Y además, las “muertes indirectas”

Enfermos. Foto: Miguel Angel Carmona Enfermos. Foto: Miguel Angel Carmona

El coronavirus no sólo ha provocado miles de fallecimientos por covid… también ha puesto en jaque a los servicios de salud en México, que se han visto incapaces de atender a quienes padecen cáncer, diabetes, sida, hipertensión y otras enfermedades crónicas. En su Primer reporte cuatrimestral 2020, el colectivo Cero Desabasto destaca que las muertes colaterales se elevaron notablemente en los primeros dos meses de pandemia y sólo hasta el próximo año se conocerá cabalmente la dimensión de la tragedia.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Además de los miles de contagiados que están falleciendo en México por covid-19, la pandemia también provoca un número incuantificable de “muertes indirectas” entre quienes padecen otras enfermedades, quienes actualmente son excluidos por un sistema de salud que ya no los puede atender porque se “reconvirtió” para enfrontar el coronavirus.

Se trata principalmente de personas con cáncer, diabetes, hipertensión y sida que están muriendo por desabasto de medicamentos, falta de atención hospitalaria o simplemente porque se quedaron sin seguridad social al perder sus empleos por la crisis económica provocada por la pandemia.

Andrés Castañeda Prado, analista de Cero Desabasto, un colectivo que actualmente estudia estos daños colaterales, comenta preocupado: “La pandemia está provocando muchas muertes indirectas. Son de enfermos que no tienen el contagio, pero están muriendo porque se quedaron sin acceso a medicamentos o sin atención hospitalaria debido a la reconversión de los hospitales provocada por el covid-19”.

–¿A qué tipo de enfermos se refiere?

–Sobre todo a los pacientes con enfermedades crónicas, para quienes es cuestión de vida o muerte recibir sus medicamentos y una atención adecuada. Es el caso de los enfermos con cáncer que requieren quimioterapia, también de las personas que viven con VIH, o de los enfermos con diabetes muy avanzada que requieren insulina para vivir, por citar algunos ejemplos.

–¿Ya se pueden cuantificar estas muertes?

–No, en este momento es muy difícil hacerlo. Se podrá hasta el próximo año, cuando ya estén cerradas las cifras de mortalidad de 2020 y se puedan conocer las tendencias… Tendremos que esperar hasta entonces.

Por lo pronto, dice Castañeda Prado, Cero Desabasto ya está midiendo la carencia de medicamentos provocada por el coronavirus, con base en los reportes de los propios grupos de pacientes afectados.

Detalla: “Tenemos relación con grupos de enfermos que padecen distintos tipos de cáncer, como de mujeres con cáncer de mama; o con grupos de gente con diabetes; con derechohabientes del ISSSTE que no están recibiendo sus medicamentos; hasta con médicos y enfermeras que nos reportan la falta de insumos y medicinas. Nuestras mediciones las hacemos con base en estos reportes sobre desabasto”.

–¿Y en qué porcentaje han aumentado estas quejas con la llegada del coronavirus?

–Aproximadamente en 50%. La tendencia va en aumento. Y nos hemos dado cuenta que el desabasto se debe principalmente a dos factores: la corrupción y la ineficiencia.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2282 de la revista Proceso, ya en circulación.

 

Load More