Biden critica a Trump por dividir a su país y lo tilda de racista

Joe Biden habla en Filadelfia el martes 2 de junio. Foto: AP / Matt Rourke

WASHINGTON (apro) – Joe Biden, exvicepresidente de Estados Unidos y virtual candidato presidencial por el Partido Demócrata criticó al presidente Donald Trump por dividir a su país en lugar de unirlos en medio de los disturbios en las calles de diferentes ciudades, y lo tildó de racista.

“Declarar que cuando empiecen los saqueos empiecen los balazos, eso solamente lo dice un racista”, afirmó Biden en referencia a lo dicho la semana pasada por el presidente Trump antes de que subiera el fervor de los disturbios que se han expandido por más de 170 ciudades.

En un mensaje dirigido a los estadunidenses desde la ciudad de Filadelfia ante lo ocurrido con George Floyd –quien murió por asfixia en manos de la policía de Minneapolis, lo que detonó las manifestaciones– Biden no reparó en sus críticas al primer mandatario.

“No permitiremos que cualquier presidente nos silencie, no dejaremos que aquellos que ven a esto como una oportunidad de sembrar caos avienten una cortina de humo para distraernos de las quejas legitimas que están al centro de estas protestas”, puntualizó Biden.

Trump y la biblia

También en un mensaje a la nación desde la Casa Blanca, el lunes por la tarde Trump criminalizó a todos los manifestantes y los amedrantó con militarizar las calles de las ciudades donde se llevan a cabo las protestas, procesarlos judicialmente y enviarlos a prisión por un largo tiempo.

“Ayer el presidente sostuvo la biblia en la iglesia de San Juan, sólo deseo que la hubiese abierto una vez en lugar de mostrarla. Si la hubiera abierto hubiera aprendido algo”, indicó el exvicepresidente y candidato a arrebatarle la presidencia a Trump.

Después de su mansaje a la nación, el presidente salió caminando para dirigirse a la iglesia de San Juan, ubicada al frente de la Casa Blanca, por lo que la policía y agentes del servicio secreto dispersaron con violencia a quienes se manifestaban pacíficamente en la calle.

Los policías dispararon balas de goma y arrojaron gas lacrimógeno para alejar a los manifestantes a la fuerza y formar una valla humana de oficiales fuertemente armados para que Trump fuera y viniera tranquilamente caminando de la Casa Blanca a la iglesia.

Frente al recinto religioso, Trump posó para los fotógrafos levantando con su mano derecha la biblia, lo cual indignó de inmediato a varios líderes de diferentes credos que recriminaron al presidente por instigar el uso de la fuerza bruta en los disturbios y decretar toque de queda.

De acuerdo con sondeos de diferentes medios de comunicación estadunidenses, Biden lleva una ventaja de entre ocho y 10 puntos porcentuales sobre Trump en la tendencia electoral de los estadunidenses que definirán el futuro presidencial el próximo martes 3 de noviembre.

Nota relacionada: Trump amenaza con despliegue militar para recuperar el control de las calles en EU

 

Load More