La UE acuerda reunión presencial para negociar rescate económico

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, después de la conferencia sobre los resultados de la cumbre de este viernes de la UE. Foto: Twitter @eucopresident Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, después de la conferencia sobre los resultados de la cumbre de este viernes de la UE. Foto: Twitter @eucopresident

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dirigentes de la Unión Europea (UE) sostuvieron hoy una cumbre vía teleconferencia en la que no lograron concretar un plan de estímulo para la recuperación de la economía, colapsada por el coronavirus, pero acordaron una reunión presencial en julio para seguir negociando.

Los 27 países que integran el bloque evitaron entrar en disputas fuertes durante la reunión que duró unas cuatro horas, aun cuando se hicieron patentes diferencias entre algunos de sus integrantes.

Sin embargo, al final emergió el acuerdo para un encuentro en persona a mediados de julio para continuar la negociación de un presupuesto de largo plazo y un paquete de ayudas por un valor total de 1.85 billones de euros.

Plan de reactivación

La discusión también abordó la propuesta de la Comisión Europea para pedir prestado al mercado 750 mil millones de euros para ayudar a reactivar las economías más afectadas por el covid-10, sobre todo Italia y España.

Al respecto, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, urgió desde su cuenta de Twitter a lograr un acuerdo lo más rápido posible.

“Europa debe dar una respuesta a la altura de la crisis del #COVID19 y debe hacerlo rápido. La propuesta de la @EU_Commission, que hoy debatimos en el #EUCO, es un punto de partida, pero debemos alcanzar un acuerdo pronto. Cuanto más tiempo perdamos, más profunda será la recesión”, tuiteó.

Por lo pronto, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, anunció el arranque de la fase de negociaciones.

“Inmediatamente comenzaré negociaciones políticas con los Estados miembros. Tenemos la intención de tener una cumbre física a mediados de julio y tengo la intención de presentar una propuesta antes de esta reunión”, publicó en Twitter.

“Caída drástica”

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, había advertido previamente que la economía de la UE se dirige hacia una “caída drástica” y que sus efectos completos en el mercado laboral aún no son notorios.

“Los líderes han acordado por unanimidad que la gravedad de esta crisis justifica una respuesta común ambiciosa”, dijo a su vez Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en conferencia de prensa posterior.

“Es esencial que no perdamos el tiempo en establecer nuestra recuperación”, opinó.

Sin embargo, el primer ministro sueco Stefan Lofven dijo que los estados miembros de la UE siguen “bastante alejados los unos de los otros”, de acuerdo con una nota de la agencia Reuters.

Aunque todo el mundo quiere firmar un acuerdo durante el verano, Lofven dijo no estar seguro de que esto sea posible.

División

De acuerdo con la agencia británica, los países del norte de Europa, fiscalmente austeros, y el llamado “Club Med” de los países del sur, más endeudados, están divididos en cuanto al tamaño y las condiciones del fondo de recuperación.

Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Austria, conocidos como “Cuatro Frugales” (“Frugal Four”), dicen que el fondo es demasiado grande y que sólo debería consistir en préstamos, ya que las subvenciones tendrían que ser devueltas por todos los contribuyentes de la UE.

El canciller austriaco Sebastian Kurz consideró que el fondo de reconstrucción no debe hacer de Europa una “unión de deuda permanente”, por lo que debe haber un límite de tiempo claro.

“También es necesario analizar en qué se gasta el dinero, cómo se distribuye y a qué condiciones se debe vincular la ayuda”, publicó en Twitter.

Load More