La brigada médica cubana Henry Reeve, para el Nobel de la Paz

La Brigada Internacional Henry Reeve de Cuba. Foto: Especial La Brigada Internacional Henry Reeve de Cuba. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Brigada Internacional Henry Reeve de Cuba, conformada por médicos cubanos, parece acercarse cada vez más al Premio Nobel de la Paz 2021.

En abril, cuando Italia sufría los estragos más altos por el covid-19, se hizo viral el video de un grupo de médicos cubanos que arribaron al aeropuerto de Turín. Los italianos –desde su llegada hasta la partida de la comitiva a finales de mayo– reconocieron el esfuerzo.

Y a principios de junio, organizaciones de 20 países –entre ellas italianas, por supuesto– solicitaron el Premio Nobel de la Paz para los médicos.

A ellas se fueron sumando más, así como pensadores e intelectuales como el Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, la dramaturga feminista estadunidense Eve Ensler, la escritora afroamericana Premio Pulitzer Alice Walker, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa y el escritor y politólogo de Estados Unidos Noam Chomsky, quien refirió al respecto:

“Cuba es el único país que ha mostrado un genuino internacionalismo durante la crisis del coronavirus”.

Para finales de junio la petición del Nobel de la Paz a la Henry Reeve se convirtió en la iniciativa “Un Nobel de la Paz para los doctores cubanos”.

En ese sitio web se puede firmar la petición e incluso hacer donaciones a la brigada, y consultar el apoyo por parte de actores hoollywoodenses como Danny Glover (Arma Mortal) y Mark Ruffalo (Avengers), los músicos Chico Buarque de Brasil, Silvio Rodríguez de Cuba y Tom Morello de Nueva York.

Sin embargo también ha habido detractores a la labor de la Henry Reeve, pues a mediados de junio se retomó una carta firmada en noviembre de 2019 por parte de dos relatoras de la Organización de las Nacionales Unidas.

En ella, dirigida al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, cuestionaron “malas prácticas” durante las misiones de médicos en el extranjero, pues muchos “estarían expuestos a condiciones de trabajo y de vida explotadoras, (y) pagos salariales inadecuados”, así como “sometidos a presiones y a seguimiento por parte del Gobierno de su Excelencia”.

La información fue difundida por algunos medios de comunicación en el mundo si bien distintas asociaciones señalaron que sólo se trataba de desprestigiar, pero la mayor parte de los portales noticiosos apoyan la iniciativa del Nobel de la Paz para la Henry Reeve.

La brigada lleva el nombre de un joven estadunidense originario de Nueva York que dejó su país para unirse a la causa revolucionara en Cuba, llegando a convertirse en general de brigada del ejército libertador. La creación de la brigada fue orden del exmandatario Fidel Castro en 2005, después de que Estados Unidos rechazara el apoyo de mil 500 médicos cubanos para ayudar a los afectados por el huracán Katrina.

En 2017 la brigada obtuvo el Premio Dr. LEE Jong-wook de Salud Pública por parte de la 70 Asamblea Mundial de la Salud, “en reconocimiento a su labor de medicina asistencial en emergencias a más de 3,5 millones de personas en 21 países afectados por desastres y epidemias, desde su creación en septiembre de 2005”, según se lee en el portal de la Organización Mundial de la Salud.

Comentarios

Load More