López-Gatell divide a gobernadores del PAN y exhibe la orfandad del PRI

Los gobernadores de la llamada Alianza Federalista en Guanajuato. Foto: Verónica Espinosa Los gobernadores de la llamada Alianza Federalista en Guanajuato. Foto: Verónica Espinosa

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-  La demanda de nueve gobernadores de que renuncie Hugo López-Gatell como vocero de la contingencia sanitaria dividió a los mandatarios del Partido Acción Nacional (PAN) y exhibió el estado de abandono en que se encuentra el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De los nueve mandatarios que integran el bloque panista llamado GOAN, sólo cuatro quieren que el subsecretario de Salud deje el cargo: Martín Sandoval, de Aguascalientes; José Rosas Aispuro, de Durango; Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato, y Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas.

En un principio se había incluido en la petición a Javier Corral Jurado, de Chihuahua, quien en cuestión de horas se deslindó de esa demanda y aclaró que no participó de la discusión ni conoció el texto en el que se pide la salida del funcionario federal.

Notas relacionadas:

Bloque de gobernadores pide la salida inmediata de Hugo López-Gatell

López-Gatell expresa respeto a gobernadores; ve en su proclama un “desfogue” ante el “estrés”

Javier Corral se deslinda de la petición de que renuncie López-Gatell

Postulado por el PAN, Arturo Echevarría García, gobernador de Nayarit, se ha mantenido al margen de todas las acciones que encabeza el GOAN.

Por su lado, los mandatarios Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur; Francisco Domínguez Servién, de Querétaro; Mauricio Vidal Dosal, de Yucatán, y Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, que venían participando activamente en ese grupo, en esta ocasión se mantuvieron al margen.

De los cuatro mandatarios de Acción Nacional que piden la renuncia de López Gatell, el de Durango y el de Tamaulipas han sido mencionados en la trama del caso Emilio Lozoya, por presuntamente haber recibido, cuando eran legisladores, sumas millonarias para apoyar la aprobación de la reforma energética, y el de Guanajuato tiene a su estado sumido en la peor crisis de seguridad que se recuerde.

El mandato de Aispuro y Cabeza de Vaca termina el próximo año.

En el PRI la situación es peor. Sólo dos de sus 12 gobernadores se sumó a la iniciativa de que se vaya López- Gatell: el de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís y el de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez. En el caso de Peralta, su sexenio concluye el próximo año.

Los otros gobernadores que piden la salida del subsecretario de Salud son Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco, postulado por Movimiento Ciudadano y quien aspira a ser candidato presidencial; el perredista Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán, quien dejará el cargo el próximo año, y Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León, quien ganó la gubernatura como candidato independiente y cuyo mandato también termina en 2021.

Agrupados en lo que llaman Alianza Federalista, los nueve políticos plantearon su petición en los siguientes términos: “Los gobernadores de 40 millones de mexicanos y mexicanas, demandamos al gobierno federal la salida inmediata de Hugo López-Gatell y que se ponga al frente a un experto en la materia, con conocimiento y humildad para entender en toda su dimensión los temas de esta crisis de salud tan grave como la que estamos atravesando”, dijeron en un comunicado.

Consideran que “la emergencia sanitaria exige no solamente de un especialista, sino de un perfil con sensibilidad, inteligencia y un alto sentido de responsabilidad que el señor Gatell carece y lo demuestra cada vez que emite información contradictoria, confusa e incoherente que nos muestra el indolente número de muertes en México”.

Load More