Por mi madre, BOHEMIOS

Para canonizar nuestro optimismo

 

SECCIÓN CASI DEDICADA A LAS TRIBULACIONES DE LOS AMIGOS Y FAVORECEDORES DEL PADRE MARCIAL MACIEL 
(QUE ALGUNOS TENDRÁ, PORQUE EN VIDA LO TRASLADABAN EN ANDAS)

 

Nota de la Redacción (como anda de incógnito, pueden decirle la R): Sí que el caso Maciel ha convocado y seguirá convocando la atención. Al escándalo causado por las manías depredadoras del fundador de los Legionarios de Cristo se añaden las demandas internacionales por abusos de clérigos contra niños y niñas, y la aceptación resignada de la jerarquía eclesiástica que tanto tiempo negó y protegió y ahora, compungida, lanza algo parecido a “crímenes son del sexo y no del clero”. Sin embargo, hay también tiempo para juzgar ya que están siendo juzgados. Véase el artículo de Semanario, de la Arquidiócesis de Guadalajara, en contra de la “agenda feminista” (nota de Jorge Covarrubias, La Jornada Jalisco, 15 de marzo de 2010):

“Ahora resulta que, según ‘ilustrísimos’ y sabios pensadores, la mujer es libre y sus derechos son plenos, cuando ella se desvincule de todo lo que tenga que ver con la familia y la maternidad… Las feministas son sagaces, operan políticamente, hacen ruido, escándalo, gritan, lloran, se visten de negro y van al Congreso del estado a fingir ser golpeadas por policías; si alguien osa tocarlas, sacan su agenda y su teléfono, hacen llamadas a México, se conectan con radiodifusoras y defensoras de los derechos de la mujer y… en fin, hacen de todo para hacerse escuchar; su cabildeo es bueno, sus intenciones no… Pero ¿cuáles son esos grupos que, bajo el disfraz de los derechos de la mujer, operan en contra de ella?… El verdadero problema es la ausencia de católicos en la vida pública, la ausencia de católicos en los espacios de poder en donde se toman las decisiones trascendentes, en los consejos ciudadanos de las dependencias gubernamentales. El problema real es la apatía de muchos de nosotros, católicos que nos conformamos con la misa dominical y nos olvidamos de la misión que tenemos de transformar las realidades temporales.”

La R: Mira que a estas alturas de la perspectiva de género el clero tapatío se alarma porque la mujer es libre y sus derechos son plenos, al no estar uncida a la cocina y la cuna (o incluso puede darse el caso del uso de babysitters). También, en un gesto audaz sin paralelo, se descubre la existencia del feminismo y su relación diabólica con la tecnología, para empezar con el uso del celular para protestar cuando se les reprime, algo parecido a invocar al demonio. Y luego se habla de la ausencia de católicos en la vida pública, y esto se hace en Guadalajara donde el góber piadoso le regala el dinero del presupuesto al Santuario de los Mártires, y la queja se da en un país gobernado (digo, es un decir) por un presidente probadamente religioso. De tanto ir a misa, a los declarantes se les olvidó en qué país viven.

 

ASÍ QUE LOS PECADOS DE LA CARNE ESCASEAN

 

La R: Juan Sandoval Íñiguez, cardenal de Jalisco, minimiza los escándalos de pederastia de los ministros de la Iglesia católica (nota de Carolina Gómez Mena y Mauricio Ferrer, La Jornada, 17 de marzo de 2010):

“De 2001 a la fecha se han suscitado en Guadalajara, cinco o seis casos de pederastia de entre mil 100 sacerdotes diocesanos que hay, de manera que el porcentaje es bajo.”

La R: Manuel Corral, secretario de relaciones de la Conferencia Episcopal Mexicana, abunda sobre el mismo punto:

“Tal pareciera que todos estamos contaminados de ese virus terrorífico, cuando la verdad es que hay más casos en la sociedad civil, pero claro que esto no se disculpa; no debería haber ningún caso en la Iglesia.”

