Dante Medina y “Fémina parodoxus”, premio Óscar Liera

Dante Medina. Foto: Twitter @literaturainba Dante Medina. Foto: Twitter @literaturainba

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– El 2 de junio se entregó el Premio Nacional de Dramaturgia Óscar Liera de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), al autor jalisciense Dante Medina por la obra Fémina paradoxus.

En conversación para este espacio, el autor cuenta que su texto es una mirada de asombro del hombre hacia la mujer: El personaje femenino le enseña al masculino el camino, porque la fuerza mayor está en la femineidad.

Hay territorios intocados, señala. “Me da la impresión de que las mujeres tienen un secreto entre ellas que no pueden compartir. No es que no quieran, no pueden. Algo profundo en la naturaleza íntima personal, porque son seres eólicos. Tejen muy fino, en la inteligencia, la malicia, la intuición, la sensibilidad. El que dijo sexto sentido femenino no tuvo una puntada, sino un descubrimiento científico”.

El jurado, compuesto por Jorge Dubatti, Antonio Zúñiga Chaparro y Juan Enrique Mendoza Zazzueta, seleccionó la obra –inscrita bajo el pseudónimo “Pájara”–  entre 69 participantes. Y el comité pensó que la obra estaba escrita por una mujer.

¿Es una crítica al papel de la mujer cuidadora?

Dante Medina niega y explica:

“El título es un juego teatral con algo que parece latín.

“Cinco personajes, el principal es una mujer. El asombro del hombre ante la

mujer. Algo tan extraño y tan cautivante. No tiene que ver con el encuentro de dos mundos sino con la actitud femenina de considerar al hombre, este ser inferior que merece que le ayuden y lo guíen un poco, pobrecito. Por ahí va”.

–¿Es una farsa?

–Sí. Yo soy un dramaturgo cómico. Y en todo lo que escribo hay un elogio a la mujer, serio y profundo. Un panegírico a la mujer, sin ser un panfleto feminista”.

Para el autor de obras como Féminus y La Dama de las Gardenias “el tema femenino está en toda mi obra”. Y es que, bromea, “crecí en el harém, fui hijo único entre un montón de hijas. Vivo asombrado de las mujeres y eso me da mucho material para mi escritura”.

El que el jurado haya creído que premiaba a una autora –cree–, quizá se debe a que “escribo como mujer”:

“No hago travestismo político, es natural, me funciona la voz femenina narradora. Toda mi vida he leído sobre mujeres. Y hago cosas muy raras que sólo saben hacer las mujeres. Aunque yo las hago mal”.

Por ejemplo –ríe–, “bordar, ganchillo, doble hilo, punto de cruz…”.

Su primer estreno tuvo lugar en 1974, ¿Quién tiene la bolita?, “obra curiosa, con actores niños y público adulto”. Fueron tres días con la sala abarrotada, refiere, y desde entonces una docena de sus piezas han sido montadas en varias ciudades del país, básicamente en Guadalajara. En 2018 llevó una gira a varias ciudades de España otra de sus creaciones, No me agradezcan la visita (Punta Umbría, Moguer y Soria).

Con 106 libros publicados –entre ellos ediciones como Cuento Completo, Poesía Completa y Novela Completa en cuatro tomos, Medina espera la publicación de su Teatro Completo para el año próximo. Y pronto, la edición de la UAS de la ganadora Fémina paradoxus.

Load More