Cuauhtémoc Blanco se deslinda de investigaciones de UIF y FGR contra sus colaboradores

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, con el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco. Foto: Twitter @cuauhtemocb10 El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, con el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco. Foto: Twitter @cuauhtemocb10

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, se deslindó de la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de colaboradores cercanos, como su mano derecha, José Manuel Sanz, o su apoderado legal, Jaime Tamayo Godínez.

En un comunicado difundido este martes, el mandatario responde a la nota publicada en la primera plana del diario Reforma, titulada “Abren pesquisa a equipo del Cuau”.

En el texto, Blanco asegura que la investigación a que refiere la información “data de tiempo atrás, específicamente cubre del 2012 al 2019, por lo que queda desvirtuado que se haya hecho únicamente en mi periodo como funcionario público”.

Cuauhtémoc Blanco asumió la gubernatura de Morelos el 1 de octubre de 2018.

Luego intenta justificar los montos de los depósitos por los que se lleva a cabo la investigación: “Las personas señaladas son personas económicamente activas desde hace muchos años cuyos ingresos provienen de su trabajo”.

Además, advierte que “en un Estado de Derecho la presunción de inocencia es un derecho fundamental”.

Dice que ha cumplido con su responsabilidad al “otorgar las facilidades a las autoridades competentes de la UIF y de la FGR para realizar su trabajo” con el objetivo “de esclarecer los hechos que son investigados”.

Dijo que las personas que son señaladas “han aportado la documentación comprobatoria (sic) que ampara las operaciones comerciales y personales”, es decir, los depósitos realizados y la compra de bienes inmuebles. Entre los señalados está el jefe de la Oficina de la gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, quien ha sido brazo derecho de Blanco Bravo desde hace décadas.

La esposa de este funcionario, Claudia Mondragón Sánchez, de quien se señala que no tiene ingresos registrados y, sin embargo, compró un departamento en 1.4 millones de pesos, aunque el valor comercial de la propiedad es de 4 millones, y detrás de la venta estuvo la familiar de un alto funcionario del gobierno de Morelos, “lo que implicaría un claro conflicto de interés”.

También es señalado el apoderado legal de su marca comercial “Cuauhteminha”, Jaime Tamayo Godínez, quien ha hecho retiros y depósitos a cuentas a nombre de una empresa fantasma.

Otro es Edgar Riou Pérez, a quien señala como primo y secretario particular del gobernador de Morelos, que hizo “depósitos injustificados a la esposa (Natalia Rezende) y al medio hermano (Ulises Bravo)” de Cuauhtémoc Blanco.

El comunicado finaliza advirtiendo que cuando tanto la UIF y la FGR resuelvan las investigaciones “adoptaré las medidas oportunas en atención a dichas resoluciones”.

Recuerda finalmente que hasta el momento no existe información de una investigación en su contra y se dice dispuesto a atender “cualquier requerimiento de las autoridades”.

Comentarios

Load More