António Guterres propone que la vacuna contra covid-19 sea un bien público global

ONU António Guterres propone que la vacuna contra covid-19 sea un bien público global António Guterres en la entrevista con ONU Noticias. Foto: news.un.org

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De cara a las primeras sesiones de la Asamblea General, el secretario general de la ONU, António Guterres, señaló que el mundo necesita actuar con solidaridad para combatir la pandemia de covid-19.

Guterres dijo que en los países en desarrollo la gente está sufriendo la falta de solidaridad, lo cual tiene un efecto negativo para todos “porque si no podemos enfrentar adecuadamente el covid-19 en esos países, el virus seguirá yendo y viniendo y todos pagaremos un precio muy alto, incluyendo las naciones más ricas del mundo”.

Para el secretario es esencial que la vacuna se considere un bien público global y que no haya una competencia entre los países. “Necesitamos una vacuna asequible para todos en todas partes porque sólo estaremos a salvo si todos están a salvo. Pensar que podemos proteger a la gente rica y dejar sufrir a la pobre es un error estúpido”, comentó.

La Asamblea General de la ONU sesionará de manera virtual

António Guterres afirmó en una entrevista para ONU Noticias, que la pandemia ha mostrado la enorme fragilidad del mundo no sólo en relación con el covid-19, sino con el cambio climático, la falta de regulación del internet y los riesgos de proliferación nuclear, el impacto de la desigualdad y la falta de cohesión de las sociedades.

“Lo revelador es cómo un virus microscópico nos ha puesto de rodillas. Esto debería generar mucha humildad y solidaridad en los líderes mundiales para combatir al coronavirus, pero sabemos que no ha habido unidad. Cada país ha adoptado su propia estrategia y estamos viendo el resultado: el virus ha avanzado en todas partes”.

Con respecto a la acción climática, señaló que es imperativo limitar el aumento de la temperatura a 1.5° para fin de siglo y para ello se necesita la neutralidad de carbón en el 2050, la cual requiere una reducción del 45% de las emisiones en la próxima década. Por lo que los países deben de dejar de gastar en subsidios a los combustibles fósiles e invertir masivamente en energía renovable, la cual es más barata y rentable.

Guterres señaló que no sólo es lo correcto, sino lo mejor en términos económicos, por lo que el mundo debe detener la construcción de centrales eléctricas de carbón, invertir en nuevas formas de transporte como los coches eléctricos y combustible como el hidrógeno, al tiempo que protege la biodiversidad, los bosques y transforma la agricultura.

En cuanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible comentó que debido al covid-19 y a la necesidad de recuperar las economías, los países están gastando billones de dólares, pero estos gastos deben estar en línea con los objetivos y Agenda 2030 para reconstruir con más equidad, sostenibilidad y luchando contra la desigualdad y el cambio climático.

Por otra parte, António Guterres reconoció el compromiso de los jóvenes con la comunidad internacional e ideas como la Cobertura Universal de Salud, la acción climática, la justicia, igualdad de género y la lucha contra el racismo, señalando que ellos entienden la necesidad de un multilateralismo más fuerte, que sea de las personas y en los que ellos puedan tomar decisiones.

Sobre la declaración de Beijing realizada hace 25 años y que de acuerdo con la ONU fue un punto de inflexión histórico para promover los derechos de la mujer, comentó que es cierto que vivimos en un mundo y una cultura dominados por hombres, por lo que es necesario que las mujeres avancen para hacer valer su papel en la sociedad y que los hombres comprendan que eso es algo positivo.

“Es muy impactante desde el punto de vista de la riqueza y los ingresos saber que el 1% de la humanidad tiene más recursos que la mitad de la población mundial. Pero yo diría que los aspectos más impactantes de la desigualdad no están necesariamente relacionados con el dinero”, mencionó el dirigente de la ONU.

Para António Guterres la mayor desigualdad está ligada a las discriminaciones de género, al racismo, a la religión, a las personas con discapacidad y a la comunidad LGBTQI, por lo que abogó por invertir en cohesión para hacer que cada comunidad sienta que se respeta su identidad, pero también que es parte del conjunto de la sociedad. (Melisa Carrillo)

Load More