El gobernador de Colima lamenta la falta de coordinación con el gobierno federal por covid-19

El gobernador de Colima, José Ignario Peralta Foto: Twitter El gobernador de Colima, José Ignario Peralta Foto: Twitter

COLIMA, Col. (apro). – El gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, lamentó que el gobierno federal no haya logrado coordinarse con las autoridades estatales en el manejo de la pandemia de covid-19, pese a que “vivimos una tragedia que nadie quiere reconocer”.

En un videomensaje difundido a través de sus redes sociales, el mandatario comentó también que todos los gobernantes enfrentan hoy día por lo menos tres crisis: la sanitaria, la económica y la de seguridad.

“Los instrumentos a nuestro alcance para hacer frente a estas crisis son limitados, por lo que se requiere la solidaridad y participación de toda la sociedad. Desde empresarios, maestros, trabajadores del hogar, profesionistas, obreros”, dijo.

En lo que se refiere a los gobiernos municipales de la entidad, se quejó el gobernador, “tenemos de todo: presidentas y presidentes municipales que se comprometen y otros que sólo hacen política, desentendiéndose de su responsabilidad”.

Peralta Sánchez reconoció también que Colima “ha entrado de lleno a la fase más complicada de la pandemia” del covid-19 y advirtió que, con el actual ritmo de contagios, el sistema de salud podría colapsar, por lo que hizo un llamado a la población a actuar con responsabilidad, pues es evidente que las personas han relajado las medidas.

Tras recordar que el primer caso de covid-19 en Colima se registró el pasado 17 de marzo y hasta el 26 de mayo, más de dos meses después, se habían acumulado 121 casos positivos.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo hizo notar que en los últimos dos días se registraron 123 casos positivos de covid-19 en la entidad, “es decir, en dos días tenemos más casos que en los primeros 70 días a partir de la presencia del virus en Colima”, además de que la entidad tiene ya 115 defunciones, entre ellas un bebé de 5 meses de edad.

“Tenemos un acelerado crecimiento exponencial y se hace necesario implementar fuertes medidas para contener los brotes epidémicos”, comentó.

El mandatario indicó que el sistema de salud del Estado no va a soportar el ritmo de contagios actual, pues “no habrá camas que alcancen, no habrá ventiladores disponibles, ni personal médico, porque ni aquí ni en ningún lugar del mundo existe un sistema hospitalario suficiente para una pandemia; evitemos que el sistema de salud colapse”.

Fue tajante al señalar que no hay marcha atrás; por lo que “se deben aplicar de forma rigurosa las medidas: los operativos de cierres de negocios no esenciales ya se realizan, no habrá tolerancia a fiestas, ni a reuniones en espacios públicos, no más gente sin cubrebocas en las calles”.

Dijo entender el “hartazgo de la cuarentena” y, sobre todo, la necesidad de trabajar para obtener el sustento diario. “Lo hemos dicho antes y quiero reiterarlo: nos preocupa la economía, pero tenemos claro que la prioridad es la salud y la vida de las personas”.

José Ignacio Peralta refirió que las medidas implementadas con oportunidad permitieron impulsar la reconversión hospitalaria, y prepararse para estar en mejores condiciones de enfrentar la pandemia.

No obstante, “en las calles es evidente que la población relajó las medidas de prevención. La indisciplina, pero sobre todo la falta de conciencia se ha vuelto una constante en el comportamiento de algunos grupos sociales”.

Enfatizó que muchas personas se exponen por salvar vidas y los demás no podemos ser indolentes, ni podemos permitirnos caer en la irresponsabilidad.

“Es inaceptable que tengamos colaboradores que se esfuerzan y ponen en riesgo su integridad para atender a pacientes que se contagiaron por irresponsables, o porque se fueron de vacaciones, o no aceptan el uso obligatorio de cubrebocas”, lamentó.

Dijo que como gobernador ha hecho todo lo que considera posible para proteger a la población, pero aseveró que la tarea se hace muy compleja cuando el comportamiento de una parte de la propia población no es corresponsable.

Anunció que en breve sesionará de nuevo el Comité Estatal de Seguridad en Salud y el Consejo Estatal de Protección Civil para definir nuevas medidas.

“Pero no todo lo podemos hacer desde el Gobierno del Estado. Les pido que no nos trasladen toda la carga, porque no habrá personal que alcance, por eso es un acto de corresponsabilidad social”, puntualizó.

Comentarios

Load More