Ejido Ayotitlán pretende desalojar a la última familia de una ranchería para rentar terrenos a minera

La Minera Peña Colorada. La Minera Peña Colorada.

COLIMA, Col. (apro).- La Red Jalisciense de Derechos Humanos denunció que el ejido Ayotitlán pretende desalojar a la última familia que habita la ranchería indígena El Mameycito, ubicada en los límites territoriales de Colima y Jalisco, para entregar en renta los terrenos a la minera Peña Colorada.

El presidente de la organización, Óscar González Garí, informó que desde el pasado lunes 20 la familia de Aurelio Deniz Gerardo ha padecido acoso y hostigamiento por parte de directivos del ejido, así como de personal de seguridad privada de la minera y agentes policíacos municipales de Cuautitlán, Jalisco, con la advertencia de que debe abandonar los terrenos, en los que Peña Colorada depositará sus desechos industriales.

Por lo anterior, este jueves llegaron a esa zona integrantes del Consejo Autónomo de Autoridades Nahuas “Tenamaxtla” de Ayotitlán (CAANTA), Autoridad Indígena Tradicional, quienes convocaron a los poblados vecinos a instalar en el predio La Aguacatera, de El Mameycito, un plantón permanente para evitar el despojo de las tierras por parte del ejido a favor de la empresa minera.

González Garí indicó que en lo que va de este siglo ya fueron desalojados los habitantes de tres localidades nahuas: Los Potros, Puertecito de Las Parotas y Rincón de Manantlán, para dar paso a empresas mineras que extraen hierro de esta región y lo exportan a través del puerto de Manzanillo.

Nota relacionada: Minera Peña Colorada pide autorización a Semarnat para construir planta de filtrado en Minatitlán

De acuerdo con la red, El Mameycito forma parte de las 14 localidades que se ubican dentro del territorio ancestral en litigio que enfrentó a Jalisco y Colima en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) mediante la controversia constitucional número 03/98, desde entonces olvidada, “por ser de indios”, en los sótanos del Senado por las administraciones estatales de Jalisco.

Las localidades indígenas jaliscienses ubicadas en la franja en disputa son Las Pesadas, La Astilla, Cerro Prieto, Chanquiahuitl, Changavilán, San Antonio, El Platanar, Plan de Méndez, La Piedra, El Mameycito, El Naranjal, El Pedregal y La Coconal, nahuas en su mayoría.

González Garí manifestó que mientras el gobierno de Jalisco concentra su atención en la pandemia del covid-19 y en la temática urbana, el Consorcio Minero Benito Juárez Peña Colorada, S.A. de C.V., “instigador del diferendo territorial con el estado de Colima por 406.8 kilómetros cuadrados, no duerme, y para quitarle a nuestra entidad más territorio que necesita para ampliar sus instalaciones y tiraderos de basura industrial se lanzó con todos sus recursos y la complicidad de policías jaliscienses a desalojar a los últimos habitantes de El Mameycito, anexo de la comunidad indígena de Ayotitlán, municipio de Cuautitlán, Jalisco”.

Señaló que el lunes 20 empezó el asedio contra la familia “con el sorpresivo arribo de un dron que sobrevoló el predio La Aguacatera y estuvo girando en torno a las labores agrícolas de Aurelio Deniz Gerardo y sus hermanos Federico y Abraham”, mientras que por la tarde “se presentó, sin pedir permiso para ingresar al predio de la familia, un supuesto ‘ecologista’ que traía un perro, no se quiso identificar y sólo miraba las labores agrícolas”.

En los días posteriores el asedio “se incrementó drásticamente, pues llegaron al sitio directivos del comisariado ejidal de Ayotitlán, encabezados por su presidente, Juan Díaz Aguilar, acompañados de agentes de la policía municipal de Cuautitlán y cuatro elementos de seguridad privada de la minera, cada uno con un perro.”

Óscar González refirió que le advirtieron a Aurelio Deniz que debía retirarse de esos terrenos, pues “no ganas nada sembrando maíz, ya retírate con tu familia. El Ejido le rentó a Peña Colorada estas tierras, evítanos tener que desalojarte de aquí”.

Ante ello, Aurelio Deniz se comunicó con el presidente de la RJDH, a quien puso al tanto de lo que estaba pasando en esos momentos, por lo que el representante de la organización se comunicó con el presidente municipal de Cuautitlán, Gerardo Palacios Campos, quien accedió a retirar a los policías de la zona.

La Red Jalisciense de Derechos Humanos recordó que el próximo 9 de agosto se conmemorará en esa región el centenario de la matanza de Los Llanos de Timbillos, en la que fueron asesinados 13 indígenas nahuas de Telcruz y Ayotitlán por parte de caciques de Colima que iniciaron de esa manera la invasión de ese territorio.

La organización ratificó su apoyo a la ranchería El Mameycito y advirtió que se mantendrá al pendiente para evitar el desalojo de sus habitantes.

Load More