Soledad Jarquín: Con menos miedo a la pandemia y mucho terror a la injusticia

María del Sol Cruz Jarquín. Foto tomada de Twitter María del Sol Cruz Jarquín. Foto tomada de Twitter

OAXACA, Oax. (apro).- “Aquí estamos en casa, con menos miedo a la pandemia y mucho terror a la injusticia que nos ha horadado el corazón en estos 731 días que han pasado desde tu crimen”, señaló este martes la periodista Soledad Jarquín Edgar al recordar que, a dos años del asesinato de su hija, María del Sol Cruz Jarquín, la justicia no llega.

“Son 731 días sin que la justicia sea una realidad, y estamos aquí para reiterar que aquí seguiremos hasta que la justicia llegue”.

Añadió: “No nos queda la menor duda, las implicaciones políticas, electorales, económicas y de otra índole que se pueden observar en el asesinato de mi hija han hecho necesario un entramado de complicidades, de corrupción, de simulación y de impunidad total en que hoy, dos años después, seguimos esperando justicia”.

Luego resumió que por el caso hay cinco investigaciones, sin ningún resultado sustancial: sólo una persona detenida y vinculada como copartícipe del homicidio, sin que pueda continuar el proceso por inconsistencias de la fiscalía; una persona no vinculada a proceso por robo; ninguna carpeta de investigación relativa a los autores intelectuales del crimen.

Se sabe que hubo dos tiradores, ninguno de los cuales ha sido detenido, y a pesar del tipo de armas utilizadas y del trabajo de María del Sol, la Fiscalía General de la República se negó a atraer el caso, abundó.

Además, existe una carpeta por delito electoral judicializada, y seis meses después no se ha señalado audiencia de vinculación; un funcionario de primer nivel del gobierno de Alejandro Murat implicado directamente por posibles delitos electorales, sin ser llamado a cuenta; un candidato y hoy regidor en el Cabildo de Juchitán, sin ser llamado a cuentas; ocho exfuncionarios implicados por corrupción, quienes no han sido requeridos, y un fiscal cómplice que, lejos de hacer su trabajo, simula.

Por tal razón, “hoy, como lo he hecho antes, vuelvo a pedir la destitución del fiscal general del estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, por su incapacidad para llevar a juicio a los responsables. Se trata del llamado de una ciudadana, de una familia, de las mujeres de Oaxaca que estamos hartas de la impunidad lacerante que campea en Oaxaca”.

En videoconferencia, la periodista resaltó que en los últimos días han puesto en los muros de redes sociales la cara de Sol y las voces de la indignación por la falta de avances, donde avizoran la simulación y los nulos resultados concretos.

“Durante todo este tiempo, las mujeres que nos han acompañado y la familia de María del Sol hemos sido permanentes testigos de la complicidad con la que actúan las autoridades, al negarse a cumplir con su deber para no llegar al fondo de los hechos que determinen sustancialmente quién o quiénes orquestaron el feminicidio, ni quienes actuaron aquella madrugada del 2 de junio de 2018, en que la vida nos cambió para siempre al arrebatarnos una estrella, a nuestro Sol”, abundó la premio nacional de periodismo.

“No nos van a cansar con la dilación y actuaciones omisas por parte de la Fiscalía General de Oaxaca, a cargo de Rubén Vasconcelos Méndez, que a dos años sigue simulando, dejando de lado el contexto completo de los lamentables hechos que terminaron con la vida de una joven mujer que caminaba al lado de la candidata Pamela Itzamary Terán Pineda, al momento del artero crimen, cometido por sicarios y con armas de altísimo poder”.

Jarquín Edgar señaló que mientras la Fiscalía siga armando el expediente como si se tratara de un hecho aislado, un homicidio común, como tantos que se han perpetrado en Juchitán, hay un mar de fondo.

De igual manera, se quejó de que la Fiscalía de Oaxaca sólo de discurso ha dicho que hay varias líneas de investigación, pero lo que han visto en la carpeta es un camino a tientas y lleno de oscuridad para no clarificar el feminicidio.

Advirtió: “No nos va a detener la conducta cómplice y hasta misógina de Araceli Pinelo López, fiscal especializada en Delitos Electorales, quien guardó a costa de su propio prestigio profesional y en obediencia patriarcal, la carpeta que judicializó hasta diciembre de 2019, un año y medio después de los hechos”.

Subrayó: “Nada ha cambiado y lo reitero con la certeza de madre y de periodista: hay simulación, complicidad e impunidad”.

Hizo hincapié en que la tercera carpeta de investigación por el robo de las pertenencias de María del Sol, es decir, cámaras fotográficas y de video, así como su computadora personal, con pruebas irrefutables sobre las actividades que estaba registrando sobre la campaña política, tampoco tiene avances y, lo peor aún, la vinculación judicial se registró un año y dos meses después.

Comentarios

Load More