Juez vincula a proceso a Lozoya por caso Odebrecht; usará brazalete electrónico

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya. Foto: David Deolarte El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya. Foto: David Deolarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez de control dictó el segundo auto de vinculación a proceso contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, en calidad de autor material y cometido con dolo.

A diferencia de las medidas cautelares solicitadas en el caso Agronitrogenados, que le permitían moverse con libertad por todo el país, en esta segunda causa penal la movilidad del exfuncionario quedó limitada a la Ciudad de México, pero se ratificó que no pisará la cárcel.

Durante la audiencia de la causa penal 261/2020 derivada del caso Odebrecht, el juez Juan Carlos Ramírez Benítez concluyó que las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR) acreditan de forma suficiente los presuntos sobornos recibidos por Lozoya y la adquisición de una residencia en Ixtapa, Guerrero, mediante el uso de una empresa off shore y depósitos en cuentas bancarias de sus familiares.

Nota relacionada:

Lozoya tendrá “ciertas consideraciones”; expondrá “maquinaria organizada de poder”: AMLO

El juzgador agregó que los presuntos sobornos a cambio de contratos de obra pública para la empresa Odebrecht pusieron en peligro a la sociedad y al patrimonio del Estado mexicano, por lo que era procedente dictar el auto de vinculación a proceso.

Deberá firmar cada 15 días y portará brazalete electrónico

En este marco, los representantes de la Fiscalía solicitaron como única medida cautelar la restricción para que Lozoya no salga de la Ciudad de México, la portación de un brazalete electrónico y la obligación de presentarse cada 15 días ante la Unidad de Medidas Cautelares para firmar y de esa forma ratificar que sigue a disposición del juez de la causa.

La defensa de Lozoya no se opuso, por lo que dichas medidas cautelares fueron ratificadas por el juez de la causa.

Con dicha resolución, se ratifica que Emilio Lozoya no pisará la cárcel mientras avanza el proceso penal en el que ha ofrecido su colaboración mediante el llamado criterio de oportunidad, con el cual incluso se podrían cancelar todos los delitos que se le imputan y quedar libre de cargos.

Ofreció un cargo público a exdirector de Odebrecht

Al momento de formular la imputación, los fiscales de la FGR aseguraron que Lozoya estableció contacto con el exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses, a quien pedía orientación constante sobre contratos de obra pública en los estados de Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo.

Incluso, se reveló que Lozoya, quien solicitó la reserva de sus datos personales durante el proceso, le ofreció a Luis Alberto de Meneses ocupar un cargo en la administración pública a partir de que Enrique Peña Nieto asumiera la Presidencia de la República.

La imputación también evidenció que el soborno de 10.5 millones de dólares que la persona moral Norberto Odebrecht le entregó a Lozoya Austin se depositó en cuentas bancarias que su hermana Gilda Susana Lozoya y su madre Gilda Margarita, abrieron con el único propósito de triangular esos recursos y ocultar su origen.

En todo momento, la FGR destacó que parte de los recursos destinados por Odebrecht a Lozoya se destinaron a apoyar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, derivado de que el ahora imputado fue coordinador de asuntos internacionales de EPN en el proceso electoral de 2012.

“Usted (Emilio Lozoya) refirió a Luis Alberto de M. un pago de 4 millones de dólares cuando era parte del comité de campaña 2012 y le dijo que en caso de ganar tendría un cargo que le permitiría proporcionar contratos de obra pública y así fue en los estados de Hidalgo, Veracruz y Tamaulipas”, señala la acusación leída por los fiscales de la FGR.

“No soy culpable”: Lozoya

Al respecto, Lozoya Austin afirmó que no “es culpable ni responsable” de los tres delitos que se le imputan en el caso Odebrecht.

Además, volvió a decir que fue “intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado” para la comisión de delitos federales, por lo que insistió en que va a señalar a los responsables de los delitos que se le imputan y los beneficiarios finales de dichas acciones.

“En el marco de mi compromiso de colaborar con esta investigación, di instrucciones en España a que se agilizaran los trámites de mi extradición, como un acto voluntario, de mi parte, en renunciar al procedimiento de extradición, precisamente para cumplir mi compromiso en colaborar con las autoridades del Estado Mexicano en el marco de un posible criterio de oportunidad o la figura que determine la autoridad”, explicó Lozoya en su intervención.

Nota relacionada:

Lozoya sobre el caso Odebrecht: “no soy culpable ni responsable”

Comentarios

Load More