Rehabilitación de la refinería de Salina Cruz tiene un avance de 86%

El presidente en la refinería de Salina Cruz, Oaxaca. Foto: lopezobrador.org.mx El presidente en la refinería de Salina Cruz, Oaxaca. Foto: lopezobrador.org.mx

OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).– El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se invierten 22 mil millones de pesos para la rehabilitación de las seis refinerías existentes y aumentar su capacidad productiva y se continuará trabajando en la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco, que permitirá procesar un millón 540 mil barriles diarios.

En el caso de la refinería de Salina Cruz, el avance en las obras de rehabilitación es de 86 por ciento, lo que la convierte en la más avanzada, según informó la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

López Obrador aclaró que esta inversión “no es crédito, no es deuda, es dinero del presupuesto público que estamos logrando por no permitir la corrupción que imperaba y ser un gobierno austero, sin lujos, que todo lo que ahorremos sea para el pueblo y el desarrollo de México”.

Durante la supervisión de la rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación en la refinería “Antonio Dovalí Jaime” del Puerto de Salina Cruz, el presidente manifestó que, con la rehabilitación y la nueva refinería de Dos Bocas, “vamos a estar cerca de ser autosuficientes en el país, en gasolinas y diesel. Por eso vamos a resolver pronto la conveniencia de echar andar un tren de refinación en cangrejera para ser autosuficientes a más tardar al termino de nuestro gobierno en 2024”.

Resaltó que es la segunda vez que visita esta refinería desde que es presidente y “voy a seguir viniendo porque tenemos que lograr el propósito general de rescatar a Pemex, de que Pemex se convierta en palanca del desarrollo nacional y también tenemos como propósito el procesar toda nuestra materia prima. El no vender petróleo crudo y comprar gasolinas en el extranjero”.

Considera que se cometió un error histórico porque la refinería de Salina Cruz fue la última refinería que se construyó en 1979, y ya pasaron 41 años sin construir una nueva refinería, vendiendo materia prima, el petróleo crudo, con lo que México se convirtió en el país petrolero que más gasolinas compra en el extranjero.

Sin embargo, dijo, “esto va a cambiar. Ahora vamos a procesar todo el petróleo crudo y vamos a ser autosuficientes en la producción de gasolina, diesel y otros petrolíferos”.

Destacó que es “importante esta nueva política porque así garantizamos nuestra independencia como país y nación libre y soberana”.

“Por eso es importante venir a Salina Cruz y ver la rehabilitación, eso significa empleo. Claro, con todo cuidado porque también los trabajadores han padecido la pandemia, pero tenemos que seguir los trabajos de rehabilitación y construcción de Dos Bocas para que en el 2022 ya podamos estar procesando un millón 550 barriles diarios en el sistema de refinación nacional”, finalizó.

Load More