Por mi madre, BOHEMIOS

Para desexualizar nuestro optimismo

 

LA TEOCRACIA ES UNA DEMOCRACIA MUY PERSONAL
QUE MANEJA CON REZOS SUS REFERENDOS

Nota de la Redacción (en tiempos mefistofélicos pueden decirle La R.): Esta sección ha querido desde el principio, en el lejano 1968, captar las vetas de humor involuntario o de atasco metafísico de la clase dirigente. Sin embargo, los días actuales son el escenario de una andanada teocrática que busca anular el Estado laico en el mundo entero. A esta ofensiva dedicamos este número.

 

lll

Joseph Ratzinger, Papa Benedicto XVI, fue contundente en su homilía de evaluación anual ante diplomáticos en el Vaticano (Nota de Reuters, 11 de enero de 2010): “Las leyes y proyectos de ley para legalizar los matrimonios entre gays atentan contra el fundamento biológico de la diferencia entre los sexos. Me refiero, por ejemplo, a países europeos o del continente americano… La libertad no puede ser absoluta, ya que el hombre no es Dios, sino imagen de él, su criatura. Para el hombre, el rumbo a seguir no debe ser fijado por la arbitrariedad o el deseo, sino debe más bien consistir en la correspondencia con la estructura querida por el creador”.

 

La R: La libertad de expresión es un derecho básico, que puede o no incluir la lógica, el apego a la ciencia, el respeto a los derechos humanos y a la legislación de los países. Benedicto XVI, ya afamado por viajar al continente africano a prohibir los condones, para él lo más innecesario en esa región, ahora es muy preciso: los únicos intérpretes de Dios son los sacerdotes católicos, más precisamente el Papa, el que determina, por su cuenta, qué porcentaje de la libertad debe ser regido por las ordenanzas de su iglesia. Una vez más, no se habla de hombres y mujeres, sino simplemente del hombre, que debe renunciar a las reclamaciones legítimas de su deseo y atenerse a “la estructura querida por el creador”, sólo interpretadas por una organización. (Algo semejante ocurre en los países musulmanes.) El problema con estos dogmas es la manera en que se entrometen con las leyes de los países y con los derechos humanos. Si la Iglesia católica no aprueba los matrimonios gay, es cuestión de su doctrina, pero si les niega a las minorías sexuales el “fundamento biológico”, las envía directamente al territorio de lo monstruoso (¿tantos millones de hombres y mujeres carecen de biología?). Esto, en un número alto de casos, el de los creyentes a los que se despoja de su fundamente biológico, los lleva a una crisis de conciencia o a un examen de la ignorancia científica de los eclesiásticos.

 

“NO SEÑOR, YO NO ME CASARÉ, ASÍ LE DIGO AL CURA Y ASÍ LE DIGO A USTED. ESTOY ENAMORADO, PERO NO SÉ DE QUIÉN”

La R: Norberto Rivera, arzobispo primado de México, responde a las críticas  a sus planteamientos sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo (nota de Reforma, 11 de enero de 2010): “No, no podemos callar, pues podemos escapar de los tribunales de los enemigos de Cristo, pero no evadiremos el tribunal supremo de Dios… Nosotros, pastores del pueblo de Dios, tampoco podemos obedecer primero a los hombres y sus leyes antes que a Dios, pues la ley suprema y perenne es la de Dios. Toda ley humana que se le contraponga será inmoral y perversa, pues al ir contra su voluntad termina por llevar a la sociedad a la degradación moral y a su ruina”.

 

La R: Una disposición de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México se convierte en un dispositivo de los tribunales de los enemigos de Cristo. ¿Podría ser menos? El cardenal Rivera declara que Dios, antes no mencionado en función de ultimátum ante el Estado, vuelve por su fuero y decreta que no es posible obedecer la ley humana. Un tanto confuso el pronunciamiento: ¿sólo las leyes de despenalización del aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo llevan a Dios a reaccionar?, ¿todas las demás leyes no merecen su condena?, ¿de qué habla específicamente el cardenal?

