Personal médico protesta frente a la residencia oficial del gobernador mexiquense

TOLUCA, Edomex (apro).- Empleados del Hospital Materno-Perinatal “Mónica Pretelini” se apostaron afuera de la Casa Estado de México, residencia oficial del gobernador Alfredo del Mazo, para exigir la dotación de insumos suficientes y de calidad.

Señalaron que por la falta de equipo, varias decenas de compañeros se han contagiado de covid-19 y recientemente se sumó el deceso de un enfermero.

Apoyados con pancartas donde se leía: “Solicitamos equipo de protección para el covid-19” y “Fuera el secretario del sindicato, doctor Garduño”, los inconformes demandaron la entrega del material o, en su defecto, la renuncia del director del nosocomio, José Anaya.

Expusieron que el pasado viernes 5 entregaron un oficio con sus peticiones y como respuesta recibieron un escrito donde se admitió que los insumos eran insuficientes, y les plantearon el compromiso de hacer un esfuerzo por garantizar la dotación. A dos semanas sólo les fue suministrado más alcohol y gel antibacterial, lamentaron.

Desde el número 305 del Paseo Colón, ubicado en la capital mexiquense, los manifestantes también exigieron respeto a sus derechos laborales, que les otorguen sus vacaciones y descansos, contraten a más personal –porque con los empleados que se encuentran aislados la carga de trabajo se ha incrementado– y detengan las amenazas en su contra por denunciar las carencias.

Indicaron que los insumos no han llegado al hospital, o no han llegado a su destino final, que son todos los trabajadores adscritos al hospital, y en los casos en que se poseen han sido adquiridos por el propio personal.

“No podemos seguir así, estamos ante un enemigo letal y no es posible la falta de equipo esencial a este momento de la pandemia”, señalaron.

Hasta hace un par de semanas el director del hospital reconoció más de 30 empleados contagiados y más de 200 con sospecha.

Comentarios

Load More