Merkel arremete contra el populismo, ciberataques y la desinformación

La canciller alemana Angela Merkel. Foto: AP / John MacDougall La canciller alemana Angela Merkel. Foto: AP / John MacDougall

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de la crisis sanitaria mundial por el covid-19, la canciller de Alemania, Angela Merkel, arremetió contra el populismo, los ciberataques y las campañas de desinformación y las mentiras, las cuales, afirmó, no sirven para combatir la pandemia.

“La Unión Europea enfrenta el reto más intenso de su historia. El populismo está mostrando sus límites. La democracia necesita verdad y transparencia”, indicó en su discurso ante el Parlamento Europeo, en Bruselas, donde presentó las prioridades de la presidencia semestral alemana del Consejo, la cual inició el 1 de julio.

La democracia necesita verdad y transparencia y se debe combatir la desinformación y al populismo que niega los hechos, advirtió.

“En una situación así, las informaciones fiables son particularmente importantes. Es crucial proteger eficazmente a nuestra democracia de las ciber amenazas y las campañas de desinformación porque una democracia necesita una esfera pública en la que se pueda compartir el conocimiento”, destacó.

Agregó: “La pandemia no puede ser combatida con mentiras y desinformación, ni tampoco con odio y disturbios. El populismo que niega los hechos está mostrando sus límites. Una democracia necesita verdad y transparencia. De eso va Europa y eso es lo que Alemania va a fortalecer en su presidencia del Consejo”.

La visita de Merkel a Bruselas supone el primer viaje al extranjero de la canciller desde el inicio de la pandemia, donde enfrentó, según sus propias palabras, su reto más difícil, el de haber impuesto medidas restrictivas a la libertad de los ciudadanos.

En ese sentido, compartió una experiencia personal: “Yo viví durante 35 años en una sociedad que no era libre, por lo que restringir los derechos durante la pandemia fue una decisión difícil”, admitió Merkel.

Entre llamados a la unidad y la solidaridad entre los Estados miembros de la Unión Europea, la canciller resaltó, entre aplausos de los eurodiputados y ovaciones de pie:

“Hemos tenido que romper las cadenas de transmisión del virus y se han tenido que restringir derechos fundamentales. Ha sido un precio alto a pagar. Una pandemia no puede usarse para erosionar los principios democráticos”, señaló.

En Europa, recordó, han fallecido más de 100 mil personas a causa del covid-19 y miles de personas han vivido esta crisis sanitaria en soledad, no han podido despedirse de sus seres queridos fallecidos.

A ellos, consideró, “hay que tenerlos en mente cuanto hablemos de la recuperación económica.

“Necesitamos poder llorar a nuestros muertos, reconocer el dolor de las despedidas que no han sido posibles. Esto seguirá entre nosotros durante un tiempo”, agregó.

El 17 y 18 de julio, los mandatarios europeos abordarán el nuevo plan de recuperación de 750 mil millones de euros para salir de la recesión de 2020 causada por la pandemia. Sin embargo, este plan no reúne aún el consenso necesario para llevarlo a cabo.

“Si evaluamos bien la profundidad de la crisis, no tenemos tiempo que perder. Espero que este verano lleguemos a un acuerdo”, estableció Merkel.

Asimismo, pidió a la Unión Europea un pronto acuerdo para la neutralidad climática en el 2050 que sea legalmente vinculante, al cual ya se han adherido la mayoría de los países miembros, pero no hay consenso absoluto.

Sobre la reforma al sistema migratorio, Merkel mencionó que buscará avanzar pese a los bloqueos de antaño, “aunque sea un tema políticamente sensible” y conminó a sus pares a “mostrar esa sensibilidad y no mirar hacia otro lado” para evadir el tema.

Comentarios

Load More