15.7 millones de personas enfrentaron la pandemia sin empleo en abril: Inegi

Ciudadanos solicitan el Seguro de Desempleo del gobierno de la CDMX. Foto: Miguel Dimayuga Ciudadanos solicitan el Seguro de Desempleo del gobierno de la CDMX. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– De acuerdo con los Resultados del Impacto del Covid-19 en la Actividad Laboral y el Mercado Laboral del Inegi, 15.7 millones de personas mayores de 18 años estaban desempleadas en abril.

De ellos, 2.1 millones de personas están en la categoría de Población No Económicamente Activa (PNEA) y “se estiman 13.6 millones de personas no ocupadas con disponibilidad para trabajar, pero sin buscar activamente un empleo”.

La gran mayoría, 11.9 millones de personas, está ausente del trabajo a consecuencia del covid-19, aunque 42.3% considera que retornará a su trabajo al terminar la contingencia.

En el 30.4% de las viviendas algún integrante perdió su trabajo por la pandemia y en 65.1% de las viviendas disminuyeron sus ingresos durante la contingencia”, señaló.

La encuesta se realizó vía telefónica a una muestra de 5 mil 593 números telefónicos; se levantó del 27 al 29 de mayo para evaluar la situación hasta abril y los resultados fueron presentados este 23 de julio de 2020 mediante un comunicado difundido por sus redes sociales.

De acuerdo con la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por Covid-19 (ECOVID-IE), poco más de la mitad de las empresas instrumentaron paros técnicos como medida de prevención, el 93.2% registró al menos un tipo de afectación, pero la mayoría priorizó el no despido del personal por sobre la reducción de las remuneraciones o prestaciones.

7.7 millones de personas hicieron home office

La Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) fue levantada en abril de 2020 a personas usuarias de teléfono, y arrojó que 32.9 millones de personas están ocupadas, de las cuales 7.7 millones (23.5%) trabajó desde su casa, 30.3% no trabajó las horas habituales, 46.1% disminuyó su ingreso y 7.2 millones (21.8%) estuvieron ausentes temporalmente de su trabajo manteniendo un vínculo laboral a consecuencia del covid-19.

Además, 24.2 millones de personas son subordinadas y remuneradas, de las cuales 6.1 millones fueron suspendidas de sus trabajos por la pandemia y, de éstas, el 44.2% recibió parcialmente su ingreso.

Del 21.8% de ocupados ausentes temporales de su trabajo, en 92.9% de los casos, su ausencia se debió a la pandemia originada por el covid-19. De las personas que trabajaron desde su casa, el 70% cuenta con el equipo necesario, el 84% cuenta con condiciones se seguridad e higiene y el 27% ha tomado cursos de capacitación para el trabajo.

De las personas que vieron disminuidos sus ingresos por la pandemia, el 37.4% de ellas tuvieron que vender algún bien, pedir dinero prestado o recurrir a sus ahorros.

La Encuesta Telefónica sobre Covid-19 y Mercado Laboral (ECOVID-ML), del total de ocupados de 18 años y más usuarios de teléfono, el 23.5% trabajó desde su casa; 30.3% no trabajó las horas habituales y 46.1% disminuyó su ingreso.

Esta encuesta se realizó del 7 de mayo al 12 de junio, con un tamaño de muestra de 4 mil 920 empresas grandes y MIPyMES con instalaciones fijas relacionadas con el sector industrial como la minería, la electricidad, el suministro de agua y gas, la construcción y las manufacturas, así como el comercio y los servicios, incluyendo el transporte.

Se excluyeron actividades como la agricultura, la cría y explotación de animales, la pesca, la acuicultura y el gobierno.

“Se estima que, de las empresas estimadas por la ECOVID-IE, poco más de la mitad instrumentaron paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención, mientras que 40.4% no lo hicieron”, indicó. El 41.4% de las consideradas esenciales y el 50-5% de las no esenciales realizaron paros técnicos de 21 días o más.

El 93.2% de las empresas registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria por covid-19, como la disminución de los ingresos (91.3%), la baja demanda que a nivel nacional (72.6%).

“La mayoría de las empresas priorizó el no despido de personal, por sobre la reducción de remuneraciones y prestaciones con porcentajes a nivel nacional de 19.1 y 15.4% respectivamente”, añadió.

7.8% de las empresas recibieron apoyo

Solo 7.8% de las empresas obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto (92.2%) no recibió ayuda de ninguna índole. La mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas (88.8%) provinieron de los gobiernos (federal, estatal o municipal).

La causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento (37.4%). Se estima que los apoyos que las empresas recibieron fueron por concepto de transferencia en efectivo (54.3%), aplazamiento de pagos a créditos (11.8%) y acceso a créditos nuevos (8.9 por ciento).

Durante abril de 2020, el 60.2% de las empresas instrumentaron acciones operativas, mientras que el 39.8% no lo hizo. La entrega de pedidos a domicilio fue la acción operativa más instrumentada a nivel nacional por el 45.0% de las empresas, seguida de promociones especiales con 33.8%, el trabajo en casa (home office) con 32.6% y las ventas por Internet con 29.6 por ciento.

“La mayoría considera que una de las políticas más necesarias para apoyarlas en esta pandemia por covid-19, es el aplazamiento de pagos por servicios en un 47%, la transferencia de efectivo con 41.3% y el acceso a créditos nuevos con 41%, entre otras acciones con menor frecuencia”, señaló.

Mayor demanda de servicios funerarios

Para la Encuesta Nacional de Agencias Funerarias ante Covid-19 (ENAF), las entrevistas se realizaron del 25 de mayo al 12 de junio de 2020, a 474 empresas de servicios funerarios, de las cuales se obtuvieron 324 cuestionarios con información.

En promedio, una empresa grande prestó 351 servicios funerarios durante febrero, en tanto que en mayo prestó 516 servicios. Una microempresa realizó 12 servicios funerarios en febrero y 16 mayo.

En la mitad de las empresas de servicios funerarios, los ingresos totales permanecieron sin cambios durante la contingencia originada por Covid-19, en un tercio disminuyeron y en un 17.1% aumentaron.

Cuatro de cada diez empresas realizaron cambios en la duración de la velación de cuerpos, 27.1% aplicó cambios en los trámites, 26.7% modificó los tiempos de espera, 12.5% negó la prestación del servicio y 38% realizó otro tipo de cambios.

Asimismo, poco más de la quinta parte de las empresas no realizó ninguna modificación en la manera en que prestan el servicio funerario. Aproximadamente nueve de cada diez empresas realizaron cambios en los protocolos para el manejo de cuerpos por muertes relacionadas con covid-19 en abril o mayo de 2020.

Load More