Avión presidencial aterriza en el AICM; sigue proceso de venta

En 2018, el avión presidencial partió rumbo a California, donde estuvo resguardado hasta este miércoles 22 de julio. Foto: Especial En 2018, el avión presidencial partió rumbo a California, donde estuvo resguardado hasta este miércoles 22 de julio. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El avión Boeing 787-8, que fuera aeronave principal de la transportación presidencial, regresó esta tarde al país, procedente de California, Estados Unidos.

Pilotado por elementos de la Fuerza Aérea Mexicana, el hasta ahora llamado “avión presidencial” aterrizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), donde permanecerá en espera de concretar su venta.

Durante casi 20 meses de permanecer varado en San Bernardino California, concretamente en un hangar del fabricante Boeing, en la localidad de Victorville, el avión con matrícula TP-01 fue ofertado infructuosamente hasta ahora y se supone que al fin hay un postor que ya entregó un anticipo, de acuerdo con las declaraciones de esta mañana del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nota relacionada: Avión presidencial retornará a México tras estar 20 meses en California

Mientras tanto, la aeronave permanecerá el Hangar Presidencial construido el sexenio pasado, a fin de albergarlo.

Tanto el avión como el espacio para su alojamiento forman parte de los escándalos de corrupción y despilfarro del sexenio pasado, pues fue adquirido por 127 millones de dólares, además de mil millones destinados a la construcción del hangar, una obra adjudicada a Juan Armando Hinojosa Cantú, constructor y financiero de la llamada “Casa Blanca de Peña Nieto”.

El último vuelo del TP-01 se realizó el 30 de noviembre de 2018, cuando voló de Argentina tras la participación del entonces presidente Enrique Peña Nieto en una cumbre internacional.

Nota relacionada: Llegó a México el “palacio flotante” del presidente

El 3 de diciembre fue enviado a California, donde permaneció hasta hoy, a un costo actualizado al mes de enero de 30 millones de pesos.

El presidente López Obrador se comprometió desde campaña a que, en caso de ganar la elección, no usaría el avión presidencial, pues lo consideraba un derroche, y ha optado por transportarse en vuelos comerciales, inclusive en su única visita al extranjero, es decir, hace dos semanas, cuando viajó a Washington D.C. para un encuentro con su homólogo estadunidense Donald Trump.

Las condiciones de pernocta y mantenimiento en el extranjero del Boeing 787-8 no han sido transparentadas hasta ahora, fecha en la que quedará bajo custodia de la Fuerza Aérea Mexicana.

Nota relacionada: A dos meses de la rifa del “Avión Presidencial” no se ha vendido ni la cuarta parte de cachitos

Load More