Vila Dosal impone nuevas restricciones por covid-19; incluyen toque de queda y ley seca

El gobierno de Yucatán ordenó que los negocios no esenciales cierren a las 6 de la tarde y no abran sábados y domingos. Foto: Facebook @gobierno.estado.yucatan El gobierno de Yucatán ordenó que los negocios no esenciales cierren a las 6 de la tarde y no abran sábados y domingos. Foto: Facebook @gobierno.estado.yucatan

MÉRIDA, Yuc. (apro).- Dado el vertiginoso ritmo de contagios por covid-19 en el estado, el gobernador Mauricio Vila Dosal impuso nuevas medidas restrictivas a la ciudadanía, que incluyen el toque de queda y el retorno a la ley seca.

“Si en estos momentos no se reduce al máximo la vida social, nos veremos obligados a cerrar todos los negocios no esenciales y regresar todos a la cuarentena en nuestras casas”, advirtió.

Y remachó: “este es un último llamado a los yucatecos a tomar con seriedad una pandemia que ha causado muerte en Yucatán, en México y en el mundo. Necesitamos que la gente aplique sin excepción las medidas de prevención y restrinja totalmente la vida social”.

Al corte del 14 de julio, Yucatán acumulaba 6 mil 661 casos confirmados de coronavirus y 672 fallecimientos. En 24 horas se reportaron 276 casos y 15 defunciones.

En un mensaje videograbado, que difundió a través de sus redes sociales, el mandatario estatal, quien se mantiene renuente a retornar al semáforo rojo, pese a que muchos ciudadanos se lo han exigido, reprendió a sus gobernados por haber relajado las medidas de higiene y prevención ante la pandemia.

“Debido a que se ha observado que muchas personas han relajado las medidas de higiene y prevención ante la pandemia del coronavirus, así como otras han confundido la reactivación económica con la reactivación de su vida social”, es necesario imponer nuevas medidas para reducir el contacto social, fiestas y reuniones, recalcó.

Vila Dosal detalló que a partir de este jueves 16, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) montará un operativo en toda la geografía estatal para evitar la circulación vial a partir de las 10:30 de la noche y hasta las 5 de la mañana.

En el caso específico de los municipios costeros, por la cantidad de vacacionistas, la disposición aplica en el horario de 9 de la noche hasta las 5 de la mañana.

Este operativo aplicará para todo tipo de vehículos, excepto los de emergencia, y en el caso de particulares para traslados a unidades médicas, compra de medicamentos y traslados de personal de salud.

La segunda medida que anunció es para los negocios no esenciales, que deberán cerrar a más tardar a las 6 de la tarde y permanecer cerrados sábados y domingos.

En cuanto a los restaurantes, se estableció que de lunes a viernes cerrarán como máximo a las 10 de la noche, y sábados y domingos sólo podrán operar en la modalidad de servicio a domicilio o mediante plataformas.

“En el caso de los negocios esenciales serán sus propios administradores los responsables de ajustar los horarios laborales para que sus trabajadores tengan su salida a tiempo, antes de los cierres viales ya mencionados”, señaló.

El tercer ordenamiento señala que a partir del jueves 16 “se cierran todas las marinas y se ordena el inmediato regreso de todas las embarcaciones recreativas para estar en tierra, y se prohibirá el uso de cualquier vehículo acuático con motor, excepto las dedicadas a la pesca ribereña”.

Y recordó a la gente que se encuentra en los puertos, que al transitar por las playas es obligatorio el uso de cubrebocas.

La cuarta disposición es el retorno a la ley seca desde este miércoles.

Vila Dosal destacó que las nuevas disposiciones “son de la más alta prioridad para conservar la salud y el empleo de miles de familias yucatecas, por lo que su éxito depende del compromiso y la responsabilidad individual de cada uno” para no poner en riesgo de colapso la “nueva capacidad hospitalaria”

Adelantó que “no se descartan medidas adicionales en los próximos días”, pues “como todos saben la situación que vivimos es delicada dada la fuerte capacidad de transmisión y letalidad del coronavirus”.

Insistió en que ayer se puso en funcionamiento el hospital temporal Siglo XXI, que ya recibió a sus primeros pacientes contagiados de coronavirus, provenientes de hospitales federales y estatales, y se suma a la reciente apertura del hospital provisional de Valladolid.

“La puesta en marcha de estos dos hospitales temporales significa que estamos utilizando ya nuestra reserva estratégica total de camas y equipos planeados con la debida anticipación ante la contingencia por el coronavirus y no será posible habilitar más camas, pues el personal médico que se encuentra en Yucatán ya se encuentra laborando prácticamente en su totalidad”, recalcó.

Comentarios

Load More