Instituciones fundadas por Toledo anuncian al Premio CaSa infantil de cuento

Francisco Toledo. Foto: Tomada de Facebook Francisco Toledo Oficial Francisco Toledo. Foto: Tomada de Facebook Francisco Toledo Oficial

OAXACA, Oax. (apro).- Con el objetivo de promover la creación literaria en lenguas originarias y la lectura entre la niñez, instituciones fundadas por el maestro Francisco Toledo anunciaron el Premio CaSa infantil de cuento, en la que podrán participar hablantes del zapoteco, mixteco, triqui, ombeayiüts, mixe, chatino, chinanteco y mazateco en cualquiera de sus variantes.

La asociación civil Amigos del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) y el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) son los creadores del Premio CaSa infantil de cuento.

La presidenta de Amigos del IAGO y del CFMAB, Sara López Ellitsgaard, manifestó que los Premio CaSa infantil buscan incentivar la creación literaria entre la infancia y “de alguna manera esperamos que quienes participen ahora en esta convocatoria infantil, en un futuro busquen participar en Premios CaSa, convocatoria dirigida a adultos, o inviten a más personas de su comunidad a participar”.

Destacó que el premio es parte de los distintos proyectos para el fortalecimiento de las lenguas de Oaxaca que tanto le interesó y promovió el artista Francisco Toledo.

La presidenta de Amigos del IAGO y del CFMAB y el director del CaSa, Daniel Brena, hablaron acerca de este concurso que se realiza por primera vez y se enmarca en los Premios CaSa de creación literaria que creó el artista Francisco Toledo en 2011 y actualmente emite convocatorias para las lenguas: didxazá (zapoteco), tu’un savi (mixteco), ayuujk (mixe), ju jmí (chinanteco), énná (mazateco), cha’ jna’a (chatino), umbeyajts / ombeayiüts (huave) y xnánj nu’ a / stnáj ni’ / tnanj ni’inj (triqui).

Para el Premio CaSa infantil de cuento se invita a participar a niñas y niños, habitantes del estado de Oaxaca, de 7 a 11 años, hablantes del zapoteco, mixteco, triqui, ombeayiüts, mixe, chatino, chinanteco y mazateco en cualquiera de sus variantes.

Los participantes deberán escribir un cuento en su idioma, en cualquiera de sus variantes, e incluir la traducción al español.

El premio consiste en un paquete de libros con valor de 50 mil (cincuenta mil pesos) que será entregado a la biblioteca, escuela, o espacio público que haya designado la ganadora o el ganador, en su comunidad de origen, o en alguna comunidad hablante de las lenguas descritas en esta convocatoria; además, se entregará una placa que conmemora la donación para que la ganadora o ganador la coloque en el lugar donde estará el acervo de libros.

López Ellitsgaard mencionó que a través de este tipo de convocatorias “una niña o un niño puede aportar a su comunidad un pequeño acervo bibliográfico. Buscamos que se incrementen los acervos de las bibliotecas de las comunidades, los libros deben ser para todos, el acceso a la información debe estar al alcance de más personas”.

Recordó que el artista Francisco Toledo, además de fundar importantes bibliotecas como las del IAGO y la biblioteca Jorge Luis Borges para invidentes, también trabajó para nutrir los acervos de bibliotecas en distintas partes de Oaxaca y del país.

“A través de donaciones incrementó los acervos de bibliotecas que se encuentran en los centros penitenciarios, también en internados y albergues en las comunidades de Oaxaca, en escuelas de nivel preescolar y también en el nivel superior como la Escuela Normal Bilingüe Intercultural de Oaxaca”, abundó.

La presidenta de Amigos del IAGO y del CFMAB comentó que en la ciudad de Oaxaca existen recintos que albergan maravillosas colecciones de libros, como el IAGO, la Biblioteca Francisco Burgoa y las bibliotecas infantiles BS, entre otras. “Pero es importante que en las comunidades tengamos bibliotecas y que las niñas y niños aprendan a compartir y retribuir a su comunidad, eso es parte de la cultura y la formación”.

Por su parte, Daniel Brena recordó cómo han crecido los Premios CaSa: “En 2011 el maestro Toledo inició los premios en el idioma zapoteco. Y en los años siguientes buscó la manera de que más personas pudieran beneficiarse. Gracias a esto se ampliaron a ocho idiomas distintos”.

Sobre Premios CaSa infantil, consideró afortunado que se pudieran combinar en una sola iniciativa dos acciones importantes para las instituciones: “compartir libros y promover la escritura literaria en los idiomas de Oaxaca”.

Brena comentó que la experiencia podría ser memorable: “una niña o niño tendrá la oportunidad de mejorar su comunidad. Espero que nunca se le olvide que tiene ese poder”.

Load More