según los informes que presenta la fiscalía, se han otorgado por la autoridad judicial órdenes de aprehensión para servidores públicos involucrados en este caso. […] No tengo el dato exacto, pero ya hay órdenes de aprehensión”, señaló.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la investigación sigue abierta y que la secretaría de la Defensa Nacional está coadyuvando en el esclarecimiento, de manera que ha aportado pruebas y documentales que están ya en la FGR.

En su conferencia de prensa matutina, realizada desde Mérida, Yucatán, en su segundo día de actividades con los que ha roto el aislamiento, el mandatario sostuvo que en el caso no habrá impunidad y que busca saber que sucedió y dónde están los jóvenes.

Además, aseguró que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no tendrá limites en sus actuaciones, inclusive, permitiendo que dicho grupo pueda interrogar a mandos castrenses.

“Queremos saber la verdad”, sentenció.

La desaparición de los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, conocida como Normal de Ayotzinapa, ocurrió entre las últimas horas del día 26 y las primeras del 27 de septiembre de 2014.

El caso marcó un parteaguas en el temprano sexenio de Enrique Peña Nieto, en tanto errores, tropiezos y una “verdad histórica” insuficiente, así como la expulsión del GIEI mantuvieron vivos los reclamos por el esclarecimiento que, al cambio de administración, reabrió el caso, asumiendo entre sus compromisos la recepción del grupo dependiente de la CIDH.

Hoy, al ser cuestionado sobre el caso, el presidente López Obrador describió el asunto como “una espina clavada en el corazón” que el duele a México y ofreció que no funcionará el pacto de silencio entre los autores y responsables, reiterando que no habrá impunidad.

“No habrá impunidad, tenemos que aclarar lo que sucedió, saber dónde están los jóvenes y tiene que haber justicia en este caso.”, finalizó.

Comentarios

Load More