UNAM e IPN presentan sus lineamientos para el retorno

Ciudad Universitaria de la UNAM. Foto: Benjamín Flores Ciudad Universitaria de la UNAM. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) dieron a conocer los lineamientos que aplicarán para la reanudación de actividades académicas en el contexto de la situación actual de la pandemia de covid-19.

La UNAM destacó que tendrá un retorno paulatino, ordenado y progresivo en todas sus actividades y que éste ocurrirá cuando “la contingencia sanitaria lo permita, las autoridades de salud federales y locales lo autoricen y cuando su comité de expertos considere que es posible regresar”.

En tanto, el director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, anunció el Plan Integral de Regreso a Clases bajo el esquema de la “nueva normalidad”, el cual considera un sistema de enseñanza híbrido que combina la educación presencial y el trabajo a distancia con el apoyo de plataformas virtuales, reingresos alternados y escalonados, la realización de los trámites académicos en línea, así como restricciones a las actividades no esenciales.

UNAM

La Universidad Nacional dio a conocer los lineamientos para tener un regreso a sus actividades regulares en todos sus campi y que atienden a las condiciones para hacer frente a covid-19.

Entre sus principios e indicaciones generales, la UNAM destacó la importancia de tener presente la permanencia del riesgo de infección, la necesidad de mantener una higiene permanente y de procurar realizar, cuando sea posible, trabajo desde casa.

En ese contexto, indicó, la comunidad universitaria en general, así como la de los visitantes (espectadores, proveedores, contratistas, etc.), que accedan a las instalaciones universitarias deberá atender en todo momento las siguientes indicaciones:

Quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con covid-19.

Atender y cumplir con todas las medidas de prevención que le sean indicadas.

Evitar todo contacto físico.

Mantener una sana distancia (de al menos 1.8 metros) con las demás personas.

Usar cubrebocas de forma adecuada (sobre nariz y boca) y otras barreras como caretas o pantallas, en caso de así ser requerido. Las caretas no sustituyen el cubrebocas.

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, o bien limpiarse las manos con gel (con un contenido de alcohol mínimo de 70%).

No tocarse la cara con las manos, sobre todo nariz, boca y ojos.

Evitar tocar, en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, barandales, puertas, muros, botones, etc.

Practicar etiqueta respiratoria al toser y estornudar: cubrirse nariz y boca al toser con el ángulo interno del brazo o con un pañuelo desechable. Este último deberá tirarlo en los contenedores asignados para tales residuos, después lavarse las manos.

Utilizar los filtros de seguridad sanitaria, guardando para ello una sana distancia y siguiendo las indicaciones específicas que en ellos reciban.

Evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al covid-19.

Evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas.

No compartir materiales, instrumentos y cualquier objeto de uso individual.

Evitar, siempre que sea posible, el uso de elevadores. El uso de estos estará reservado preferentemente para la utilización de personas con discapacidad o de edad mayor.

También detalló lo relativo a aforos y condiciones de espacios cerrados, en los que consideró la posibilidad de instalar barreras o la distancia mínima de seguridad. “Cuando así se requiera, se utilizarán señalizaciones que aseguren esta distancia”, indicó.

“En particular, para determinar la capacidad de las áreas destinadas a la atención de trámites se deberá propiciar la realización de estos de forma remota. Para aquellos que sea indispensable realizar en forma presencial, se deberá tomar en cuenta la cantidad normal de trabajadores y personas realizando trámites. Se instalarán barreras físicas de protección y se proveerá a los trabajadores con equipo de protección personal, que consistirá en cubrebocas, caretas y guantes”, detalló.

Asimismo expuso que en el caso de áreas de trabajo donde no sea posible garantizar la sana distancia entre trabajadores, se podrá optar por el trabajo a distancia, horarios escalonados, modificación de turnos, horarios flexibles u otros esquemas que eviten concentraciones de personal en las instalaciones.

