Con divisiones, afectados conmemoran cuarto aniversario del fallido desalojo en Nochixtlán

Una manta contra Peña y Nuño colocada en uno de los camiones incendiados en Nochixtlán en 2016. Foto: Octavio Gómez Una manta contra Peña y Nuño colocada en uno de los camiones incendiados en Nochixtlán en 2016. Foto: Octavio Gómez

OAXACA, Oax. (apro).- Líderes magisteriales conmemoraron este viernes el cuarto aniversario del fallido desalojo en Asunción Nochixtlán, que dejó ocho muertos y 198 heridos, y exigieron justicia por esa “masacre” y delitos de “lesa humanidad”.

El desalojo se realizó el 19 de junio de 2016, en el sexenio de los mandatarios federal Enrique Peña Nieto y estatal Gabino Cué Monteagudo, cuando maestros de la Sección 22 del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), apoyados por padres de familia, realizaron acciones de protesta, entre ellas el bloqueo carretero en Nochixtlán, por la “imposición” de la reforma educativa.

En aquella ocasión, fuerzas del Estado desalojaron violentamente a los maestros y vecinos de Nochixtlán, con saldo de ocho muertos y 198 heridos.

A cuatro años, no hay respuesta al reclamo del Comité de Víctimas de Nochixtlán, que exigen justicia y verdad, reparación del daño y la no repetición de aquellos funestos acontecimientos.

Los sobrevivientes exigieron a la Fiscalía General de la República (FGR) que se judicialice la carpeta de investigación número FED/OAX/OAX/0000820/2016, presentada el 18 de agosto de 2017 en la entonces la Procuraduría General de la República (PGR).

En la denuncia individualizada de los hechos acusaron directamente como autores intelectuales a Peña Nieto, Cué Monteagudo, Miguel Ángel Osorio Chong, quien fungía como secretario de Gobernación, y Enrique Francisco Galindo Cevallos, excomisionado general de la Policía Federal.

Este viernes, en medio de la contingencia sanitaria, el presidente del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de Junio, Santiago Ambrosio Hernández, realizó un mitin virtual con dirigentes magisteriales de diferentes estados.

El líder de la Sección 22, Eloy López Hernández, recordó que en el anterior sexenio “querían darle el tiro de gracia al sindicalismo, pero se equivocaron, no contaban con que la sociedad mixteca saliera a defender a sus maestros (todos los muertos fueron civiles). A cuatro años decimos al gobierno federal y estatal que la paciencia se agota, que los maestros, las autoridades, no podemos quedarnos quietos, no podemos seguir manteniendo la sumisión. No podemos callar”.

Pero en la red social Facebook, víctimas y viudas de “La voz de la justicia”, otro grupo que aglutina a personas de Tlaxiaco y Nochixtlán, denunciaron que “algo raro está pasando o algo se está maquillando”, porque en el Comité de Víctimas primero los desconocieron y ahora realizan diligencias con la Fiscalía General de la República (FGR), sin incluirlos.

José Luis Cruz Aquino, sobreviviente del ataque armado de las policías federal y estatal, y hermano de una de las víctimas mortales de aquel 19 de junio, subrayó: “Todo está muy raro o hay a quienes les interesa que algo salga mal para echar abajo los avances que se hicieron”.

Su argumento es que “no fueron convocados 30 heridos de bala de Tlaxiaco-Nochixtlán, ni los testigos presenciales de las ejecuciones de Jesús Cadena y Anselmo Cruz, quien recibió una bala desde el helicóptero”.

Añadió: “Sin víctimas ¿a dónde se puede llegar? ¿A darle carpetazo o a que no haya culpables? Algo se trama”.

Explicó que inicialmente en el Comité de Víctimas “la consigna nuestra era cero organizaciones sociales y que ninguna debía meter las narices y que la Sección 22 respetara las decisiones de familiares de los caídos y heridos”, sin embargo, dijo, se entrometió el Frente Popular Revolucionario (FPR) y grupos magisteriales que abanderan sin haber participado en ese movimiento.

“Qué fácil es pedir justicia cuando nuestro hermano, nuestro papá, nuestro hijo murió; qué fácil es decir ‘represento a estas personas’ cuando ni siquiera estuviste o conoces a los huérfanos, a las viudas, y que fácil es creer que pides justicia o disfrazan la exigencia de justicia”, apuntó con voz entrecortada.

El caso se sigue analizando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ante la pasividad de las autoridades mexicanas.

Load More