Desperdicio tecnológico y científico

El rector de la UNAM, José Narro Robles, firmó el jueves 5 un convenio de colaboración con el Tec de Monterrey, encaminado a desarrollar proyectos conjuntos e intercambiar experiencias de vinculación profesional con el sector productivo Después de la firma, Proceso se entrevistó con el rector del instituto, Rafael Rangel Sostmann, quien pide superar las “divisiones artificiales” entre instituciones públicas y privadas, e invita a las autoridades federales, así como a las universidades de uno y otro sello, a llevar el debate nacional por la educación superior más allá de la coyuntura provocada por el recorte presupuestal a ese rubro
MONTERREY, NL- La falta de una estrategia que vincule los programas de estudio con la vocación productiva de cada región es lo que provoca el rezago educativo en los planteles de educación superior
La aseveración es del rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Rafael Rangel Sostmann, quien en entrevista con Proceso sostiene que hasta ahora las autoridades no han sabido aprovechar las potencialidades de los egresados de las áreas tecnológicas y científicas, por lo que muchos de ellos no se integran al mercado productivo
Además, subraya, debido a la infraestructura limitada de las universidades y de los tecnológicos, sólo 25% de los jóvenes que aspiran a cursar una licenciatura tiene cupo; en otras palabras, dice, 75% de los jóvenes se queda fuera
Refiere que si a este problema se añade el hecho de que para el próximo año las universidades públicas sufrirán un recorte presupuestal, además de que en los Principales indicadores de la ciencia y la tecnología 2009 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se advierte que México ocupa el último lugar en capacidad de inventiva, entonces el debate nacional sobre la educación superior debe ir más allá de la coyuntura presupuestal, y ya comienza a involucrar a las instituciones privadas
El jueves 5, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, fue invitado al campus del ITESM en esta entidad, donde firmó un convenio de colaboración Su propósito: compartir programas de investigación e infraestructura, así como desarrollar proyectos conjuntos e intercambiar experiencias de vinculación profesional con el sector productivo
Narro Robles pronunció una conferencia en el aula magna del ITESM sobre Los retos de la educación superior en México Ante un auditorio repleto, expuso: “La universidad pública y la privada no son excluyentes; el gran reto está en el desarrollo de las actividades que tienen que ver con lo social y en dar atención a las necesidades y problemas del entorno”
Y tras presentar una agenda de lo que, a su juicio, debe hacerse en el terreno de la educación superior, habló de la necesidad de reinterpretar las demandas y requerimientos para la operación de una nueva clasificación nacional de instituciones superiores
“Si bien las universidades tienen una función social y una responsabilidad ante la colectividad, es indispensable reconocer que ni la sociedad ni las universidades públicas ni privadas constituyen un todo homogéneo y, dado que las condiciones plantean necesidades y requerimientos muy distintos, el discurso de un deber ser generalizado resulta cada vez más cuestionable
“Las universidades tienen que vincularse más al sector productivo, pero también este último tiene que interesarse en generar y promover la ciencia y la tecnología, pues continuar con la dependencia del extranjero es condenarse a la mediocridad”, expresó Narro Robles
Mala planificación
El rector del ITESM, Rafael Rangel Sostmann, insiste en que la vinculación con el sector productivo puede impulsar el desarrollo del país a partir de una economía basada en el conocimiento; “sólo así se generará una mejor calidad de vida y se avanzará en materia de desarrollo social”, dice
Y añade que el problema no está tanto en la cobertura, sino en la calidad y en el enfoque de la educación Cuestiona asimismo la ausencia de visión en la Secretaría de Economía y abunda sobre el potencial de los egresados de las instituciones de educación superior nacionales
Señala que, en el país, cada año terminan sus estudios de licenciatura 70 mil alumnos, 33% de los cuales pertenece a las áreas de ingeniería y de tecnologías de información El rector del Tec afirma que aun cuando la cobertura de países como Argentina o Chile es superior en ese nivel a la de México, el perfil de los egresados mexicanos es mejor para la vida productiva Está por encima de España, por ejemplo, dice
Los programas educativos, reitera, deben estar orientados a las áreas estratégicas de interés específico para las distintas regiones del país “En otras palabras, las oportunidades de crecimiento en un estado del sureste son muy diferentes a las de uno del norte Tenemos que enfocar la educación hacia las oportunidades del desarrollo”, puntualiza
–¿Usted habla de especializar la educación en los clusters (discos magnéticos de almacenamiento de datos) de cada región? –se le pregunta
–Exacto Hay que ver los clusters presentes y los de mediano y largo plazos para que la comunidad le apueste al crecimiento de esos clusters, al fortalecimiento de los productos Esta actividad implica al gobierno, la iniciativa privada y las universidades Con un enfoque de este tipo se puede alcanzar la calidad