 

EL SACROSANTO ESTADO LAICO ANTES DE SUBIR A LOS ALTARES ERA SIMPLEMENTE EL ESTADO LAICO DE UNA SOCIEDAD SECULARIZADA

Editorial “¿Derechos Humanos de Quién?” del semanario Desde la Fe (edición del 10 de enero de 2010): “Los analistas, especialmente en los medios de comunicación impresos, no se detienen en su crítica destructiva y sin bases contra la postura presentada por la doctrina de la Iglesia. Los políticos, con lo único que reaccionan es con su estribillo tan manido como absurdo de ‘sacrosanto Estado laico’, amenazando ‘aplicar las leyes con todo rigor’ para acallar la voz de la Iglesia y con ella los valores de los creyentes de este Estado democrático que se llama México”.

 

La R: Una rebelión en toda forma, que se inventa una conjura contra la Iglesia católica y que quiere hacer creer que esa conjura es real y que se vuelve a las épocas de la guerra cristera. El Estado laico no es un estribillo manido y absurdo, sino una realidad legal que tiene que ver con la independencia de los poderes. ¿Adónde se lleva una confrontación más bien unilateral?, ¿dónde están las masas en las calles apoyando a sus pastores?

 

MIENTRAS NO LLEGUE LA EXPLICACIÓN DETALLADA DEL SIGNIFICADO DE LOS CONTEXTOS, SEGUIREMOS SIN LEER LOS TEXTOS PORQUE EL OFICIO DE LA POLÍTICA ES VIVIR EN UNA ETERNA SALA DE ESPERA

La R: Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, advierte que “analiza” la queja interpuesta por el PRD contra la jerarquía católica (nota de Alonso Urrutia y Carolina Gómez, La Jornada, 7 de enero de 2010): 
“–Llamar a las familias a cerrar el paso a los matrimonios gays fue una convocatoria que hizo el cardenal Norberto Rivera desde el altar –se le recordó.

–Yo tengo que entender en qué contexto lo hace y qué significación tiene. Si bajo la Iglesia católica resulta que es importante buscar que en las familias no se propaguen tales o cuales actitudes, puede ser un dictado moral frente a sus feligreses”.

 

La R: El galimatías es un método amable de dar a entender que no se quiere dar a entender. El secretario Gómez Mont dice en el párrafo anterior: a) todo es tan complejo que se necesitan meses para comprender que se necesitan años para distribuir el tiempo en décadas y así localizar el día de la explicación de algo que ya no está muy presente; b) resulta que el secretario leyó que la ley de la Asamblea busca propagar en las familias actitudes que no se mencionan de tan terribles que parecen; c) ahora resulta que todo lo dicho por el cardenal Rivera y los obispos “puede ser un dictado moral frente a sus feligreses”. ¿Y cómo lo supo si todavía no ha pasado un año de la indagación sobre el contexto? De modo que pudo ser un dictado moral y no una invitación a misa.

 

LES CONSEGUIMOS MUCHOS DIVANES, LES EXPLICAREMOS A LOS LEGISLADORES QUE YA LOS CONFESORES NO SE USAN, LES PEDIMOS QUE NOS RELATEN SU INFANCIA, PERO MUY CORTITA, Y HAREMOS TODO LO POSIBLE POR DEJARLOS HECHOS UNOS ESQUIZOFRÉNICOS MUY BONITOS EN CELDAS ACOLCHADAS

La R: Del texto difundido por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame) (nota de Silvia Arellano, Milenio Diario, 9 de enero de 2010): “Tanto los legisladores del PRD como del PT necesitan acudir a un buen psiquiatra, pues padecen problemas muy serios, pero la cuestión es que tienen poder para convertir en leyes sus esquizofrenias y las envuelven en atractiva y supuesta tolerancia”.

 

La R: Así que la Arquidiócesis reconoce que la tolerancia supuesta de los legisladores del PRD y PT es atractiva. ¡Qué amistosos! ¡Qué sanamente contradictorios!

