Falla en planta eléctrica habría provocado la muerte de 4 pacientes con covid-19 en Jalisco

El Hospital Regional del ISSSTE “Valentín Gómez Farías”. Foto: Especial El Hospital Regional del ISSSTE “Valentín Gómez Farías”. Foto: Especial

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Personal del Hospital Regional “Valentín Gómez Farías” denunció que la falta de mantenimiento a la planta eléctrica del sitio provocó la muerte de cuatro pacientes con covid-19 que estaban conectados a respiradores.

No obstante, la directora del nosocomio, Miriam Rubio Robles, negó esa versión.

De acuerdo con Benjamín Muñoz Castañeda, representante del sindicado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), personal del hospital le informó que la negligencia es del encargado de mantenimiento, puesto que la planta falló por varias horas y no hay otra de emergencia, por lo que al detenerse los ventiladores –el pasado domingo 21– murieron las personas contagiadas de coronavirus.

Trabajadores del hospital aseguraron que el apagón provocado por la lluvia fue a partir de las 18:30, aproximadamente, y que se reportó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hasta las 9 de la noche. También apuntaron que en el área Covid no se cuenta con el equipo necesario ni la capacitación adecuada.

Miriam Rubio señaló que la energía eléctrica se fue a las 18:57 y que en el nosocomio existen plantas de energía, pero una de ellas falló tras haberse mojado.

Precisó que ese día fallecieron tres personas, dos de las cuales padecían coronavirus y otra insuficiencia renal, pero no murieron en el horario en que falló la luz. Uno de los contagiados de covid-19, dijo, murió a las 19:40 del domingo 21 y los otros dos a la 1 de la madrugada del día siguiente. Los ventiladores y monitores tienen un soporte de energía de tres horas, y se activaron al momento del apagón, abundó.

Sin embargo, personal del hospital sostuvo que durante horas utilizaron un Ambu (dispositivo manual para proporcionar ventilación).

La directora del hospital calificó los dichos como “declaraciones mal intencionadas del personal, que sólo intenta desprestigiar al Instituto y la invaluable labor en esta pandemia”, y descartó represalias en su contra.

De igual manera, mencionó que ya se rentó equipo para mantener la energía eléctrica. Se “está verificando de manera constante que no falle” y que los ventiladores y monitores tengan la pila recargada.

Además, sostuvo que se abrió una investigación, a cargo del Servicio de Planeación, en la que se aportarían las bitácoras de mantenimiento de la planta. El último servicio que se le dio fue el 25 de abril.

En el hospital regional actualmente se atiende a 23 pacientes con covid-19, y fue reconvertido para atender hasta 110 personas.

Comentarios

Load More