Ven crimen organizado detrás de masacre en San Mateo del Mar; hay 2 asesinados más

Despliegue de elementos de la SSP a San Mateo del Mar, Oaxaca. Foto: Twitter @SSP_GobOax Despliegue de elementos de la SSP a San Mateo del Mar, Oaxaca. Foto: Twitter @SSP_GobOax

OAXACA, Oax. (apro).- A 17 podría ascender el número de muertos por la masacre San Mateo del Mar luego que localizaron otros dos cuerpos en Huazantlán del Río, sin embargo falta que la policía entre a levantar los cadáveres, informó la autoridad municipal.

En este marco, familiares de los asesinados clamaron por justicia, pues reprocharon la forma en que fueron ultimados: a golpes, con palos, piedras y pedazos de block, y todavía los quemaron vivos, solo porque se oponían a que se excluyera a las mujeres ikoots o huaves en las asambleas comunitarias.

Este martes fueron identificados los cuerpos de Okass Marissa R. O., y Argelia H. V., así como el de Martín Alfredo R. G., Aquino R. O., Uriel I. C., Rubén A. M., Ileno G. V., Roberto Z., Alejandro H., Nehemias B., Hipólito L. E., Alejandro H. S., Eleno G. V., y Roberto Z. G.

Las autoridades municipales de San Mateo del Mar, a través de un comunicado, denunciaron que “un grupo armado encabezado por quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río, José Luis Chávez Salinas, torturaron, quemaron vivos y asesinaron a 15 de nuestros ciudadanos, incluidas 2 mujeres”.

Agregaron que los hechos fueron orquestados por Camerino Dávalos Larrinzar, Pedro Dávalos Larrinzar, Laura Fiallo Sandoval, Marcelino Ramírez Nolasco, Iván Mateos López y José Luis Chávez Salinas, quienes “son respaldados por quien se dice ser jefe de plaza de un grupo de la delincuencia organizada llamado Gualterio Escandón alias ‘Gual Perol’”.

Acusaron que “este grupo delincuencial aspira a controlar el municipio de San Mateo del Mar por su ubicación estratégica para el tráfico de indocumentados y almacenamiento de combustible robado”.

Las autoridades alegaron que este grupo armado no solamente arremetió contra las mujeres y hombres que defendían sus derechos, sino también acometieron violentamente en los domicilios de varias mujeres como Okas Marissa Rangel Oviedo, ciudadana Ikoots, quien hoy también es parte de las víctimas mortales y a quien previamente habían privado de su libertad junto con sus hijas.

En el comunicado hicieron hincapié que los masacrados solo defendían su derecho de manifestación pacífica para reclamar que el 2 de mayo anterior fueron detenidas y retenidas contra su voluntad dos mujeres, una de ellas con sus dos niñas de 3 y 6 años de edad, por órdenes de quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río.

Nota relacionada: Mandan a unos 160 agentes a San Mateo del Mar tras masacre de 15

“Con gran pesar, hacemos un llamado enérgico a todas las autoridades locales, nacionales, internacionales, así como a todas las instancias posibles, sean o no gubernamentales, a que brinden ayuda humanitaria inmediata a nuestro pueblo”, puntualizó el ayuntamiento de San Mateo del Mar.

“Nuestro gobierno municipal trabaja con toda la dedicación, pero cuando los grupos que solo ven por sus intereses se coluden con organizaciones criminales, nuestras capacidades se reducen de gran manera y se ven limitadas”.

Mencionó que debido a la intervención de la Guardia Nacional fue que se dispersaron parcialmente los ataques, lo cual evitó una desgracia de índoles mayores, pero aun así ni la misma corporación pudo contener los hechos por completo, rescatando con vida solamente a dos de indígenas de nombre Adán N y Rosario N.

Nota relacionada: Reportan al menos 15 muertos tras conflicto en San Mateo del Mar, Oaxaca

“La ley de los ancestros”

En entrevistas difundidas por el Portal Libre Istmo, familiares de las víctimas denunciaron que eran como 28 personas que protestaban en la agencia municipal porque unas mujeres fueron encarceladas sin motivo alguno el pasado 2 de mayo.

Una de las mujeres encarceladas relató: “según ellos porque en tiempos de sus ancestros no tenían derechos las mujeres y querían aplicar esa ley de antes porque no están de acuerdo que las mujeres tengamos nuestros derechos, solamente así van a quedarse las mujeres quietas sin hacer nada”, les dijeron, al tiempo que amenazaron “matarnos y colgarnos porque se iba a hacer la ley de los ancestros”.

La mujer dijo que, al momento que comenzaron a golpearla, corrió y 20 minutos después llegó la policía con gas, por lo que pudo escapar.

“Desgraciadamente los demás fueron asesinados inhumanamente”, sostuvo.

Comentarios

Load More