Agricultores y la GN se enfrentan por la extracción de agua en presa de Chihuahua

En julio pasado, elementos de la Guardia Nacional que resguardaban la presa Francisco I. Madero en Delicias, Chihuahua, se enfrentaron con agricultores que buscaban evitar la extracción de agua para enviar a EU. Foto: Especial En julio pasado, elementos de la Guardia Nacional que resguardaban la presa Francisco I. Madero en Delicias, Chihuahua, se enfrentaron con agricultores que buscaban evitar la extracción de agua para enviar a EU. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano que resguardaban la presa Francisco I. Madero, conocida como Las Vírgenes en el municipio de Delicias, Chihuahua, se enfrentaron con agricultores que llegaron el mediodía de este domingo para evitar la orden de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de extraer agua.

Los agricultores, incluso, acusaron que los elementos federales dispararon en contra suya.

Este es el cuarto intento en lo que va del año en que la Conagua intenta vaciar tres presas de Chihuahua para llevarla al estado de Tamaulipas, con el pretexto de pagar el Tratado Internacional de Agua, pactado en 1994.

Sin embargo, los agricultores, diputados y políticos de varios partidos de la región han advertido que el pago del agua no está contemplado a través de esas presas: Las Vírgenes, El Granero (municipio de Aldama) y La Boquilla (municipio San Francisco de Conchos).

En los cuatro intentos de apertura de las compuertas de las presas, han participado la Guardia Nacional, el Ejército y personal de Conagua y han reaccionado en contra los agricultores de la región, así como alcaldes, diputados federales y locales de diversos partidos, quienes han advertido que no permitirán que se lleven el agua del estado que es utilizada para la agricultura y ganadería.

Esta mañana, llegaron de nuevo los productores para evitar que se extraiga agua de la presa. En fila, los elementos castrenses se colocaron con armas y escudos para evitar el paso, detonaron sus armas para inhibir la presencia de los manifestantes.

Los productores se alejaron pero se coordinaban por chat para organizarse mejor y algunos propusieron armarse cuando cesaron la extracción. En transmisión en vivo, exhortaron a las autoridades estatales y federales que intervinieran para evitar el enfrentamiento:

“Buenos días, señores. Soy Andrés Valles Valles, presidente del módulo 4 del distrito de riego 005. Es 19 de julio del 2020, estamos a unos metros de las cortinas de Las Vírgenes. Soy un agricultor. Así es como nos trata el gobierno federal. Miren: no podemos entrar a nuestra presa, a saber cuánto es lo que está el gasto de la presa para nuestro riego agrícola. Así es como se está comportando el gobierno federal con los agricultores de Chihuahua.

“[…] No debemos y no vamos a permitir que esto siga continuando. Hay una militrarización en todas las presas del estado de Chihuahua. Hago responsable a Blanca Jiménez, directora de Conagua, de lo que pueda estar sucediendo. Vamos en estos momentos, a citar gente de todas partes de los agricultores para demostrarle que somos gente de buena voluntad y que producimos alimentos (…) queremos  la intervención del gobernador del estado porque nos vamos a enfrentar a estar personas, que ellas solamente obedecen órdenes pero va a haber un enfrentamiento.

“Le vamos a pedir al encargado, en estos momentos el diputado (federal del PAN) Mario Mata Carrasco, le va a pedir que se retiren las fuerzas de las Guardia Nacional. No tienen que estar haciendo absolutamente nada”.

En el caso de Las Vírgenes, ahora tiene una capacidad sólo del 40 por ciento, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información del Agua Monitoreo de las principales presas de México, de la Conagua. Las temperaturas en el estado han incrementado de manera considerable hasta por arriba de los 40 grados centrígrados y ha llovido poco.

El gobierno estatal emitió un comunicado en el que dio a conocer que llegaron a un acuerdo con el gobierno federal para no extraer ninguna cantidad de agua de la presa Las Vírgenes.

Otro acuerdo fue que la Comisión Nacional del Agua y la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) reanudarán las negociaciones el martes hasta que lleguen a un acuerdo, con la presencia de funcionarios del gobierno estatal, como testigos.

El gobierno de Chihuahua llamó a la tranquilidad y al diálogo y exhortó a los productores del estado a mantener abierto el diálogo y la negociación, para no dar pie a la intervención de las fuerzas de seguridad federales.

En un comunicado, la Conagua anunció previo a la llegada de las fuerzas militares que las extracciones de la presa Francisco I. Madero contribuirán al pago del Tratado de 1994, “garantizando la seguridad de la población”.

“El Gobierno de México inició extracciones en la presa Francisco I. Madero, en Chihuahua, para reabastecer la presa Luis L. León (también conocida como El Granero), contribuir al cumplimiento de las obligaciones de nuestro país establecidas en el Tratado de Límites y Aguas de 1944, así como para salvaguardar la seguridad de la población, las áreas productivas y la infraestructura de protección ubicadas aguas abajo de dicho embalse.

Aseguró que la presa Las Vírgenes cuenta con un almacenamiento suficiente para asegurar el riego (para los cultivos de nogal, sandía, melón, chile, cebolla y alfalfa) y la continuidad de todas las actividades productivas en la región, además de contribuir al pago del Tratado.

“La extracción −que se hace con pleno apego a derecho− se realiza garantizando al cien por ciento el volumen de agua que requieren los productores agrícolas para continuar sus actividades y garantizar la viabilidad de sus cosechas. El Comité Nacional de Grandes Presas —órgano colegiado en el que participan además de distintas dependencias de gobierno, la Coordinación Nacional de Protección Civil e instituciones académicas, como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, entre otras— consideró que deben efectuarse maniobras de extracción o desfogues de control en la presa para alcanzar los niveles de seguridad requeridos y contar con un margen adecuado para el manejo de los posibles escurrimientos”, aseveran en el comunicado.

Load More