Imputan por posesión de drogas y armas a dos detenidos por masacre en Irapuato

El anexo de rehabilitación atacado es “Recuperando mi vida”, en Irapuato. Foto: Especial El anexo de rehabilitación atacado es “Recuperando mi vida”, en Irapuato. Foto: Especial

GUANAJUATO, Gto., (apro).- Dos de los acusados por la Fiscalía General del estado (FGE) como presuntos autores materiales de los asesinatos de 27 internos en un centro de rehabilitación de personas con adicciones, en Irapuato, se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Federal (Cereso) 12, en Ocampo, imputados por posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y drogas.

Los presuntos involucrados, Héctor N. y Óscar Iván, fueron puestos a disposición de un juez federal como presuntos responsables de esos delitos del fuero federal, pero también deberán comparecer ante un Juzgado Penal del estado por la masacre de los 27 internos y por tentativa de homicidio contra otros seis.

Supuestamente todos fueron identificados por fotografías y retratos hablados de la FGE durante la investigación, reveló a Proceso digital el abogado defensor de Jesús Emmanuel N., el tercer imputado en la masacre perpetrada en el anexo ubicado en la calle Guanajuato de la comunidad de Arandas, en Irapuato, la tarde del pasado miércoles 1.

Héctor y Óscar Iván fueron capturados en Irapuato, y Jesús Emmanuel en Celaya.

Este miércoles se inició la audiencia en un Juzgado Penal del estado, para que la Fiscalía impute cargos a Jesús Emmanuel, cuyo abogado aseguró a Proceso digital que su aprehensión fue irregular y que por ello interpuso una queja ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del estado.

El defensor acusó a la FGE de fabricar el caso y “sembrar pruebas” en contra de los tres señalados que supuestamente irrumpieron en el anexo, sometieron y asesinaron a 27 de los internos.

Mañana se reanudará la audiencia de Jesús Emmanuel en el Juzgado Penal de Irapuato.

La FGE anunció la captura de los tres presuntos responsables el domingo 5, y al día siguiente dijo que contaba con elementos para suponer que la matanza fue realizada por el cártel de Santa Rosa de Lima.

Jesús Emmanuel N. ya había sido detenido el 20 de junio en San Isidro de Elguera, junto con María Eva, Rosalba y Juana Érika; la primera es madre de José Antonio Yépez, ‘El Marro’, cabecilla del grupo criminal. Fueron señalados como operadores financieros del Cártel de Santa Rosa de Lima.

En esa ocasión, los abogados defensores de los cinco detenidos señalaron que Jesús Emmanuel, estilista, se encontraba ese 20 de junio realizando un corte en uno de los domicilios que fueron revisados por las fuerzas federales y estatales durante el operativo.

Las cinco personas quedaron libres el 28 de junio, en un hecho que provocó una confrontación de declaraciones en el gobierno federal. El presidente Andrés Manuel López Obrador y el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, pidieron investigar y sustituir al fiscal guanajuatense Carlos Zamarripa, pero el gobernador panista Diego Sinhue Rodríguez lo defendió.

Y el propio Zamarripa Aguirre, en una comparecencia virtual ante diputados del Congreso local, el pasado viernes 3, dijo que no renunciará.

Load More