Villarreal Elizondo y la imprescindible labor del teatro

Rogelio Villarreal Elizondo. Foto: Facebook @teatroespacio.fae Rogelio Villarreal Elizondo. Foto: Facebook @teatroespacio.fae

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Rogelio Villareal Elizondo, quien mucho hizo por las artes escénicas en Monterrey, Nuevo León, falleció el pasado 24 de mayo a los 67 años de edad.

Además de su actividad como director de teatro, Villarreal estaba convencido de que abrir espacios para la creación y la formación teatral constituía una labor imprescindible, y la realizó principalmente en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Los talleres eran para él un espacio formativo eficaz, donde a través de la práctica se podía acceder a la capacitación y al ejercicio de las artes escénicas. Por eso, cuando empezó a laborar fundó, en 1974, el Taller de Teatro Universitario, y después otros en las preparatorias 2, 7 y 8, el Taller de Teatro del Departamento de Extensión Universitaria y el Taller de Teatro de Egresados, en 1979.

Al entrar como docente a la Escuela de Artes Escénicas de la UANL, cayó en la cuenta de la importancia de la profesionalización y especialización de la práctica teatral, y en lo significativo que es una licenciatura para la sistematización del conocimiento y para abrir y mejorar el campo laboral de los teatristas, así que se abocó a la tarea de integrar un equipo para hacer el plan de estudios de Licenciatura de Arte Teatral y de Danza Contemporánea, para convertir la escuela en facultad, frente a la que estuvo de 1998 al 2001. En la actualidad continúa formando profesionales de las Artes Escénicas.

A la par de su compromiso con la educación y promoción artística, Villarreal Elizondo dirigió más de 100 obras y dio prioridad a la dramaturgia mexicana, posicionándola tanto en los escenarios de su estado como en diferentes ciudades de la República a través de muestras nacionales y estatales, festivales y encuentros. Dirigió obras de Vicente Leñero. La que más se recuerda es ‘La mudanza’, que en los ochenta tuvo una vida larga, y recientemente ‘Pelearán 10 rounds’, que estrenó en el Foro Arcadia.

Llevó a escena creaciones de su coterráneo Reynol Pérez, y en 2017 puso en escena ¡La noche que conocí a Miguel Torruco¡, con actores de la Facultad de las Artes Escénicas, para celebrar 20 años de su fundación. Su espectáculo más reciente fue Amsterdam Bulevard, de Jesús González Dávila, en la Sala Experimental del Centro de la Ciudad, en 2018.

Rogelio Villarreal fue muy prolífico impulsando proyectos culturales, talleres, teatros y ediciones de libros. Fue secretario de Extensión y Cultura de la UANL, de 2004 a 2015, y desde ahí proyectó el Colegio Civil Centro Cultural Universitario, el Centro de las Artes y el Taller de Teatro Experimental, que dirigió Sergio García hasta 2017. José Garza, quien trabajó con él por muchos años, lo sucedió en Extensión y Cultura, donde actualmente se acrecienta la promoción y la difusión de la cultura.

Por ejemplo, en estos momentos de emergencia sanitaria ha encontrado formas para mantener actividades culturales y teatrales de manera virtual. Realizó el Festival Alfonsino del 14 al 31 de mayo, con transmisión de conferencias, cortometrajes, entrevistas y animaciones, y dentro de él un homenaje a Villarreal. El pasado fin de semana se proyectó el video de la obra ‘Éxodo’, creada de manera virtual por el Taller de Teatro Experimental, dirigida por Janina Villarreal.

La obra, realizada con celulares desde las casas e interpretada por bailarines en teatro vacío y editada con voces y música, se pudo ver los días 29, 30 y 31 de mayo en Cultura UANL (FB).

Rogelio Villarreal Elizondo fue un hombre que hizo mucho por la cultura en Nuevo León y siempre será recordado como creador y promotor de las artes escénicas.

Comentarios

Load More