ONG denuncia que gobierno de NL usa la pandemia para recaudar más dinero

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón. Foto: Emilio Vásquez El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón. Foto: Emilio Vásquez

MONTERREY, NL (proceso.com.mx).- El organismo Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) denunció el abuso en el que incurre el gobierno de Nuevo León durante la pandemia de covid-19, al planear un incremento en las tarifas a las personas que se desplazan en horas de la madrugada y sanciones a las empresas que no proporcionen transporte a su personal.

Luego del anuncio de un aumento de 20% en el costo de los viajes a quienes aborden entre las 23:00 y las 5:59 horas, y la obligación de las empresas de contratar unidades para llevar y traer personal, la hermana Consuelo Morales, fundadora de la ONG, consideró que la decisión parece con fines recaudatorios y es “un golpe económico” a las familias más vulnerables en la entidad.

“Es cada vez más evidente que el gobierno estatal busca usar la pandemia para recaudar dinero de las personas más necesitadas. Estas medidas no parecen tener relación con un plan serio y científicamente asesorado para contener la dispersión de la enfermedad. En estos momentos la idea sería garantizar la movilidad a las personas que por necesidad requieren este servicio, limitarla es un sinsentido”, afirmó Morales Elizondo.

Además, consideró que estas medidas serán inútiles para evitar la propagación de la enfermedad viral, como pretende hacer el gobierno de Jaime Rodríguez.

“El gobierno del estado de Nuevo León debe tomar las medidas necesarias para garantizar que los usuarios puedan seguir desplazándose a sus trabajos con tranquilidad y seguridad y sin mayores costos. Estas medidas no harán más que dañar la economía de miles de familias que dependen del transporte público para sus actividades esenciales”, señaló la directora de Cadhac.

La activista alertó sobre las afectaciones que esas medidas pueden provocar en las empresas, pues la obligación de adoptar sistemas de transporte privado, lesionará considerablemente las finanzas de esos centros de trabajo, que ya se encuentran mermadas por la desaceleración económica generalizada a causa de la cuarentena.

El gobierno de Rodríguez Calderón debería reconsiderar su postura, dijo Morales, pues las afectaciones, pueden rebasar a las empresas y afectar, de manera indirecta, a los trabajadores y a la comunidad en general, por el riesgo de pérdida de puestos laborales.

Los directivos de Cadhac observan con preocupación que, en días pasados, la autoridad estatal impuso multas a los choferes del transporte público por no usar cubrebocas o por llevarlo inapropiadamente, cuando el gobierno debiera privilegiar el diálogo y proporcionar asesoría experta para el diseño de protocolos durante la pandemia.

Las sanciones económicas, en todo caso, debieran ser hacia las empresas del transporte y no para los empleados, dijo la directora del organismo.

Comentarios

Load More