Liberan a 26 de los 31 detenidos en Celaya; madre y prima de “El Marro” siguen presas

Resguardo de Guardia Nacional y Fuerzas estatales en juzgados de la capital donde presentaron a mamá y prima del "Marro". Foto: Verónica Espinosa Resguardo de Guardia Nacional y Fuerzas estatales en juzgados de la capital donde presentaron a mamá y prima del "Marro". Foto: Verónica Espinosa

GUANAJUATO, Gto., (apro).- De las 31 personas detenidas el sábado en Celaya, 26 fueron liberadas ayer, entre ellas siete menores de edad.

Esas 26 personas eran señaladas de haber participado en los incendios a negocios y vehículos, luego del arresto de familiares directos de José Antonio Yépez, ‘El Marro’, específicamente la madre y una prima del líder del cártel Santa Rosa de Lima.

La FGE informó que continúa integrando la carpeta de investigación en contra de los liberados para presentar acusaciones ante un juzgado penal.

Nota relacionada: Detienen a la madre y hermana de “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima

Este martes, las familiares de ‘El Marro’ fueron presentadas ante la jueza Paulina Iraís Medina Manzano, junto con otros tres detenidos (dos mujeres y un hombre), en una audiencia de control en los juzgados del sistema penal acusatorio ubicados al lado del Centro de Reinserción de Puentecillas, en esta capital.

De acuerdo con lo informado ayer por el Gabinete de Seguridad estatal, en el operativo del sábado 20, coordinado por el Ejército, Guardia Nacional, FGE y Fuerzas de seguridad del estado, “fueron detenidas otras cinco personas en la comunidad de San Isidro Elguera”, en Celaya, entre ellas María Eva “N”, Juana “N” y Rosalba “N”.

El mismo día del operativo, las dos primeras fueron señaladas por autoridades estatales como familiares directos de José Antonio Yépez y presuntas operadoras financieras del cártel de Santa Rosa de Lima.

Nota relacionada: El Ejército blinda la refinería de Salamanca ante amenazas de “El Marro”

“En el lugar fueron asegurados recursos económicos –cerca de 2 millones de pesos–, droga sintética (metanfetamina) y vehículos de distintas marcas”, se indicó en el comunicado del Gabinete de Seguridad.

Y precisó que, “derivado de actos vandálicos relacionados con el cateo referido, fueron detenidas 26 personas”.

Sin embargo, este martes se confirmó su liberación, aunque la FGE aclaró en varios mensajes en Twitter que siguen sujetos a investigación y que la carpeta está en proceso de ser judicializada ante el Supremo Tribunal de Justicia del estado.

También se conoció que siete de ellos eran menores de edad, adolescentes de entre 15 y 17 años de edad, aproximadamente, quienes fueron presentados ante la agencia del Ministerio Público especializado y puestos en libertad mientras continúa la investigación.

“Se integró una carpeta de investigación con el resto de las personas puestas a disposición por bloquear una vía de acceso, daños y otros por entorpecer labores de la autoridad. Esta investigación, una vez terminada, se judicializará”, publicó la Fiscalía en otro tuit.

De igual manera, difundió que con el desarrollo de las investigaciones “se ha identificado a personas que han participado en varios eventos delictivos; esto se dará cuenta oportunamente”.

Este martes, en Elguera, una de las menores liberadas habló con medios de comunicación y aseguró que agentes de las Fuerzas de Seguridad del estado que llegaron a la comunidad los “pasearon” durante cinco o seis horas en los vehículos en que fueron trasladados a Guanajuato.

“Llegaron y dijeron que se iban a llevar a toda la gente, que iban de parte de Jalisco; en el camino a Guanajuato nos decían que nos iban a echar 20 años de cárcel que porque apoyábamos a Yépez, que estábamos bien pendejos”, afirmó la adolescente.

Alegan anomalías en detención de familiares del ‘Marro’

María Eva y Rosalba –madre y prima de ‘El Marro’–, así como Juana Erica, Marlene y Jesús Emmanuel, fueron acusados de delitos contra la salud en su modalidad de posesión de drogas con fines de venta.

Los defensores de las cinco personas presentadas en el Juzgado de la capital alegaron anomalías en los horarios y momentos del cateo efectuado por las fuerzas federales y estatales, según la orden expedida para el mismo, en aparente contradicción con la hora en que se registró la incursión de las corporaciones en la comunidad de San Isidro de Elguera –vecina a Santa Rosa de Lima– y las detenciones realizadas.

Además, señalaron, la droga y el dinero que las autoridades aseguraron haberles incautado “les fue sembrado”, y ninguno de los cinco detenidos, ni los familiares de ‘El Marro’, tienen relación con el cártel Santa Rosa de Lima.

“Los llevaron primero con el Ministerio Público federal, el domingo (21), y no los quiso consignar porque no había con qué”, destacaron los defensores.

La audiencia se realizaba desde esta mañana, mientras elementos de la Guardia Nacional, Ejército y Fuerzas del estado resguardaban los accesos al penal y juzgados.

Inicialmente se desarrolló de manera pública –con acceso a medios de comunicación–, pero cuando los abogados defensores de la madre y la prima de José Antonio Yépez empezaron a cuestionar datos de prueba y la falta de información legible de algunos peritajes en las copias de las carpetas que les entregó la Fiscalía, el representante de esta instancia solicitó a la jueza que la audiencia fuera privada y se excluyera a los medios.

Para ello, el fiscal argumentó que debía ser privada “por motivos de seguridad”, pues la publicidad a través de los medios pondría en peligro al personal del Juzgado y a todos los que se encontraban en la audiencia.

Los abogados defensores de los detenidos rechazaron la solicitud y exigieron que se permitiera la presencia de los medios. “Qué mejor manera de garantizar la verdad, si los eventos en los que fueron detenidos fueron públicos a nivel nacional e incluso internacional… es necesaria la publicidad para evitar que la autoridad siga haciendo las cosas en lo oscurito”, señalaron.

En ese momento el fiscal dijo a la juez que la noche del domingo 21 recibieron la llamada anónima de un hombre que entre insultos profirió diversas amenazas, y entre ellas dijo: “les voy a hacer un desmadre en los juzgados”.

Entonces, pese al fuerte operativo y el resguardo que en el exterior se desplegó por parte de las corporaciones, la jueza dio la razón a la fiscal y declaró la audiencia privada. Tras un receso se reanudó después de las seis de la tarde. Al cierre de esta nota no había concluido.

Comentarios

Load More