 

ESTIMADO SEÑOR, SÓLO “THE HULK” PUEDE VIOLAR CONVENTOS, UNA PERSONA COMÚN Y CORRIENTE NO, AUNQUE SEA MUY PETROFÍLICO

La R: El cardenal Juan Sandoval Íñiguez (entrevista al cardenal, en GDL Noticias, Televisa Guadalajara, 4 de enero de 2010): “Haiga sido lo que haiga sido (sic), cuando estuvo preso en Chihuahua antes de morir lo confesaron, lo auxiliaron, le dieron la comunión, lo sepultaron ahí en una iglesia. ¿Si hubiera estado excomulgado le hubieran dado la confesión y lo hubieran sepultado en una iglesia? Son falsedades […] Y si lo excomulgaron no fue porque se levantó en armas, que quede claro, fue porque ya levantado en armas fue y anduvo violando conventos, para sacar los bienes o para ultrajar a las religiosas. Fue por violar conventos, por eso, no por la Independencia”.

 

La R: ¿Por qué esperaron hasta el bicentenario para levantarle el castigo?, ¿por qué le dieron la razón al obispo durante dos siglos, para quitársela ahora y rectificar, haiga sido como haiga sido? A Hidalgo lo excomulgaron por alienígena, por violar conventos.

 

LETRERO QUE YA SE VE EN MUCHAS CASAS: “ESTE HOGAR ES OPTIMISTA Y NO ADMITE PROPAGANDA PARALIZANTE”

La R: Nada menos que Felipe Calderón, presidente de los mensajes en cadena nacional, inyecta optimismo en su alocución de Año Nuevo (versión estenográfica, 6 de enero de 2010): “Tengo confianza cuando pienso en el futuro de México. Lo veo de manera positiva porque me alienta conocer el temple de los mexicanos, porque sé que nuestra unidad y solidaridad son más grandes que cualquier desafío, porque sé que en cada uno de nosotros existe la profunda convicción de que el nuestro es un país destinado a ser grande, a sobresalir, a hacer historia… No permitamos que visiones pesimistas nos paralicen e impidan alcanzar nuestros ideales. Si queremos escribir nuevas páginas de gloria, como las generaciones de mujeres y hombres que se han ganado ya un lugar en nuestra historia, hagamos a un lado las dudas y los temores”.

 

La R: Una vez más nos consuela puntualizar: a) resulta que nuestro país todavía no ha hecho historia aunque está destinado a ser grande y sobresalir. ¡Cuánto tiempo se perdió en la Independencia, la Reforma y la Revolución! ¡Dos siglos detenidos por las visiones pesimistas! ¿Se imaginan? Si no se hubiese dado la epidemia de pesimismo, ¡cuántas páginas de gloria ya tendríamos!

 

MÉXICO ES UN GRAN PAÍS DEL SUCHIATE HASTA EL POTOMAC. HABLA BIEN DE ÉL QUE AL CABO NO TIENES POR QUE ESPERAR RECOMPENSAS

La R: Felipe Calderón, presidente del Club de los Optimistas, durante su discurso ante el cuerpo diplomático (nota de Mayolo López, Reforma, 9 de enero de 2010): “Eso sí: yo ni como político ni como presidente de la República –a lo mejor me falta mucho por vivir–, pero jamás he escuchado a un brasileño hablar mal de Brasil. Y sí he escuchado a muchos mexicanos hablar mal de México en el mundo… Se vale disentir, se vale criticar (…) pero también se vale hablar bien de México. Y no sólo se vale, estando fuera del país, se debe hablar bien de México (…) Sé que hay quien vive y se regocija (al) hablar mal del país, pero tenemos que hacer un esfuerzo por distinguir dónde está el debate político, la discrepancia y dónde el interés superior que la República demanda”.

 

La R: Pero uno habla mal de lo que quiere muchísimo, porque a los mexicanos nada nos gusta tanto como el arrepentimiento. Uno dice: “¡Pinche México!”, y se pasa el día llorando de puro remordimiento, y el llanto es curativo, catártico y patriótico.

 

México, creo en ti, porque escribes tu nombre con la H: CM y JV.

Comentarios

Load More