Emilio Lozoya, el gran ganador de un “show”

emilio-lozoya-ganador-show Emilio Lozoya Austin, el gran ganador de un show Foto: Carlos Mejía

Las especialistas en la lucha contra la corrupción Edna Jaime y Rosa María Cruz Lesbros manifiestan, en sendas entrevistas, sus dudas sobre la capacidad de la FGR para procesar a Emilio Lozoya de manera autónoma y apegada a derecho, de manera que se le sancione y se repare el daño. Las malas señales: la falta de transparencia en la primera audiencia del exdirector de Pemex, la politización del caso en el discurso presidencial, el trato deferente al imputado en comparación con el que se da a Rosario Robles…

 CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Una vez que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin libró la cárcel por dos ocasiones consecutivas, los jueces y el equipo de la Fiscalía General de la República (FGR) lo convirtieron en el gran ganador de este proceso judicial.

La promesa de Lozoya es colaborar con la FGR y entregar, a cambio de estos privilegios, información que le ayudará a probar que es “inocente” y actuó presionado por personajes que lo obligaron a cometer los delitos contra la petrolera.

DEBES LEER:

Caso Lozoya: ¿conveniente olvido de Fertinal?

El 31 de julio, en el programa de radio de Ciro Gómez Leyva, el que fuera abogado defensor de Lozoya, Javier Coello Trejo, dijo dudar que el exfuncionario contara con las pruebas que asegura tener. Por lo pronto, está en libertad.

Entrevistadas por Proceso, las especialistas en anticorrupción señalan la falta de transparencia en el juicio, ya que no se transmitió la audiencia de manera simultánea, así como la falta de equidad en la aplicación de la justicia y el afán del presidente Andrés Manuel López Obrador por administrar y aprovechar el proceso jurídico de Lozoya con fines político-electorales rumbo al proceso electoral de 2021 También ponen en duda la capacidad de la FGR para conducir de manera exitosa este complejo caso.

Entrevistada al respecto, Edna Jaime, presidenta de la organización México Evalúa, señala:

“Los criterios caprichosos de los jueces para dictar una medida cautelar son de llamar la atención. Creo que deben valorar las circunstancias, porque en el caso de Emilio Lozoya tenemos un ejemplo de que la justicia y los criterios de la justicia en México se aplican a modo, como en el caso de Rosario Robles, a quien se le encarceló por un delito menor mientras que a Lozoya los jueces y la FGR lo dejan llevar su proceso en libertad, a pesar de que ya tenía un antecedente de fuga”.

El caso, agrega, “está lleno de contenidos políticos y el presidente Andrés Manuel López Obrador puede perfectamente explotarlo políticamente con miras a las próximas elecciones.

“Lo ha hecho en las conferencias matutinas. Necesita de este caso porque lo que tiene enfrente es una crisis pavorosa en términos económicos y sanitarios. A través del caso Lozoya quizá coseche frutos en el proceso electoral de 2021”.

Este es un fragmento de un reportaje del número 2283 de la edición impresa de Proceso, publicado el 2 de agosto de 2020, y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí

Load More