Senador de Morena propone subir IEPS a bebidas saborizadas y alimentos chatarra

Iniciativa senador comida chatarra IEPS Una pareja recorre pasillos en el super mercado. Foto: J. Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El senador de Morena, Alejandro Armenta, presentó a la Comisión Permanente una iniciativa de ley para subir dos pesos el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas saborizadas por litro y alimentos chatarra.

El presidente de la Comisión de Hacienda plantea reformar el artículo 2, incisos g) y l) y el numeral 1 de la Ley del IEPS, para que las bebidas saborizadas o concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores para preparar bebidas pasen de pagar un impuesto de 1.26 pesos por litro a 3.26 pesos, es decir, 159% más.

En tanto, los alimentos no básicos con una densidad calórica de 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos, como chocolates, cremas de cacahuate o avellana, dulces de leche y helados, pasarían de pagar un IEPS de 8% a 20%.

“Más de 500 mil mexicanas y mexicanos mueren por enfermedades correlacionadas por el abuso en el consumo de alimentos con altos grados de azúcares añadidos, que no son azúcar de caña, y de grasas saturadas y sodio”, dijo el legislador de Puebla, previo a la sesión de la Permanente, este miércoles.

Nota relacionada: Oaxaca prohíbe la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a menores

“Siete de cada diez personas que están muriendo hoy, siete de cada diez que hoy en México mueren por covid-19 tienen que ver con el abuso en la ingesta (de bebidas azucaradas)”. Como referencia, apuntó, 200 países en el mundo consumen en promedio 100 vasos de refresco al año por persona, mientras que en México se consume seis veces más, es decir, 600 vasos de refresco por persona al año.

Nota relacionada: Tras ataques a López-Gatell, atizan a refresqueros: mueren 40 mil al año por esas bebidas

De esa manera el senador justificó la propuesta para aumentar el IEPS, y aseguró que el grupo parlamentario de Morena va a acompañar su iniciativa, que ya fue consensuada con el coordinador de la bancada, Ricardo Monreal.

“Debe la industria refresquera cambiar sus fórmulas, porque están generando con el consumo excesivo en las comunidades originarias de todo el país y en la población, principalmente en la niñez, están contribuyendo gravemente al deterioro de nuestro sistema inmunológico”, abundó.

Armenta advirtió que, si la industria alimenticia y refresquera pretende endosar el impuesto a la población como consumidor final, se buscarán medidas para que sean ellos quienes absorban el costo de la afectación a la salud que sus productos generan a la población.

Nota relacionada: López-Gatell sobre bebidas azucaradas: que cada quien declare y exponga intereses

Load More