En 2019 el Vaticano detectó 64 operaciones financieras sospechosas y embargó una cuenta

La AIF del Vaticano detectó en 2019 un total de 64 operaciones sospechosas y embargó una cuenta corriente por irregularidades. Foto: AP

ROMA (EUROPA PRESS).- La Autoridad de Información Financiera del Vaticano (AIF) detectó en 2019 un total de 64 operaciones sospechosas y embargó una cuenta corriente por irregularidades, según se desprende del balance económico presentado este viernes con datos del año 2019, el primero en que se pusieron en práctica los acuerdos para compartir información fiscal con otras unidades de antiblanqueo de capitales extranjeras.

En cuanto a la cuenta corriente embargada, registraba cantidades de 240.00 y 178.970,65 euros. Además, se remitieron 15 informes de operaciones sospechosas a la Oficina del Promotor de Justicia.

La AIF fue creada por Benedicto XVI en 2010 para vigilar de las actividades financieras y el año pasado se firmó un memorando de entendimiento con la Oficina del Promotor de Justicia del Vaticano para “reforzar los procedimientos y medidas” con el fin de garantizar la confidencialidad de la información procedente de las Unidades de Información Financiera extranjeras.

El informe también señala que “se ha intercambiado información con autoridades de supervisión extranjeras en numerosos casos”, y que, por tanto, “la colaboración internacional ha producido resultados concretos”.

Se destaca, además, que “en general, se está fortaleciendo la tendencia a presentar informes de mayor calidad, teniendo en cuenta también la orientación proporcionada con indicadores de anomalías más específicas y una aplicación más consciente de un enfoque basado en los riesgos”. Con respecto a los posibles delitos financieros, apunta que la mayoría de ellos “implican a sujetos extranjeros o conductas realizadas en jurisdicciones extranjeras o en relación con ellas”.

Intercambio de información

Por otra parte, la AIF ha participado en 370 procesos de intercambio de información fiscal con unidades de información financiera de otros países. Según el documento, el intercambio de información fiscal “ha dado resultados concretos, mediante el análisis de complejos esquemas financieros articulados sobre varias jurisdicciones lo cual ha llevado a la transmisión de la inteligencia financiera pertinente a la Oficina del Promotor de Justicia y a las contrapartes extranjeras”.

En total la Santa Sede intercambia información fiscal con 60 jurisdicciones extranjeras. Las últimas fueron Finlandia, las Islas Cook, la República Checa y Serbia.

Además, la AIF ha intercambiado información con supervisores extranjeros en 18 casos. La cooperación internacional también permitió “el análisis de complejos esquemas financieros con conexiones con diferentes jurisdicciones, lo que dio lugar a informes de posibles violaciones y conductas ilegales”, según el informe.

Te puede interesar: El Vaticano, en bancarrota financiera

Comentarios

Load More