Rangel Sostmann pone un ejemplo: Si compañías de la industria aeronáutica o automotriz se asientan en una región, corresponde a las autoridades crear centros académicos de diseño y de innovación que ofrezcan cursos de posgrado y de doctorado diseñados y enfocados precisamente a esos sectores
Explica: En el caso de la Ciudad de México, donde hay un corredor de la industria farmacéutica, es obligado empezar a producir investigación para nuevos productos y no sólo para manufacturarlos Ahí, dice, como en el resto del país, deben buscarse los nichos que permitan el desarrollo especializado
La fórmula ha sido aplicada en diferentes países, entre los que destaca Corea, cuya planeación concentra sus esfuerzos en el desarrollo de pocos productos por un periodo determinado, hasta asumir el liderazgo mundial, lo que explica su acelerado crecimiento económico, señala el rector del ITESM
“No quiero decir que la especialización sea lo único, porque lo demás también es importante, pero sí que se debe poner mayor énfasis en el desarrollo de los clusters”, indica
Refiere que el ITESM ya cuenta con una base de datos que incluye los clusters por región, lo que permite detectar las áreas donde puede impulsarse la investigación, pero sobre todo –dice– debe haber un enfoque De lo contrario, advierte, no puede haber desarrollo
“Si México no le apuesta a la investigación y al desarrollo tecnológico como un detonador del desarrollo económico y enfocado, el país seguirá creciendo de manera moderada, aun si se resuelven los problemas actuales, como el del narcotráfico o la crisis económica Lo importante es apostarle a cosas que generen alto crecimiento, y esto lo deben decidir las universidades, el sector privado y el sector público”, expone Rangel Sostmann
Y cuestiona el hecho de que, afirma, hasta ahora la Secretaría de Economía sólo tiene programas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas a través del fondo Pymes, pero no se atreve a detonar un sector que pueda convertirse en el líder mundial, como sí lo hacen otros países
Para Sostmann, el fracaso en la política y su reflejo en la ausencia de investigación y desarrollo se observa en el debate para reformar la ley de telecomunicaciones, que sólo se concentró en la discusión de cuáles de los grupos económicos serían los beneficiados, pero no se profundizó en las ventajas o desventajas que implica el desarrollo de este sector
Superar antagonismos
Apenas en octubre pasado, el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) informó que en 2008 el ITESM produjo 175% de las patentes registradas en el país, por encima de la UNAM, que cuenta con un mayor número de investigadores, según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES)
Rangel Sostmann asegura que ello se debe al enfoque de prioridades que se impone a los investigadores, y cuestiona el modelo de incentivos a la investigación: “El problema del sector universitario, incluido el ITESM, es que los maestros están preocupados por hacer una publicación de pares Esa es su meta, y por eso los miden, lo cual no está mal
“Pero si le dicen al maestro que lo van a medir por patentes, todo mundo va a producir En cambio, si le piden la publicación con pares, su meta es corta, lo limitan Los países crecen con innovaciones, con patentes”
Y menciona el caso de Israel, donde el gobierno invierte el doble de lo que México destina a investigación y desarrollo, con lo que genera innumerables patentes
Subraya que durante muchos años el Tec y otras universidades privadas pretextaron que la falta de investigación obedecía a que el gobierno no las apoyaba; incluso menciona que el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) otorga sólo 30% de lo que gasta el ITESM en investigación
–¿Es así como se explica la pérdida de terreno de las universidades públicas respecto de las privadas?
–La universidad pública no tiene rezago Yo veo que la universidad pública ha mejorado mucho en los últimos ocho años Ha entrado a sistemas de acreditación y de evaluación, que antes eran tabú
Rangel Sostmann aclara que algunas universidades públicas están tan avanzadas que constituyen un reto para las privadas, y destaca el caso del Instituto Politécnico Nacional, así como de la UNAM y la UANL Y, al igual que Narro Robles, sostiene que el antagonismo entre públicas y privadas no es viable
–¿En ese contexto se enmarca el convenio firmado entre el ITESM y la UNAM?
–La UNAM es una universidad con mucha capacidad y con centros de investigación Si ambos aprendemos de las ventajas que cada institución puede darnos, vamos a avanzar No cabe el antagonismo entre instituciones públicas y privadas; debemos trabajar juntos, fortalecernos, apoyarnos, ser mejores Claro que hay también instituciones públicas y privadas de baja calidad, pero más allá de verlas como antagónicas, el reto es coadyuvar a que mejoren sus programas académicos para que sus alumnos sean los beneficiados
Rangel Sostmann remata: “El país no está como para andar creando divisiones artificiales”

Comentarios

Load More