Cofece multa con casi 31 mdp a Luis Doporto y a Moench por caso Nadro-Marzam

Trabajador de farmacéutica Foto: AP / Sebastian Gollnow Trabajador de farmacéutica Foto: AP / Sebastian Gollnow

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) impuso una multa por 30 millones 893 mil pesos a Luis Doporto Alejandre -abogado vinculado con poderosas familias cercanas al expresidente Enrique Peña Nieto- y su fondo holandés por su participación en los esquemas de compra de acciones de la farmacéutica Grupo Marzam en 2015, los cuales fueron revelados por medios como Proceso en el marco de la investigación internacional Panama Papers.

Doporto está casado con Melissa Flores Alcántara, hija de Aurora Alcántara Rojas. Este matrimonio abrió al abogado las puertas del poder en la administración pasada, como lo reveló Proceso hace cuatro años.

Su suegra está casada con José Murat, el exgobernador de Oaxaca y padre de Alejandro Murat Hinojosa, actual mandatario de dicha entidad, y es hermana del empresario mexiquense Roberto Alcántara Rojas, amigo de larga fecha de Peña Nieto.

“Es hasta el momento el único caso sancionado de Panama Papers” celebra Alejandra Palacios Prieto, la titular de la Cofece.

“Gracias a los Panama Papers nos dimos cuenta que pudiera haber vínculos entre Grupo Nadro y Grupo Marzam”, añade, en entrevista con Proceso.

Entre los 11.5 millones de documentos internos del despacho panameño Mossack Fonseca salieron evidencias de que, a través de una compleja estructura offshore incorporada por Doporto en diversos países, la empresa Genomma Lab vendió el 50% de acciones más una a un fondo de Países Bajos llamado Moench Coöperatif, el cual a su vez había recibido 83 millones de dólares de Marina Matarazzo, la esposa de Pablo Escandón Cusi, entonces presidente del consejo de administración de Nacional de Drogas (Nadro).

En otras palabras: el esquema offshore, apodado “Proyecto Interstellar”, permitió a Grupo Nadro –el principal distribuidor de productos farmacéuticos en el país– adquirir una participación mayoritaria en Grupo Marzam –el distribuidor número dos– sin despertar la atención de la Cofece, la cual no detectó que se trataba de una operación de concentración de mercado y autorizó la venta.

Tras una investigación de más de tres años y una negociación con el propio abogado, el pleno de la Cofece impuso una multa de 30 millones 893 mil pesos a Doporto y al fondo Moench Coöperatif, tras determinar que éstos incumplieron con su compromiso de “eliminar, en forma total y permanente, cualquier posible vínculo que pudiera existir” entre Nadro y Marzam.

Aparte de la multa, la Cofece dio un “plazo determinado” –cuya duración está reservada– a Doporto y el fondo para que vendan las acciones de Grupo Marzam o reembolsen los 83 millones de dólares a Matarazzo, so pena de imponerles “medidas de apremio” y una “multa de hasta el doble de la que les correspondería, sin perjuicio de la responsabilidad penal en que se pudiera incurrir”.

“En caso de que no lo hagan, lo que sigue es otra multa, más una de apremio. Esto no es un “bueno, no cumpliste y te multo y ya”. Parte de los compromisos de esta concentración era que hicieran las desinversiones; ahora es muy importante darle seguimiento a este compromiso, porque el riesgo potencial existe. Mientras hay este vínculo, hay un riesgo potencial”.

La Cofece abrió una investigación de oficio sobre este caso en 2017. En junio de 2018, es decir, un mes antes de las elecciones que llevaron Andrés Manuel López Obrador al poder, el abogado y el fondo se acercaron con la Cofece y negociaron bajo el sistema del “beneficio de dispensa y reducción del importe de multas”.

Se comprometieron a “restaurar el proceso de competencia”, con dos opciones posibles: o el fondo reembolsaba a Matarazzo los 83 millones de dólares, o el fondo vendía las acciones de Marzam. Sin embargo, el plazo se cumplió y, en vez de presentar sus resultados, Doporto presentó opción “alternativa” a la Cofece, “conformada por una serie de actos jurídicos en el extranjero”.

Esta opción, en opinión del organismo autónomo, no resolvió la situación, pues no garantizaba que Nadro dejara de tener control o influencia sobre Marzam.

En la investigación de los Panama Papers, Doporto apareció como uno de los clientes mexicanos más activos del despacho panameño Mossack Fonseca, pues según los millones de documentos analizados en la investigación, el abogado armó estructuras offshore para el magnate del acero Guillermo Vogel Hinojosa, el banquero Rubén Goldberg Javkin, e incluso empezó a negociar para Omar Yunes Márquez, el hijo del exgobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes Linares.

Palacios indica que, además de este caso, la Cofece está realizando una “investigación grande” sobre una posible colusión entre empresas farmacéuticas en “toda la cadena de producción, distribución y comercialización de medicamentos” en el sector privado; dice que ya hay “declarados probables culpables, mismos que están declarando”.

Comentarios

Load More