Vigilados por instancias internacionales, procesos de licitación para Tren Maya: Fonatur

El 2 de junio, la alcaldesa de Maxcanú, Reyna Marlene de los Ángeles Catzín Cih, acompañó al presidente López Obrador en el banderazo del inicio de obras del Tren Maya. Foto: Twitter @TrenMayaMX El 2 de junio, la alcaldesa de Maxcanú, Reyna Marlene de los Ángeles Catzín Cih, acompañó al presidente López Obrador en el banderazo del inicio de obras del Tren Maya. Foto: Twitter @TrenMayaMX

MAXCANÚ, Yuc. (apro).- El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, afirmó aquí que los procesos de licitación para la construcción del Tren Maya, incluido el tercer tramo que se adjudicó al consorcio Indi-Azvi, fueron “abiertos, transparentes y vigilados por instancias internacionales”.

A mediados de mayo pasado, en medio de fuertes cuestionamientos, Fonatur anunció que el consorcio integrado por Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., Construcciones Urales S.A. de C.V. y la española Azvi S.A.U., obtuvo la licitación con una propuesta de 10 mil 192 millones 938 mil pesos, la segunda más económica para el proyecto.

Gami Ingeniería e Instalaciones es filial de Grupo Indi, que encabeza el empresario Manuel Muñozcano, uno de los constructores privilegiados del gobierno lopezobradorista. La empresa participó en 2005 en la construcción de los segundos pisos de la capital del país, cuando gobernaba el ahora presidente de la República.

Gami también se encargó de la construcción de la actual sede del Senado, en la Ciudad de México, cuya obra inició en 2010 con un presupuesto de mil 699 millones de pesos y terminó costando más de 4 mil millones de pesos.

Hoy, en su intervención durante el evento donde el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de inicio a las obras del tramo 3 del Tren Maya, Jiménez Pons insistió en la legalidad y transparencia de los procesos de licitación de la que será la obra insignia del sexenio.

Nota relacionada:

AMLO pone en marcha obra del tramo 3 del Tren Maya, que costará más de 10 mil mdp

Sostuvo que, además de ser abiertos y transparentes, son vigilados por instancias internacionales.

“La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, mejor conocida como UNOPS, lleva a cabo procesos de análisis en paralelo a los de Fonatur, y manifestó su conformidad con los resultados”, recalcó.

Y argumentó que “en el tramo 3 el consorcio liderado por Grupo INDI presentó la mejor propuesta, tanto económica como técnica; además, trabajamos con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción para garantizar que las empresas locales sean proveedoras o subcontratistas de los tramos que pasan por el estado, así los beneficios llegan a todos”.

De acuerdo con la exposición que Muñozcano hizo en el evento, el tramo adjudicado a Indi-Azvi abarca 172 kilómetros de vía que corren de Izamal, Yucatán, a Calkiní, Campeche. La obra implicará, entre otros aspectos, la colocación de 380 mil durmientes y la remoción de más de 7 millones de metros cúbicos de tierra.

Asimismo, la construcción de seis viaductos elevados de tramo ferroviario, 43 pasos vehiculares y 32 peatonales.

El empresario aseguró que, durante esta obra, una prioridad para el consorcio que encabeza “será la sinergia con empresas y trabajadores locales, favoreciendo así la creación de empleos directos e indirectos en la región”.

Para ello, dijo, el consorcio –en coordinación con Fonatur– ya interactúa con las cámaras empresariales locales, así como con los colegios del gremio.

El Tren Maya “será un afluente de desarrollo social y económico para el sureste del país en el corto, mediano y largo plazos, de tal forma que no dudaremos en participar activamente en el diseño e implementación de programas de carácter social en beneficio de las comunidades más necesitadas de la localidad”, sostuvo.

Destacó que los integrantes del consorcio “por separado tienen inversiones en la región desde 1990”, y entre AZVI e INDI “suman ya más de 150 años de experiencia y profesionalismo en grandes y exitosos proyectos de infraestructura de este tipo”.

Y garantizó: “Este proyecto será uno más de cumplimiento, es nuestro compromiso”.

En otro momento de su discurso, Jiménez Pons informó que, durante la investigación de Fonatur sobre el estado de los derechos de vía para el proyecto del Tren Maya, “nos dimos cuenta que esta parte de la historia también tiene deuda, una deuda con el pueblo de Yucatán”.

Explicó: “Encontramos que existían cuentas pendientes con comunidades y propietarios que no recibieron los pagos por sus tierras cuando se construyeron las vías del ferrocarril, algunos datan de mediados del siglo XX”.

Por ello, finalizó, desde abril pasado el “Tren Maya comenzó a saldar esa deuda histórica pagando a los propietarios de los terrenos que pasan por las vías férreas. Se trata de un acto de justicia con el pueblo del sureste”.

Comentarios

Load More