Nace Mazatlán FC: La fuerza (de los negocios) y el desdén (por la afición)

Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz

Atrás quedaron las pifias, omisiones, el desaseo y los desencuentros sobre el equipo de futbol Monarcas, propiedad de Grupo Salinas-TV Azteca, que dejó Morelia y a partir del lunes 8 comenzará sus entrenamientos de pretemporada en canchas de Sinaloa con su nuevo nombre: Mazatlán FC. Poco importó el reclamo de la afición moreliana para ese traslado: se privilegiaron los negocios.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Sin ningún convenio firmado y con sólo una carta de intención, el gobierno de Sinaloa abrió las puertas del nuevo estadio de futbol de Mazatlán para que el otrora club Monarcas Morelia comience a operar, incluso sin que la asamblea de dueños de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) haya autorizado el cambio de sede.

“No hemos platicado los términos del convenio”, suelta el gobernador Quirino Ordaz Coppel en entrevista con Proceso.

El gobernador de Sinaloa se reunirá con Grupo Salinas-TV Azteca después del jueves 11 cuando, le aseguran, se llevará a cabo la asamblea de dueños donde autorizarán el nacimiento del Mazatlán FC y, ahora sí, será oficial que esa ciudad sinaloense tendrá por primera vez un equipo en la máxima categoría del futbol mexicano.

De entrada, el gobierno de Sinaloa pondrá al servicio de Grupo Salinas-TV Azteca el nuevo estadio de futbol mediante un comodato. De los más de 700 millones de pesos que costó construirlo, la empresa de la familia Salinas no puso un peso.

El gobierno federal gastó 400 millones de pesos y el estatal otros 300 para que el Mazatlán FC disponga de los más de 20 mil asientos y palcos. La empresa no pagará nada al gobierno de Quirino Ordaz por explotar el inmueble. “Todo eso lo tendrá que comercializar el equipo. Eso es un gran atractivo para el club”, refiere Ordaz Coppel.

–¿Cuánto dinero van a recaudar por ese concepto?

–No tengo la menor idea. Eso lo harán quienes saben, quienes conocen. Todo lo que implica la publicidad que se venda dentro del estadio también (es para Grupo Salinas).

–¿A qué se comprometió Grupo Salinas-TV Azteca con el gobierno de Sinaloa? ¿Ustedes qué ganan con la mudanza?

–El simple hecho de que se vengan a Sinaloa nos da una presencia permanente de proyección en la televisora donde los partidos serán transmitidos. ¡Es la Primera División! Que vengan los grandes equipos va a mover a gente de todos los estados vecinos, esto atraerá el turismo y traerá una derrama económica en un momento que además es muy oportuno, por la contingencia (por el coronavirus). Nos va a ayudar a la reactivación turística, económica y de imagen.

El 17 de julio arrancaría el Torneo Apertura 2020 donde debutará en la Liga MX el Mazatlán FC. Hasta ahora, de acuerdo a los protocolos sanitarios y al color de los semáforos en los estados por la pandemia del coronavirus, el futbol mexicano se reiniciará sin gente en los estadios.

“Hasta la fecha parece que será a puerta cerrada, no es oficial. Los clubes impulsamos a ver qué podemos hacer, pero lo más probable es que sea a puerta cerrada, dijo el 29 de mayo el vicepresidente de Bravos de Juárez, Álvaro Navarro.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2275 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios

Load More