Las 22 casas que César Duarte oculta en Estados Unidos

César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua, utilizó a familiares, operadores y prestanombres para adquirir 22 inmuebles en Texas y Nuevo México con un valor aproximado de 6 millones de dólares, revela un investigador privado estadunidense que entregó a Proceso la lista de casas y mansiones presuntamente adquiridas con recursos del erario de la entidad; en algunas de ellas la familia del exmandatario priista guardaría dinero, joyas y obras de arte propiedad del gobierno chihuahuense.

WASHINGTON (Proceso).– Mediante familiares, operadores financieros y prestanombres, el exgobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez oculta en Estados Unidos 22 propiedades que no han sido detectadas por la Fiscalía de Chihuahua.

Se trata de casas ubicadas en exclusivas zonas residenciales, la gran mayoría en El Paso, Texas, y algunas en Nuevo México, y cuyo valor aproximado suma 6 millones de dólares. De ellas, 21 fueron adquiridas durante el mandato de Duarte en Chihuahua.

En algunos de esos inmuebles “la familia de Duarte Jáquez oculta dinero (dólares en efectivo), obras de arte, óleos y jarrones de Mata Ortiz que son del gobierno de Chihuahua”, revela un investigador privado que entregó a Proceso la lista de dichas propiedades y cuyo registro de la propiedad fue revisado por el corresponsal.

Afirma que de las 22 propiedades sólo una está en el radar de la administración de Javier Corral, quien reemplazó a Duarte en el gobierno de la entidad. “La Fiscalía de Chihuahua tiene información equivocada sobre las propiedades. Los operadores del exgobernador y él mismo manejan una estrategia muy efectiva para ocultarlas”, explica.

El investigador privado dice que fue contratado por “partes interesadas” en la lucha contra la corrupción del caso Duarte Jáquez –quien enfrenta un proceso de extradición de Estados Unidos, acusado de saquear unos 3 mil 500 millones de pesos del erario de Chihuahua– y su contrato lo obliga a la absoluta confidencialidad, además de que quiere evitar represalias por parte de la familia del exgobernador.

“La Fiscalía del estado de Chihuahua ignoró varios mensajes que le enviaron las personas que me contrataron y se equivoca al señalar algunas propiedades que le achacan al exgobernador. Las que comparto (con Proceso) las pueden investigar y corroborar. Es muy fácil”, comenta.

Capturado por las autoridades federales estadunidenses el pasado 8 de julio en Miami, Duarte Jáquez es acusado por la fiscalía de Chihuahua de por lo menos 11 delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y peculado.

“A las propiedades que no ha identificado Corral y que erróneamente sigue señalando inmuebles que no pertenecen al acusado, se añaden operaciones de millones de dólares en el estado de Quintana Roo que le maneja una de sus operadoras”, afirma el investigador.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2283 de la revista Proceso, ya en circulación.

 

Load More