Asimismo, anunció, se colocarán de forma estratégica en distintos puntos de las áreas de trabajo dispensadores con gel y con solución desinfectante a base de cloro a libre disposición de la comunidad.

También informó que se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales  y se programarán todas las actividades docentes para que los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales.

“Se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada. De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético”.

El detalle de estas medidas, los protocolos de acción y los responsables del seguimiento están el documento publicado en la página de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.

Politécnico

Al presentar la estrategia de reincorporación del IPN a las actividades académicas y administrativas presenciales durante la Sexta Sesión Ordinaria del XXXVIII Consejo General Consultivo, el director Rodríguez Casas explicó que se garantizará la seguridad sanitaria de alumnos, docentes, personal de apoyo y asistencia a la educación y directivos.

En apego a los lineamientos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), emitidos el pasado 29 de mayo, detalló que en el próximo semestre escolar 21-1, que iniciará el 28 de septiembre del presente y concluirá el 2 de febrero de 2021, los grupos de estudiantes se dividirán para que la mitad asista a actividades presenciales durante una semana, mientras la otra mitad del grupo realizará actividades a distancia indicadas por los docentes, y se irán alternando ambos grupos de forma subsecuente.

“En los salones de clases se deberá definir la programación de quién y cuántos estudiantes asisten por día, considerando el total de integrantes de cada grupo, el número y tamaño de salones, y el número de estudiantes para cada salón. De esta manera, la asistencia diaria en las unidades académicas será de 50 por ciento de estudiantes”, apuntó.

También comentó que se establecerá un mecanismo de asistencia alternada, a través de un esquema de rotación de personas, de manera que siempre se disponga de personal para continuar la actividad académica, administrativa y de servicios de cada unidad para que los estudiantes avancen en su formación académica.

“Cada dependencia politécnica deberá establecer el número de personas que habrán de permanecer en aulas, laboratorios, talleres y oficinas, de manera que asegure conservar el principio de la sana distancia aproximada de 1.50 metros entre las personas”, dijo.

Señaló que el personal docente tendrá flexibilidad de horario, debiendo cubrir sus actividades docentes frente a grupo y la atención a los alumnos. Indicó además que se fortalecerá el programa de capacitación a estudiantes y docentes en el manejo de plataformas digitales de enseñanza para continuar con un sistema híbrido de enseñanza-aprendizaje.

Adicionalmente, el director general del IPN dio a conocer que se llevará a cabo un periodo de recuperación académica presencial del semestre 20-2 del 26 de agosto al 18 de septiembre, dirigido a los estudiantes que no acreditaron alguna de las asignaturas del presente semestre, que se dieron de baja de alguna asignatura, y particularmente quienes que no acreditaron sus asignaturas por no tener acceso a las actividades académicas en línea.

La inscripción se realizará a través de la Plataforma Integral de Administración Escolar (PIDAE) el 24 y 25 de agosto de 2020.

Asimismo, en cada una de las áreas administrativas y de servicios, el personal se dividirá en dos grupos, el primero asiste de manera presencial durante la primera semana y el segundo la siguiente y así subsecuentemente de forma alternada. La segunda semana de trabajo para cada grupo corresponderá a trabajo a distancia.

La Secretaría de Administración garantizará la limpieza profunda de instalaciones y mobiliario, así como la desinfección profesional de las instalaciones, previo al regreso a clases en la nueva normalidad, detalló el IPN en un comunicado.

En la institución se adoptará además el protocolo y las condiciones necesarias que garanticen la seguridad de la comunidad como filtros sanitarios de acceso, uso de gel desinfectante, tapetes sanitizantes, toma de la temperatura, indicación de flujos en pasillos y corredores, y asegurar la sana distancia de las personas, entre otros.

La versión extensa del Plan Integral de regreso a clases bajo el esquema de la nueva normalidad está disponible para su consulta en el portal del IPN.

Load More