La R: Puestos a competir, la sociedad civil le gana a la Iglesia católica, lo que no tiene chiste porque, ventajosamente, son mucho más. Por otra parte, la pederastia no es un virus, sino un delito, según el Código Penal federal y de varias entidades.

 

LA EFEBOFILIA VA A LA ALZA PORQUE EL NOMBRE

CAUSA ESTUPEFACCIÓN

 

La R: Atiendan al informe de Charles Scicluna, encargado de la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe sobre los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes (nota de Agencia EFE, 13 de marzo de 2010):

“En los últimos nueve años (2001-2010) hemos analizado las acusaciones relativas a unos 3 mil casos de sacerdotes diocesanos y religiosos sobre delitos cometidos en los últimos 50 años. Más de 60% de los casos son actos de efebofilia, es decir, debidos a la atracción sexual por adolescentes del mismo sexo, el otro 30% de relaciones sexuales y 10% a los actos de pederastia verdadera y propia, esto es, determinados por atracción sexual hacia niños impúberes. Los casos de sacerdotes acusados de pederastia verdadera y propia, entonces, unos 300 en nueve años. Son siempre demasiados, es indudable, pero hay que reconocer que el fenómeno no está tan difundido como se pretende.”

La R: ¿Nos equivocamos o aquí se desliza una disculpa poderosa de la efebofilia?

 

Y QUEREMOS QUE TODOS LOS PROFESORES DE EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA SE CONVIERTAN A LA VERDADERA FE PARA QUE PUEDAN ENSEÑAR RELIGIÓN A LOS ALUMNOS. ¡AH! Y QUE EL ESTADO PAGUE EL PIZARRÓN, LOS GISES Y EL SALARIO ÍNFIMO DE ESTOS CONVERSOS PARA QUE LA IGLESIA NO TENGA PROBLEMAS ADMINISTRATIVOS

 

La R: Memoricen ustedes este párrafo selecto del Decálogo a Favor de la Familia, presentado por el cardenal Norberto Rivera (nota de Susana Moraga, Reforma, 15 de marzo de 2010):

“La familia encabezada por el padre y la madre, con hijos, ha sido, es y continuará por siempre, comunidad de vida y amor insustituible para la vivencia y transmisión de los valores universalmente aceptados… La familia tiene el derecho humano y natural de exigir que todos los agentes educativos: escuela, medios de comunicación, ambiente social, contribuyan a la educación y formación de los hijos y el sano ambiente familiar. La familia tiene el derecho y el deber de exigir a los gobernantes y legisladores que promuevan leyes a favor de la vida, de la familia, que las proteja, las respete y las defienda.”

 

NO PAGO PARA QUE ME OCULTEN

 

La R: Felipe Calderón Hinojosa, el presidente del optimismo a cuestas, interviene en el Centro de Convenciones de Mérida (nota de Jorge Ramos, El Universal, 26 de febrero de 2010):

“También tenemos un problema de percepción que también hay que trabajar. Claro que si uno ve la prensa nacional, desde luego, de la manta además que dejan en un pueblo, un recado de fulano para zutano, lo que no tenemos o lo que nos cuesta a cualquiera de ustedes o al gobierno pagar una primera plana de varios millones de pesos, eso sí aparece en primera plana y a todo color. El mensaje que los criminales quieren dejar a la sociedad para aterrorizarla también se encargan de expandirlo.”

La R: ¿Por qué no les lanza una advertencia: o me dan primera plana una vez a la semana o acabo con la delincuencia para que ya no dispongan de material de explotación periodística?

 

LA TESIS ES TAN ORIGINAL QUE HACE PENSAR QUE EL DECLARANTE ASISTIÓ A LA AGONÍA DE MUJERES Y PERSONAS HOMOSEXUALES, QUE AL OÍR QUE SE SABÍA DE MEMORIA Y CORRIDITO EL NOMBRE DE SU AGENCIA, CONFIARON EN ÉL

 

La R: Estrena puesto Joel Alfredo Díaz Escobar, titular de la recién creada Agencia Especializada en Investigación del Delito de Homicidio Doloso en Agravio de Mujeres y Personas con Orientación o Preferencia Sexual por Identidad o Expresión de Género de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). (NotieSe, 17 de marzo de 2010). Lo primero que hace es verter su sabiduría instantánea:

