Bachelet señala impacto del covid-19 en minorías raciales

Michelle Bachelet. Foto: Twitter @mbachelet Michelle Bachelet. Foto: Twitter @mbachelet

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió que la pandemia del covid-19 puso en evidencia “las alarmantes desigualdades” para atender la enfermedad entre las minorías étnicas y raciales, situación que “también alimenta las protestas masivas que se registran actualmente en cientos de ciudades en Estados Unidos”.

En el contexto de la emergencia sanitaria, la Alta Comisionada resaltó que en países con población de ascendencia africana y de minorías étnicas, como Brasil, Francia, Estados Unidos y Reino Unido, la información estadística revela “el impacto devastador del covid-19”, situación que podría estar ocurriendo en otros estados que no registran a las víctimas de forma desagregada por raza o etnia.

“Se discute mucho sobre el impacto deplorable del covid-19 en las minorías raciales y étnicas, pero es menos claro qué se está haciendo al respecto. Es imperativo que los Estados tomen medidas urgentes, por ejemplo, dar prioridad al monitoreo y testeo, aumentar el acceso a los servicios de salud y producir información dirigida a esas comunidades”, dijo Bachelet.

La Alta Comisionada detalló que en Brasil, Sao Paulo registró que la población afrodescendiente tiene un riesgo de 62% más alto de morir que las personas blancas, mientras que el departamento francés de Seine Saint-Denis las minorías reportan “una tasa de mortalidad excesiva”; en Estados Unidos las muertes por covid-19 entre los afroamericanos “superan más de dos veces las de los grupos raciales; en tanto que en Inglaterra y Gales “la tasa de mortalidad de la población negra, paquistaní y bengalí es casi el doble de la de la gente blanca, incluso cuando se toman en cuenta factores de clase económica y sanitarios”.

Bachelet consideró que los datos estadísticos de contagios y fallecimientos por covid-19 revelan que “la marginación, la discriminación y el acceso a los servicios de salud, además de que las minorías suelen desempeñar trabajos en rubros que implican mayor riesgo, como el transporte, la salud y la limpieza”.

La Alta Comisionada urgió a los gobiernos a tener datos desagregados por etnicidad y género de las personas infectadas del covid-19, registro que sólo lo hace el 7% de los Estados, por lo que urgió a los gobiernos a desagregar la información por ser “esenciales para identificar y remediar las desigualdades y discriminación estructurales”, que originaron los altos índices de mortalidad por covid-19.

“La batalla contra esta pandemia no se puede ganar si los gobiernos se niegan a reconocer las desigualdades flagrantes que el virus está sacando a flote. Los esfuerzos para detener al covid-19 y empezar el proceso de recuperación sólo tendrán éxito si se protegen los derechos a la vida y a la salud de todas las personas “, puntualizó Bachelet.

La Alta Comisionada resaltó que en medio de la pandemia, el asesinato de George Floyd en Minneapolis, y las protestas que han seguido en Estados Unidos puso en evidencia “las desigualdades endémicas que han sido ignoradas por mucho tiempo”, como lo es la situación desventajosa de las minorías.

Tras advertir que las manifestaciones masivas en Estados Unidos tras el asesinato de Floyd “están sacando a la luz no sólo la violencia policiaca contra los afroamericanos, sino también las inequidades en las esferas de la salud, la educación, el empleo y la discriminación racial endémica”.

Michelle Bachelet concluyó que los estados “no sólo deben enfocarse en el impacto actual de las disparidades en grupos y comunidades que encaran discriminación, sino que deben abordar las causas de raíz”.

Comentarios

Load More