Biden propone amplia reforma migratoria y ofrece garantizar el acceso al “sueño estadunidense”

Joe Biden habla en Filadelfia el martes 2 de junio. Foto: AP / Matt Rourke

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, presentó su propuesta para captar el voto latino, principal minoría en Estados Unidos, con la promesa de una amplia reforma migratoria, medidas para garantizar el acceso al “sueño estadunidense” y hasta un museo en Washington DC.

“Una cuarta parte de todos los niños en Estados Unidos son latinos. Nuestro éxito colectivo depende del éxito de la comunidad latina”, afirmó Biden en la agenda que lanzó ayer para los hispanos, que suman 60 millones en el país y representan más del 18% de la población.

Biden, quien busca impedir la reelección de Donald Trump el próximo 3 de noviembre, dijo que trabajará “desde el primer día promulgando los cambios necesarios para ayudar a la comunidad latina a prosperar”, en contraste con lo que describió como “un asalto” constante del mandatario republicano “a la dignidad latina”.

Nota de interés: Reportan explosiones en el límite de Corea del Norte y China; hay 15 muertos

Para eso, aseguró que invertirá en la movilidad económica de los hispanos, y en su acceso a atención sanitaria y educación de alta calidad. También sostuvo que combatirá la violencia armada, en particular después de la masacre el año pasado en El Paso, Texas, en la que un hombre mató a tiros a 23 personas, entre ellas nueve mexicanos.

“Debemos luchar contra la supremacía blanca, que el presidente Trump ha envalentonado”, señaló Biden en su propuesta, y señaló que los incidentes de odio contra los latinos, reportados entre 2016 y 2018, aumentaron 40% según el FBI.

Las medidas para impulsar la clase media latina incluyen potenciar la creación y expansión de pequeñas empresas, mejorar el acceso al crédito, y buscar equidad en los salarios, teniendo en cuenta que los trabajadores latinos ganan una fracción de lo que ganan los blancos no latinos, una brecha aún más pronunciada entre las mujeres.

Biden también prometió que la representación de los hispanos en la fuerza laboral federal será acorde a su peso demográfico. Para esto, subrayó, “incentivará a los trabajadores más calificados para que elijan el servicio público perdonándoles hasta 10 mil dólares al año en deuda estudiantil por hasta cinco años de servicio público”.

El candidato demócrata se comprometió igualmente a enviar al Congreso un proyecto de ley para modernizar el “fracturado” sistema migratorio actual, en su primer día en el cargo.

La iniciativa, dijo, dará “una hoja de ruta hacia la ciudadanía” a los casi 11 millones de inmigrantes indocumentados estimados en el país, buena parte de ellos mexicanos.

Biden, quien acusa a Trump de implementar políticas migratorias “racistas” y de crear “una crisis humanitaria” en la frontera con México, manifestó que pondrá fin al proyecto del muro que promueve el mandatario, así como a sus normativas de asilo “perjudiciales”.

También restablecerá el programa DACA, que actualmente beneficia a unos 700 mil “dreamers”, jóvenes traídos de niños por sus padres indocumentados, y “explorará todas las opciones legales para proteger a sus familias de la separación inhumana”.

Por otra parte, aseguró que nadie bajo el programa TPS será devuelto a un país no seguro. Trump quiere acabar con este estatuto de protección temporal, creado en los años noventa para dar amparo a extranjeros tras desastres naturales o inestabilidad política en sus naciones, y que hoy permite residir y trabajar a unas 400 mil personas, principalmente salvadoreños y hondureños.

Además, Biden ofreció que extenderá el TPS a quienes huyeron del gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela, un insistente reclamo de la diáspora venezolana a Trump.

También buscará mejorar el sistema de visas de trabajo temporal, así como dar una vía para legalizar a los trabajadores agrícolas extranjeros. Según la propuesta, un gobierno de Biden perseguirá a los “empleadores abusivos” en lugar de a los trabajadores vulnerables.

En medio de la pandemia del coronavirus, que golpeó especialmente a los hispanos, tanto en términos sanitarios como por la profunda recesión económica que provocó, el presidente de la bancada hispana en el Congreso y excandidato presidencial demócrata, Joaquín Castro, celebró que Biden ponga a los latinos en “un primer plano”.

“Necesitamos un presidente que comprenda que el covid-19 exacerbó las desigualdades de larga data en nuestra sociedad y que tiene un plan para reconstruirlo mejor que antes”, dijo.

La agenda de Biden ofrece honrar el legado hispano en 500 años de historia en el actual territorio estadunidense con un Museo Nacional de los Latinos en Estados Unidos que integre la red Smithsonian en la famosa explanada en el centro de la capital.

“Como paso inicial, Biden iniciará un estudio de viabilidad y una ubicación para el museo”, indicó el texto difundido por la campaña demócrata. En julio, la Cámara de Representantes dio un primer paso en ese sentido al aprobar un proyecto de ley con apoyo bipartidista.

(Información de AFP)

Load More