 “No dudo que se puedan dar los crímenes de odio, pero hasta el momento lo que podemos esclarecer en agravio a mujeres y personas no heterosexuales es que han ocurrido por cuestiones pasionales o incluso por deudas, en donde la mujer le robó el dinero a la pareja y al percatarse la privó de la vida, pero ninguno ha sido por la condición de ser mujer… Sin embargo, existe una confusión en el manejo de términos. Hay otro calificativo, que es la saña; a lo mejor ahí se confunde la calificación del delito donde incluso entra la traición, pero por odio hasta este momento no tenemos conocimiento de algún homicidio… Definir que una persona asesinó a otra por el simple hecho de ser mujer o persona no heterosexual es muy difícil. En los asuntos esclarecidos los investigadores encontraron una relación entre el probable responsable y la víctima sustentada en los celos o la pasión de ese momento… Por el momento se recaban los casos para analizar la información pues en su mayoría se trata de casos muy difíciles porque los victimarios son personas cercanas a la víctima, lo que hace necesaria la intervención de sicólogos y otros especialistas”.

La R: La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal estrena oficina y director con un tino digno de alguna causa. Resulta que las reformas al artículo 138 del Código Penal del Distrito Federal para tipificar los crímenes de odio contra mujeres y homosexuales por el simple hecho de serlo, se convierten en un galimatías esplendoroso. Según Díaz Escobar no hay crímenes de odio, sino crímenes pasionales o por deudas, algo parecido a lo que ha afirmado la policía sexista desde hace un siglo. Entre los disparates que nos asesta Díaz Escobar llaman la atención los axiomas siguientes: a) que la saña no es muestra de odio, sino de saña, acción que se produce cuando el asesino no está pensando en nada; b) que es muy difícil definir que una persona mató a otra por ser mujer o ser homosexual. Tan difícil que son incontables los asesinatos en hoteles donde el criminal pinta con la sangre de la víctima: “Lo maté por maricón”, y que, también, en la casi totalidad de los casos, los detenidos (cerca de 5%) aseguran que mataron porque el homosexual se les insinuó, y c) que los victimarios son personas cercanas a la víctima, lo que hace necesaria la intervención de sicólogos y otros especialistas. ¿Estará hablando en serio Díaz Escobar? Basta recorrer la hemerografía de los crímenes de odio para saber que en la gran mayoría de los casos recién conocían a las víctimas. Además, ¿qué se gana con la intervención de sicólogos y otros especialistas?, ¿quitarles el sentimiento de culpa a los asesinos? Una agencia creada para investigar los crímenes de odio se inicia negando su existencia.

 

Y VEAN AHORA EL EQUIPO QUE INVESTIGARÁ EL MONTO

DE LAS DEUDAS O LA CALIDAD DE LAS PASIONES

 

La nueva agencia de la PGJDF está conformada por un responsable, cuatro unidades de investigación, cada una de éstas con un Ministerio Público y dos oficiales secretarios, 12 agentes de la policía judicial y la unidad de servicios periciales. Ante la falta de cifras de la procuraduría sobre este tipo de homicidios, la Dirección General de Política y Estadística Criminal llevará ese registro. Según Díaz Escobar el domicilio es el lugar donde se comete la mayoría de estos delitos, lo que dificulta la cuantificación (en hoteles, es de suponer, es más rápido el conteo). Por número de población podemos decir que en Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc es donde se presenta una mayor incidencia, pero porque en estas delegaciones hay mucha población. Y lo mejor, lo sorprendente: la agencia tiene como objetivo que la violencia de género y la ejercida contra homosexuales no sea considerada una atenuante al momento de imponer condenas a los victimarios, sino por el contrario, tras investigaciones más precisas, se busca que las condenas sean más severas… Si ese es el objetivo, ya la hicimos.

 

Ya era tiempo de no premiar con medallas al mérito a los asesinos de gays, lo que se logrará gracias a la agencia del nombre interminable: CM. y JV.

Comentarios

Load More