Nunca habían sido tan disfuncionales las relaciones entre EU, China y Rusia: ONU

“Permítanme decirlo sin rodeos, las relaciones hoy en día nunca fueron tan disfuncionales”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en alusión a las grandes potencias. Foto: Xinhua / Xie E “Permítanme decirlo sin rodeos, las relaciones hoy en día nunca fueron tan disfuncionales”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en alusión a las grandes potencias. Foto: Xinhua / Xie E

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró hoy que las relaciones entre Estados Unidos, China y Rusia –las tres grandes potencias en el planeta–, nunca antes como hoy habían sido tan disfuncionales.

En una rueda de prensa previa a la conmemoración del 75 aniversario de la adopción de la Carta de las Naciones Unidas, dijo que esa situación tiene serias implicaciones que se están viendo en este momento en el que es necesario movilizar al mundo entero para derrotar al covid-19, el cambio climático, poner orden en el ciberespacio y garantizar que la proliferación nuclear no represente un nuevo riesgo evitable.

El problema no es, prosiguió, que la colaboración internacional no esté a la altura de la época, sino que carece de la suficiente fuerza y ambición.

Sin rodeos

“Permítanme decirlo sin rodeos, las relaciones hoy en día nunca fueron tan disfuncionales”, insistió.

Cuestionado sobre quiénes son los actores de estas relaciones disfuncionales, Guterres especificó que hay dos potencias nucleares y dos económicas. Rusia y Estados Unidos en el primer caso, y de nuevo EU y China en el segundo.

“Si hay relaciones que son muy disfuncionales hoy en día, son exactamente esas relaciones”, reiteró.

“En un mundo marcado por múltiples turbulencias como la pandemia del coronavirus, la crisis climática, las crecientes desigualdades y las injusticias raciales, nuestro desafío común como comunidad internacional es estar a la altura de este momento”, afirmó el mandamás de la ONU.

Guterres destacó que ante estas vulnerabilidades los líderes mundiales deben ser humildes y reconocer la importancia vital de la solidaridad y la unidad, especialmente en tiempos del covid-19, cambio climático, anarquía en el ciberespacio y los riesgos que entraña la proliferación nuclear.

“Ninguno de nosotros puede predecir lo que vendrá posteriormente. Estamos en medio de la niebla. Donde podemos, las Naciones Unidas han atravesado la niebla y han actuado. La familia de las Naciones Unidas se ha movilizado para salvar vidas, controlar la transmisión del virus y aliviar las consecuencias económicas”, resaltó.

Comentarios

Load More