Rodríguez Vallejo urge coordinación federal y estatal tras matanza en anexo de Irapuato

El centro de rehabilitación o anexo operaba desde hace aproximadamente un año en una casa particular de la Cerrada Guanajuato en la colonia Arandas. Foto: Especial El centro de rehabilitación o anexo operaba desde hace aproximadamente un año en una casa particular de la Cerrada Guanajuato en la colonia Arandas. Foto: Especial

GUANAJUATO, Gto., (apro).- Con un listón negro como imagen, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo condenó la masacre en contra de internos de un anexo que operaba en la colonia Arandas, de Irapuato, en la que habían muerto -según el último reporte de las autoridades- 25 personas y otras seis permanecían con vida, pero graves.

“Hoy más que nunca es necesaria la intervención coordinada de autoridades federales y estatales, como única vía para afrontar con éxito esta situación”, escribió el mandatario panista, quien por primera vez ha publicado un mensaje de esta índole, en referencia a una de las muchas masacres y multihomicidios que han ocurrido en el estado, desde que asumió la gubernatura a fines de septiembre del 2018.

Esta semana, el gobernador guanajuatense ha sostenido un par de intercambios con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien le ha pedido hacer una renovación en la Fiscalía general del estado y una depuración interna ante posible colusión con grupos criminales o corrupción que “dejó crecer” a grupos delictivos como el cártel de Santa Rosa de Lima.

Nota relacionada: Comando irrumpe en anexo y masacra a 24 personas en Irapuato

El gobernador defendió la permanencia del fiscal Carlos Zamarripa Aguirre -quien cumple 11 años como cabeza de la procuración de justicia en Guanajuato- y ha acusado al presidente de politizar el tema de la inseguridad y la violencia en Guanajuato, que en los casi dos años de su gobierno han empeorado exponencialmente.

A través de las redes sociales, Rodríguez Vallejo afirmó que “la violencia generada por la delincuencia organizada no solamente priva de la vida a los jóvenes, sino además roba la paz de las familias guanajuatenses”.

Luego, aseguró que las instituciones del estado tienen “un compromiso absoluto con la justicia”.

“Mi compromiso personal e institucional se encuentra con las víctimas de quien hoy perdieron la vida o fueron heridas en este cobarde ataque. Estamos trabajando y no descansaremos hasta devolver la tranquilidad a Guanajuato. Tenemos que salir adelante”, fue el mensaje del gobernador, quien en respuesta recibió, en comentarios de usuarios de las mismas redes, toda clase de reclamos y críticas.

También a través de su cuenta de Twitter, el alcalde de Irapuato Ricardo Ortiz Gutiérrez, del PAN, lamentó “el artero ataque” al anexo, el cuarto que se comete en los últimos siete meses en este mismo municipio.

“Es momento de que todas las autoridades cerremos filas y que, en lugar de la confrontación, trabajemos en coordinación para que nuestro municipio y todo el país regresen a la tranquilidad”, señaló el alcalde irapuatense.

En tanto, el propio fiscal Carlos Zamarripa anunció que designó a un equipo especializado para la investigación de “este cobarde hecho criminal que lacera a la sociedad”.

“Capturaremos a los inculpados y los llevaremos ante la justicia”, afirmó Zamarripa.

El centro de rehabilitación o anexo operaba desde hace aproximadamente un año en una casa particular de la Cerrada Guanajuato en la colonia Arandas, pero no contaba con un permiso para operar como tal, según precisó el gobierno municipal.

Comentarios

Load More